Navegación

Usuarios Conectados

· Invitados: 2

· Miembros: 0

· Total Miembros: 7
· Último Miembro: Patronico

Iniciar Sesión

Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.

Mini Charla

Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.

6 de octubre de 2012

columna



Gabriela Argandoña peca de ingenua o lesa. Asombrada por la repercusión de su carta a El Mercurio el miércoles, ahora siente arrepentimiento por la misiva.

Eduardo Yayo Argandoña, ex supervisor de los desaparecidos supermercados Unimarc, solia tomarse unas cañas de mal vino donde mi amigo Pancho Varela en la Plaza de Egaña, cuando era rasca y mugrienta, llena de curados mañaneros y dealers que iban y venían del track . Una lola estupenda, con algo de panza típica de las mujeres de abortos mal cuidados, coqueteaba con todos y Pancho me advertía que me mantuviera alejado no más..

Yayo lamentaba la vida de su hija, lo diferente que era a sus dos hermanas Argandoña Pulgar Huillier, casadas con profesionales y alejadas del ruido, sin avergonzarse de haberse criado en Villa Frei, felices de salir al encuentro de sus viejos y jamás pensaron en esconderlos como hizo Raquel. Igual cuando nació su hija Kel, como todas las guaguas son feas, esperó tiempo prudente para fotografiarse públicamente con ella.

Nunca le conté a don Yayo en esa cañas matinales, las otras características de la Raca. De sus viajes a Punta Arenas con el empresario dueño de un casino y ex dirigente del fútbol; de los besos en Bora Bora media pilucha al màs puro estilo Vale Roth dándose calugazos con su jefa; no hubiese alcanzado a decirle como exprimió al pobre Jorge Radic de estas tierras ni como cobró los préstamos hechos a Eliseo Salazar cuando corrìa en Fòrmula Uno. Tampoco que le habían aparecido estrìas en los muslos ya en 1982 cuando tenía 30 años. Y los muestra en un cruce de piernas en una foto que le tomé durante el Gran Prix de Brasil ese año.

Don Yayo no sentía vergüenza por su hija, sino que pena.

Mi bella acompañante ha pasado por alto la mirada fija a los ojos pues apenas la levanta, vuelve a recaer sobre ese aparatito, generalmente de color negro que la absorbe durante la conversación, en el cine, en los conciertos, al cenar y quizás mientras hace el amor.

Me enerva.

Cuando paso con el colectivo o el taxi por los paraderos, diviso estudiantes, mucamas, copetineras, uniformados, vedetos, escorts, todos unidos por la causa común del iPhone, y Facebook metiendo el dedito en esa diminuta pantalla. .

La garzona de ojos ovinos o bovinos no atiende público concentrada en sus mensajes, a la espera del recado del padre de la guagua que es del estilo si te he visto no me acuerdo después del polvo..

Terrible.

La invasión ya es patética pues veo políticos destacados que durante homenajes a ellos mismos, no cesan de chatear y de estar en comunicación con cuanto tema se les cruce. Leen noticias, se inmiscuyen en la vida de terceros, son los primeros en enterarse que Vale Roth muestra sus botones mamarios, conversan con sus amigos, enemigos, parientes y NN.

Hace sólo unos días, la conductora de un taxi apenas controlaba el manubrio pues con una mano sostenía el aparatito invasor y la vista iba entre la ruta y la pantallita.

En los manuales que edita en libros best sellers mi gran amigo Héctor Velis Meza, sus normas alcanzan hasta la escritura internet, lo que se debe y puede hacer por correo electrónico y los tratos correspondientes. Le sugiero a quien fuera mi editor en los años ochenta, que actualice su manual de buenas costumbres e incluya el iPhone y Cia.

He visto como una pareja de lolos en pleno atraque, dejan un ojo abierto durante los besos para mirar de reojo el celular. Too much. Les prometo que una amiga me contó que su marido en plena actividad sexual, no dejaba de desviar la vista hacia el velador en vez de mantener los ojos cerraditos, concentrado en las delicias de la acción.

En un hotel, mientras se conversan temas importantes, el señor afirma y asevera con la cabeza mientras mira la pantallita y mueve los deditos como si nada. ¿Es capaz de mantener las neuronas activas en esta extraña simultaneidad? Dudoso. Por eso desconfío de los mini televisores en el panel de control de los automóviles pues creo imposible ver a la selección chilena con Ecuador no estrellarse contra un poste.

Si Carabineros cursa partes por contravenir la tolerancia casi cero, o pasar con luz roja y pronto anuncian, examinar a quienes choquen si han ingerido psicotrópicos; si multan a aquellos que no usan el manos libres con el celular, ¿ acaso no estaría bueno que hicieran algo con respecto a los que chatean mientras conducen?

Nadie ha hecho una estadística de los accidentes provocados por el déficit atencional de los que están frente al volante.

Ya es hora.

Me contaba una profesora los dolores de cabeza que le provocan los aparatos durante las pruebas. No le queda más remedio que registrar uno por uno a los alumnos al entrar a la sala. “Ya con el celular, era terrible; con esta otra herramienta copian todas las respuestas”

Como soy un adicto a todo lo que me pongan por delante, uso un celular clásico pues estoy seguro que con un iPhone en la mano andaría a tumbos chocando contra postes y pisando juanetes en la acera..

Claro que no faltan los pasados a la punta que eluden el uso de toda nueva tecnología y están adosados a la vieja Underwood. Conozco a un destacado personaje con opción parlamentaria quien reñido con los PC, debe acudir a terceros para que le impriman los correos, restándole toda privacidad. Como será que se niega incluso a seguir por internet su pasión máxima, el fútbol.

Las proclamaciones políticas me enervan porque representan el chupapiquismo-o rajismo-, más asqueroso. Ahí se reúnen los que se odian y deben saludarse, los que van para mantener la pega o pedir. Un grupo espiral intenta durante 40 minutos de iniciar una cueca pero la cosa no sale, el ruido e espantoso y cada asistente es más horrible que el otro, yo incluido.

La gente besa, esa maldita costumbre chilena, pero un ojo va a los costados para ver si los están mirando o mejor que no me vean oye. Y uno se pregunta si hace bien la pega para que ir a la proclamación. Si el electo va a ser tan mediocre que te va a echar porque no te manifestaste públicamente, mal estamos.

En lo personal, aquí en Punta Arenas mi voto va a Bocazzi y a un candidato socialista; colaboro con Mario Pascual, pero siento cariño por Toño Bradasic y a la vez me gustaría darle una manito a la humanista Norma Mella, mama de Willy Levet. Si tuviera varias opciones también le haría la crucecita a Claudia Barrientos cuya idea de usar neumáticos como publicidad electoral es maravillosa y a Todo Rispoli porque malgré tout, y ese tout no me consta, hace harto bien su pega.

Ya elegí el disfraz para mi matrimonio el 26 de enero.

Hace una semana hubo un lío porque para un acto público para los sordos faltaron los altoparlante,. Pregunté para qué eran necesarios esos aparatos si la gente era sorda: para la música me respondieron. Yo quedé clavado porque ¿para que música si nadie escucha?

Viva Mariana Hales

Viva Jackie Van

Viva Javiera Parada

Vuelas las plumas en el bellus corpus cataplexis bulbis fenotium.

Nadie comprende nada, volvemos al dadaísmo.

A propósito de… Mi amigo exiliado Oscar Castro, creador del teatro Aleph en Paris cantaba: "Putas ques feo el folklor, putas ques feo, las loseras de pomaire son unas vieja chuchasumaire, ptas ques feo el folklor ptas ques feo, a mis amigos araucanos me los meto por el ano”.
Todo en ironia, por supuesto porque Oscar tiene sangre mapuche asi que puede reírse de si mismo. Su madre fue asesinada por la Dina, igual que su cuñado John Mac Leod.

Digo esto porque me cargan las proclamaciones y tuve que ir a una aquí en Sandy Point. Pese a que una rubia del grupo Espiral me tenía deslumbrado, dos gorditas con mas michelines que la campaña de Claudia Barrientos, iban y venían por el gimnasio dándose aires de una importancia inexistente. Entonces recordaba putas que es feo el folclor porque todo era feo, el gimnasio, la gente-incluido yo-, el sonido, el atraso, la falta de un stand que vendiera por lo menos esos malditos choripanes y un café.

Y si tengo que ir a manifestaciones para mantener la pega, puchas que estamos mal. Porque vi gente que estaba ahí para eso mismo o conseguir un trabajo. Vitrineo puro.

Una vergüenza regional, me dicen los magallánicos en Santiago que Bianchi y Marinovic se estén acusando en vez de trabajar por la región. Por las cosas que somos noticia, sienten repudio, no importa las causas internas que los hayan embarcado en esta disputa.

Este lunes en revista El Periodista, un reportaje sobre la crisis del gas por el suscrito.

Viene Lana Jozic la hija de Mirko a trabajar en teatro, bienvenida. Tendremos una actriz con acento croata.

El loco Nico Peric que siempre anda como hiperventilado.acelereque, vuelve a la selección. Ya lo tuvo Bielsa a quien le va como las huifas y huele a fin de contrato en Bilbao. El ex penquista tuvo buena temporada en Argentino Juniors pero en el norte de fue mal y en Rangers va líder. Me gusta mas que Pinto.

Esta la escoba en Venezuela Argentina Siria y Turquia, para decir lo menos.

Por fin cayó Alejandro Peña, somos muchos los felices, es como el abogado Duque pero fuera de la farándula.

Anita Alvarado coge los votos me cuentan.



Comentarios

No se han publicado comentarios.

Enviar Comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.

Valoraciones

La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Tiempo de generación: 0.05 segundos
4,744,791 Visitas únicas