Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 39

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/choapa12/public_html/files/maincore.php:35) in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 186
NUEVO DIARIO DIGITAL DEL CHOAPA - Noticias: 18 de noviembre de 2012
Noviembre 13 2018 23:22:26
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 2

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
18 de noviembre de 2012
columnaReventado, lo cual no significa alcohol y drogas sino que mala crianza por regaloneo, por compensaciones de dinero por amor y compañía. Hernancito Calderón Argandoña es un Juan Yarur menos rico y no gay. Tiene un perro, dice que lo comparte con su polola. ¿O sea viven juntos? ¿Los saca a pasear o es la nana? Los pellets los compra el papi, seguramente y la caca del jardín otra persona. El comparte el perro como un winnie the puh.

Posa lleno de aros, collares, poleras caras, es lo más cercano a su madre, mucho más que Kel; es ignorante a morir, habla puras leseras. Los felicito papás, por tan buena crianza; un hibrido.
Una persona llega en estado de intoxicación alcohólica al Hospital Regional de Magallanes y es llevado a urgencia, al rato tiene suerito a la vena. En otros casos más extremos culmina en el psiquiátrico.

Un ciudadano sufre de diverticulitis y en medio de la crisis concurre al establecimiento hospitalario, tan flamante, tan moderno, tan único en el continente. Le informan que si no tiene historial es difícil que lo internen. El paciente necesita reposo con suero y antibióticos a la vena. Luego exámenes y, quizás una operación.

En efecto, porque los gastroenterólogos recomiendan la extirpación de parte o de todo el colón aquellos que hayan sufrido varios ataques de diverticulosis para evitar la septicemia o peritonitis.

Pero ocurre que para todos estos pasos, el paciente debe llegar con la peritonitis a cuestas, de lo contrario no reviste la gravedad suficiente para internarlo.

En otras palabras, se arriesga la vida del individuo por no prevenir un ataque que puede ser mortal.

Esto me ocurrió el jueves de la semana pasada. Retorné a casa con dolores, fiebrecillas, retorcijones, colitis, y sintiendo con la mano las pelotitas de divertículos.
Queda claro que el hospital solo opera cáncer, ataques cardiacos o vasculares, atiende partos y el resto debe esperar el cuasi coma para merecer el bisturí.

Así esta la salud en el tiger.

Chile pierde ante Serbia, e indirectamente culpo al gobierno que sacó a Bielsa. El tigre fue capaz de desarmar una selección e incapaz de armar una elección. ¿Se imaginan si esto le ocurre a la Concertación?

Vale, un computo errado, pero van a ser docenas. Solo en Magallanes hay cuatro en duda y deuda con acarreos indisimulados. Era cosa de registrar el movimiento de buses, ver como se cambiaron los destinatarios de las facturas Los padres de la polola de mi hijastro fueron a votar a San Gregorio en circunstancias que han vivido siempre en la Silva Henríquez. ¿Cuánto les habrán pagado para bencina y comida más el estimulo para recorrer 250 kilómetros en su propio coche?


Estoy con licencia por los divertículos y el canal de la UC insiste en una nota para el piloto del programa farándula de Julio César Rodríguez. Es cuarta vez que grabo, las otras fueron por teléfono, esta por un audiovisualista contratado en Magallanes. Ojala me invite algún día, mira que afiebrado y todo, con la guasta hecha mierda, la farándula pudo mas y vinieron a la casa a filmarme con ropa encima del pijama.

Y en eso aparece Maria Cristina Prudant de Cambio 21, y me pide entrevista sobre decadencia de la farándula. Y desde la cama la doy. Capaz que termine concediendo una desde mi propio velorio.

Harto rasca el burdel donde sorprendieron a Guido Vallejos. El hombre tiene 83 años, diabético y sigue en la onda del antiguo chacota club.
Con ese dinero si soy putero, me contrato una estupenda mujer puesta a la casa, al motel o donde quiera; pero ir a un lupanar de cuarta categoría, me extraña. Lo peor es que Guido no puede decir que estaba curado porque no bebe, además es diabético. Ahora es probable que su compañía haya alternado con menores de edad y él efectivamente estuvo con una mayor. ¿Con qué cara lo recibirán en la casa?

Entre Noah Titelman y Fielbaum, estamos listos. El eretz al poder universitario. Shalom. Si la revuelven mucho le van a echar la culpa a los judíos, así es en Chile.

Que tiene Jill Kelley que ha enloquecido a David Petrous a John Allen y al agente FBi que debió investigarla y termina remitiéndole fotos con el torso desnudo, A simple viste la mujer es muy pro muy atractiva, quizás se hace la cucha, quizás es inocente, pero 20 mil páginas de comunicaciones entre ambos, sin tener vínculos profesionales, es como mucho.

Me tinca que va a quedar la cagada más uno.
Hasta ahora, no obstante con su marido declaran haber sido fieles. El tiempo dirá. O las pruebas contundentes

Elisa Zulueta mientras me cuenta sobre su obra Gladys, me hace el cuatro; y lo repite unas diez veces mientras converso. No está demostrando que esta sobria pese a que en el entorno muchos ya no lo están. Me desconcierta y me excita a la vez. El delgada y bonita, tiene otros tics pero este me inquieta, entre hacerle el amor y bofetearla, pero esto no se hace. Para mi quedara siempre como la actriz del cuatro.

Camino con Maribel por Roca y le explico que nunca pido centolla cuando me invitan porque lo encuentro de mal gusto apuntar a lo más caro. Pero como ignoro las inclinaciones culinarias del sucesor al cargo, que dejó mi anfitrión el miércoles siendo las 16 horas, pienso que si es que me invita, capaz que sea aficionado al fast food y me lleve al Quiosco Roca, la popular fuente de soda popular por sus choripanes y leche con plátano que engullen los puntarenenses y eso explica en parte el sobrepeso regional.

Entonces en ese almuerzo final, pedí King crab, y al día siguiente retornaron los divertículos que al escribir esta columna me tiene a medio morir saltando y Maribel me dice qué culpa tiene ella de mis dolores y por que mando correos tan pesados.

Cuando en el 2001 comencé con Moulin Rouge en Vertice2000 y El ventilador, en Granvalparaíso, muchos se preguntaron por qué ese tipo cuenta cosas tan íntimas, como cuando se levanta cinco veces por hora al baño en la noche, o que no le resultó un polvo o si le resultó, o devela su enfermedad de Peyronie. Por cuanto meus amigos, la vida privada propia y la ajena me importa una raja, usando un término habitual de The Clinic. Para mí eso no existe porque todos de una forma u otro somos iguales, de partida, en el WC, donde muchos hombres celosos se imaginan a sus amadas para desmitificarlas.

Me extraña que revistas tapizadas de avisos digan que no hay dinero para colaboraciones. Para una bien pituca a veces escribo gratis a cambio de la firma, para El Periodista, por placer.

Aun cuando me produce un desagradable cosquilleo saberlo Embajador en Francia, no puedo dejar de sentir cierto afecto por Jorge Edwards.

Con ese apellido aun cuando fue contestatario al régimen militar, no puede cobijarse bajo el alero de la izquierda. Pero Allende lo quiso en cierta forma y Neruda lo tuvo de amigo y Ministro Consejero porque Jorge es un caballero muy entretenido y agradable, oye.

Enamorado de siempre de la magallánica Maritza Gligo, prima de Agatha Premio Municipal y autora de la mejor biografía de María Luisa Bombal, utilizaba entonces un truco infalible para conquistar a las mujeres: les daba a entender la palabra matrimonio si pasaban la prueba del amor. Muchas pero muchas, queridas amigas y amigos, sucumbieron, pero Jorge solo tuvo una esposa, Pilar Fernández de Castro y ni viudo volvió a casarse.

Recuerdo desde una cabina telefónica el boulevard de Saint Michel en mayo de 1994: “Jorge acepta la Delegación Permanente de Chile en la Unesco, estoy muy solo”.

Edwards escuchó y quizás estas palabras lo impulsan a asumir el puesto luego de muchas reticencias. Y razón tuvo pues por problemas con José Miguel Insulza; en la cancillería se la jugaron chueco, pero ese no es el tema.

Una noche me cuenta: “Todo el mundo me pide que los lleve a las picadas de Pablo Neruda, pero Pablo jamás piso una picada después de su periodo de privaciones en juventud; era de lo más fijado que hay”.

¡Que cartero ni postinos ni ocho cuartos! Adoraba la compañía de pitucas como Sonia y Josefina Edwards, las díscolas parientes del Dunny.

Una mañana cruzábamos los Campos de Marte, al fondo la torre Eiffel. Observando nuestras panzas, insinúa: “Oye, podríamos someternos a una de esas curas de sueño y adelgazar de una vez por todas”.
Nunca lo hicimos

Mi esposa de entonces guardaba cierta distancia del Premio Nacional y Cervantes porque mijiteaba a todas las mujeres.

Un día fuimos a cenar, lo cual es oneroso allá en la vieja Lutecia. Me propuse comer lo mismo que Jorge, para probar algo diferente.

-Boudin blanche(no sé si esta correctamente escrito pero era prieta de ave, o sea prieta blanca), pidió. Hice lo mismo, eran prietas de ave. ¿Para esto comer en un restaurante parisino?

A veces lo iba a visitar los domingos tipo diez, a su departamento en Neuilly, sector residencial de lujo cerca del bosque de Boloña.

Caminábamos para rematar el pub irlandés “Oscar Wilde”: tocino, huevos, café y cerveza negra. Un puñete al hígado.

En tiempos de don Pablo-nadie lo compañereaba mucho-, el escritor diplomático dormía la siesta con pijama en su oficina.

Personaje bastante celoso, refleja esta situación en “El origen del mundo”; inspirado en el cuadro de Corot y no niega que el protagonista, podría ser él. Tiene el mal gusto de incluir a un familiar cercano que sufre de gula, en “Memorias Imperfectas”, con ilustraciones de Roberto Matta Echaurren

Al pintor sacaba de paseo a escondidas de su terrible esposa Germana Ferrari y mantenía una complicidad basada en hacerlo comer y beber más de la cuenta. Todo era posible cuando la señora estaba de viaje lo cual era frecuente.

Jugó tenis hasta hace tres años y lo consideraban lo suficientemente bueno como para derrotar sin asco a un escritor que podría ser su hijo, Carlos Franz.

Ahora en “Los años morados”, primer tomo autobiográfico, evoca un abuso sexual de parte de un cura Cadiz (hubo uno en Magallanes fallecido hace unos 20 años) ocurrido en el San Ignacio cuando era alumno del establecimiento. El tema debió ser muy doloroso porque Jorge, lejos de ser un hombre reservado, habría mencionado este hecho en las largas caminatas en París y Zapallar. En este balneario pituco a morir, invitaba a un champán al mediodía, mientras Pilar murmuraba algo que nunca comprendí bien.

Habiendo sido amigo de Enrique Lafourcade, en la medida en que Edwards fue acumulando reconocimiento y premios, el angoleño le tomó fobia. Los reuní en Francia en un esfuerzo inútil porque pese a la presencia de otro integrante de la generación del 50, Alejandro Jodorwsky. Ambos fueron amables sin tragarse y finalizado el viaje, Enrique que esta con la memoria perdida en Coquimbo, volvió a la ataque. Esta fue una embestida que cobró auge cuando Jorge obtiene el Miguel de Cervantes y el autor de Palomita Blanca, muerto de envidia, lo atribuye a la hermandad semi masónica entre Varguitas (Mario Vargas Llosa) y el actual ocupante del palacete de la Motte Picquet en París.

Rihana su sigue mostrando tanto, no queda un solo misterio con el cual fantasear.
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.
Tiempo de generación: 0.08 segundos 3,140,016 Visitas únicas