Navegación

Usuarios Conectados

· Invitados: 1

· Miembros: 0

· Total Miembros: 7
· Último Miembro: Patronico

Iniciar Sesión

Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.

Mini Charla

Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.

19 de agosto de 2012

columna


Veo una foto de Jackie Stallone, de 90 años, madre de Sly. Si erra fea cuando la conocí hace 20 años, ahora es espantosa, de adentro y fuera. “Mi hijo para lo único que es bueno es para meterse con mujeres raras (bisexuales como Brigitte Nielsen) y hacer hijos. Naughty old bitch
Los fachos rusos luego de condenar a seis años de cárcel, eso pretenden, a las roqueras que hicieron una performance en un altar contagiaron a otros ex URSS, los ukranianos que ahora les dio con que Bob Esponja es gay. Estos estados teocráticos son terribles, ortodoxos cristianos iguales que los judíos. De temer. Les dará con que Barney es gay porque su traje es pink. Váyanse a la punta del cerro. Tom y Jerry, el Pato Donald, todos a la lista negra porque son asexuados, no se reproducen, no traen niños al mundo.
¿Cuándo mi hija chica manifestaba su miedo a los fantasmas, le preguntaba: ¿hacen caca? No, respondía, entonces no existen.
Se cumplió un año de la muerte de Helen Todd y de Raúl Ruiz; leo por ahí en una noticia cortada que había fallecido Jorge Arriagada el compositor de casi todas las bandas incidentales de Ruiz, Valeria Sarmiento y también de otros cineastas y hay conciertos suyos también.. Falso, Arriagada Cousin está como tuna. Siempre luce joven, juga tenis y fue papa casi a mi edad; a hora tiene 70 años. A veces jugaba tenis con Jorge Edwards, el músico reside en el barrio Latino de París, creo
A Ruiz lo recuerdo a diario y Helen muchas veces al día.
Littín recibirá el Pedro Siena en Punta Arenas el 9 de noviembre. Ojalá que lo le salgan al paso los acreedores que dejó aquí cuando hizo la película con la Muti. Querible Miguel..
Recarte Soto anima solito con Karen el matinal y denota unas ganas de vivir extraordinarias. Chapeau mon vieux. Vas a salir adelante y bien,. Hasta se le ve bailar
Me vinieron a preguntar de Chilevision sobre lo de Amaro Gomez y los indígenas peruanos. Debería de preocuparse más de los bailes de Amaya Forch cuando viene a esta cuidad pues me cuentan que hasta besitos ben ardorosos hubo en una disco cuando vino y nada menos con un periodista con mujer bella y de malas pulgas. Esto no fue tan reciente ni tampoco cuando era soltera.
Tanza Varela mostro su delantera como dicen aquí, y eran mamas pequeñas paraditas justo para caber en mi mano. Pero como se las criticaron, se hizo un implante, pequeño según ella. Leo 250 centímetros. ¿Será posible? Va a pegarse costalazos en el suelo. 250 milímetros pienso yo.
En lo del Teatro Municipal de Punta Arenas siento que calenté la tetera para que otros se tomen el té. Si me pillan volando bajo, me voy a la génesis de cómo se hizo realmente la segunda pata del José Bohr.
Viva Enrique Bolrdolini
Viva Jackie Van
Miguel Sepúlveda al poder
Do esta Milena Gallegos?
En Illapel me cuentan, esta todo tan lindo que estoy esperando un invite del choapa.cl cuando me dejen libre un par de días en el “sure”.
Harry Barnes, el embajador de USA en Chile de los años 80 fue un hombre que se preocupó de los DDHH; incluso fue al funeral de Denegri, uno de los quemados. En su vida privada tampoco lo paso tan bien cuando servicios de inteligencia que lo odiaban deslizaron que su esposa Elizabeth lo engañó con un rumano cuando se desempeñaba de diplomático en ese país, No fue un hecho silenciado, al contrario, talk of the town en todas partes y los momios quisieron desprestigiarlo con ello sin imaginar que a su vez, sus cuicas les estaña sacando cachos en la frente.
Málaga partió bien y eso que está en quiebra. Borghi y Johnny Herrera tienen que hacer las pases, no hay otro, es la pura verdura no podemos llega con el estático Bravo y punto. El Tati no entrenó bien a Tosselli y lo dejo como arquero del montón. Ni Pinto ni Garcés, esta para competir a nivel internacional.
Ya vamos en más de la mitad de agosto, quedan doce días y nos agarramos de la primavera.
De Violeta Marra, esto se lee en sus Décimas
Calumnias en Punta Arenas
y miedo en Valparaíso,
ataques en Los Carrizos,
pendencias en Yerbas Buenas,
humillación en Serena,
calamidad en Recinto,
prosperidad en Niblinto,
aplausos en Conchalí,
y en la Quebrá’ del Ají
amores y vino tinto.

De cómo era Violeta vista por Ángel Cereceda (que usa el apellido materno igual como su hermana Isabel), por Pedro Messone y por Erick Pohlhammer su vecino niño de La Reina sabemos harto. Teresa Aravena en el Ño Peiro de Ignacio Carrera Pinto, también tiene algo que decir sobre la que está en los cielos. Pero, queda la duda, ¿Por qué en las Décimas, Violeta evoca Magallanes con la palabra calumnia?
Corren mitos que Pedro Messone logró convertir en verdades cuando vino al Festival Folklórico de la Patagonia hace tres semanas menos que el propio Pedro fue homenajeado por Violeta en recuerdo de un fugaz amor cuando el aun era naranja (28) y ella iba para lo verde cuando se quitó la vida a los 49. “Lo máximo entre nosotros fue casi un pololeo de niños”, asume ahora. “Ella me trataba como pije porque mi padre había sido gerente de la multitienda Gath y Chaves”
Leo por ahí: Messone evoca: Lo de “Volver a los 17” nace cuando se dirigían a Puerto Natales con el Chile Ríe y Canta de René Largo Farías.
—Íbamos a llegar a tomar once, a probar los instrumentos y a actuar. Entonces dijimos: “Oye, René, paremos”.
Estaban justo al lado de una playa larga.
—Nos bajamos a recoger conchitas y a tocar el agua que era la del Estrecho de Magallanes. De repente el bus, que estaba a unos 70 metros, empezó a moverse. Y René gritaba: “¡Ya, vamos!”. ¡Pi, pi, pi, pi!, sonaba la bocina. Parece que fue el Valladares el que gritó: “El que llega último es wevón”. Y pegamos todos la carrera. Yo tenía buen estado físico, así que avancé rápido.
De pronto me di vuelta y miré, y vi que venían todos corriendo, pero la Violeta se había quedado atrás. Me devolví a buscarla. Me dijo: “No puedo correr más con todas estas cuestiones”. Estaba con una bolsa de conchitas. “Ya, vamos, corre”, le dije y la tomé de la mano y corrimos, y entonces le dije: “¡Qué libertad, parecemos cabros de 17 años!”. “¿Qué me dijiste?”, me preguntó. “¿Qué? Que parecemos cabros de 17”. Y entonces se soltó y me dijo: “Ándate tú nomás”. Me fui y ella llegó después corriendo sola. En el bus hacían bromas...
Luego, recuerda, Violeta se instaló atrás en el bus y empezó a escribir en un cartucho de papel.
Terminó la gira, regresaron para seguir al norte. En Santiago tuvieron un día libre.
—Ese día yo fui a la RCA (el sello discográfico) a grabar y me encontré con ella. Me comentó que tenía una canción nueva, “te va a encantar, después te la muestro”.
Bajaron de las oficinas de la RCA y en el ascensor ella le comentó: “¿Te acordái lo que me dijiste en Punta Arenas? Tengo la canción. Se va a llamar así: ‘Volver a los 17’”. Se fueron caminando por Matías Cousiño y en Huérfanos se separaron.
Eso cuenta Messone
El Ángel que conocí antes de la película de Andrés Wood, confesaba desencuentros frecuentes con su madre. De hecho le cayó mal el romance de Violeta con Gilbert Favre, el músico belga que la engañó con boliviana. Tampoco era muy asiduo a La Reina, a esa especie de carpa que en el fondo era un galpón de madera, frío, húmedo e inhóspito muy de contrapunto con la Peña de los Parra en la céntrica calle Carmen de Santiago.
Erick Polhammer vecino de la folklorista en La Reina cuando el barrio era casi un inmenso fundo con calles de tierra y arboledas maravillosas evoca: “Claro que Fernando Castillo la ubicó muy arriba, más allá del Drive Las Brujas, donde atracaban las parejas de entonces al compás el Tema de Lara de la película Doctor Zhivago o el My Way de Sinatra. El camino en invierno era un barrial y nadie se iba ir a congelar en el cerro para tomar vinos calientes y empanadas tibias”.
Un día asomó la nariz por el recinto y la arpillera le gritó: “Sal de aquí cabro culeao”.
Pero lo que nos intriga, el porqué le dolió tanto alguna frase suelta que escuchó en uno de sus frecuentes ataques de malas pulgas para que identificara a la entonces provincia con “calumnia”.
Pensamos que Teresa Aravena podía dar la respuesta. Ahí en su cálida casa de Ignacio carrera Pinto, al lado de su restaurant y sala de recitales “Ño Peiro”, la viuda desde hace seis meses evoca “Tenía una figurita bien hechita, pero como era baja, le hicieron una silla especial que Violeta se llevó para el norte. En una oportunidad me llevaron al gimnasio de la Confederación Deportiva. Cada uno presentaba un tema y su autor. El mío era de Clara Solovera, me bloquee y no pude recordarlo. Al final, cuando nos saludó a todos, me miró fijamente y exclamó como reto: “Y vos te olvidaste hueona”.
Teresita conoce bien a Lautaro Parra que viene con frecuencia a la zona: “Tiene su genio también”. Asume que en épocas como la actual, quizás le hubiesen otorgado un Premio Nacional a Violeta y otro habría sido el desenlace de la suicida de La Reina.
Pero lo de la calumnia, le da vueltas y no lo comprende. Quizás leyendo las Décimas, aprendamos que son muchas las localidades que visitó la Parra y no merecieron elogios.

Comentarios

No se han publicado comentarios.

Enviar Comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.

Valoraciones

La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Tiempo de generación: 0.07 segundos
4,720,082 Visitas únicas