Junio 22 2017 13:35:06
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 1

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
DESTACAN SENTIDO DE LA BATALLA DE CERRO GRANDE
noticias literarias regionales


EL SUEÑO MÁS GRANDE SOÑADO POR UN ATACAMEÑO

REFERIDO A LA BATALLA DE CERRO GRANDE,
29 DE ABRIL DE 1859.




Por
Arturo Volantines



I


Es larguísima la lista de hombres y mujeres ilustres de Atacama. Es muy difícil hacer un canon, pero se puede seguir la huella de Pedro Pablo Figueroa y de Oriel Álvarez. Me refiero a los atacameños en relación a sus aportes a Atacama.
Mi opinión es en construcción; es una propuesta de Canon, absolutamente necesaria por lo vigorosa de la bibliografía atacameña; por la importancia de Atacama y de sus hijos en el mundo.

Los soldados, los intelectuales, los mineros y las mujeres dominan casi todo el Canon. La característica más común entre ellos es el ser revolucionario; caracterictica sine qua non de Atacama.

Me parecen fundamentales: Guillermo Matta, José Joaquín Vallejo, Miguel Gallo, Juan Godoy, Diego de Almeyda, José Antonio “Manco” Moreno, Francisco San Román, José “Chango” López, Manuel Antonio Matta, José Santos Ossa, Pedro Pablo Figueroa, Carlos María Sayago, Elías Marconi Dolarea, Anselmo Carabantes, Rafael Torreblanca, Luis Uribe, Manuel José Orrella, Candelaria Goyenechea, Isidora Goyenechea, Filomena Valenzuela, Delfina María Hidalgo, Carmen Vilches, Teresa de Guevara, Rosario Orrego, Carlos Escuti Orrego, Ramón Escuti Orrego, Rómulo Mandiola, Francisco Mandiola, Bruno Zabala, Federico Varela, Carlos Van Buren, Román Fritis, etc.
De los contemporáneos es difícil agregar nombres, porque así como el siglo XIX fue esplendoroso; en el siglo siguiente, el volcán atacameño se apaga; y la cercanía y la falta de distancia e estudios, obligan a guarecerse en la prudencia.
Sin embargo, Salvador Reyes, Romeo Murga, Byron Gigoux James, Misael Escuti, Osvaldo Castro “Pata bendita” son menciones, pero no de la cuantía de los anteriores; lo digo, a partir del aporte que hicieron específicamente a Atacama.
Hay otros nombres, como la primera farmacéutica de Chile, la primera profesional universitaria; las directoras del Liceo de Niñas de Copiapó, y los directores y muchos profesores del Liceo de Hombre, pero lo fundamentales son los primeros nombrados.
El caso de Guillermo Matta me parece notable; ya que, creo, es el atacameño más conocido en el mundo, aunque el poeta, Gerónimo Godoy, suele ahora ser más consignado, obviamente por ser el padre de Gabriela Mistral.
También nombraría, ahora, entre muchos genuinos atacameños, aunque no nacieron en Atacama, como son el caso de Juan Martínez, Moisés Arce, Enrique Ramos Madrid, Juan Serapio Lois y Ramón Arancibia.
Hay algunos nombres que hay estudiar y subir al podio. Entre otros: el Coronel Estanislao Medina, lugarteniente del gran caudillo argentino, Felipe Varela; del capital calderino, José María López, héroe que sobrevivió a todas las batallas de la Guerra del Pacífico; Bernardino Barahona, Gonzalo Matta, Manuel Antonio Romo, Valentín Magallanes, Juan José “Pope” Julio, Santiago Escuti Orrego, Telésforo Mandiola, Flora Normilla, Nicolasa Marambio de Montt, Hilarión Marconi; Salvador Reyes, padre del escritor del mismo nombre, Manuel Julio Prado, Ascanio Prado, Ángel Custodio Gallo, Lindor Arenas Fraga, José Tricó Vivanco, etc.
Tampoco podemos olvidar a los fundadores: Francisco Cortés y Juan Melgarejo. Y, de fondo, el pueblo indígena, que no es “Coya” ni “Cunza” ni “Diaguita”, sino simplemente “Copiapoa”, y que resistió tantas invasiones.
Lo fundamental del ser atacameño está en las familias del siglo XIX: Gallo, Matta, Valenzuela, Torreblanca, Vallejo, Dolarea, Marconi, Ossa, Escuti, Orrego, Mandiola, Goyenechea, etc. Pero, creo que el apellido más ilustre de Atacama es Godoy: tiene un poeta, padre de una Premio Nobel; el descubridor de Chañarcillo; es el más numeroso de la Revolución Constituyente y de la Legión Imbatible de la Guerra del Pacífico.

II


No hay duda que el sueño más soñado por Atacama fue la ganar Batalla de Cerro Grande.
Fue nuestro Waterloo. En el entusiasmo de ganar se les cedió los faldeos del Cerro Grande a las tropas de Gobierno. Pareciera ser que las ventajas de tan afiatada revolución llevaron a la confianza destructiva. Más que perder; no se supo ganar. Así, como la cultura de las batallas fue esencial en los triunfos de Alejandro, pareciera que el Estado Mayor revolucionario no conocía Waterloo.

Tampoco se pensó en el factor de la traición, que siempre ha estado presente en la historia de Atacama hasta el día de hoy. Siempre el traidor aparece desde mismo intestino, como ayer y como hoy. Como en Cerro Grande, al traidor lo condena el pasado. Quiero decir, que si el traidor perteneció dedicadamente a un sector, tiende éste a regresar a esa trinchera. Pasa, por ejemplo, con los que estuvieron a favor o en contra del Gobierno de Allende. No podemos culpar sólo a la traición de la derrota de Cerro Grande. Pero, claro, la batalla tuvo un sólo y fatal pestañeo de parte del Ejército Constituyente, y eso fue cuando fallaron las armas.

La Batalla de Cerro Grande tuvo dos factores más que fueron gravitantes. La calidad de las armas del Gobierno era muy superior. El ingenio de Anselmo Carabantes fue notable; pero también eran, en cierta forma, las armas artesanales, que rápidamente fueron quedando inútiles en la contienda.
El otro factor fue la actitud de Pedro León Gallo de no repetir el ataque con corvos de la Quebrada de Los Loros. Los corvos permanecieron quietos, y cuando Ramón Arancibia, por cuenta suya, cargó con un puñado de atacameños, ya era demasiado tarde.

La actitud de Pedro León Gallo de evitar muertes se sostuvo hasta el final de la Guerra. Por lo mismo, cuando una parte del Ejército Constituyente sobreviviente, atrincherado adentro de la ciudad de La Serena, encabezado por Elías Marconi, le propuso volver a la carga, Pedro León Gallo se negó rotundamente e, incluso, su actitud frente a la capitulación fue coherente; a pesar que parte del ejército se mantenía intacto en Atacama.

Tal vez, también gravitó en él, la negación de plegarse de los revolucionarios capitalinos.

Durante 5 horas de combate, el Ejército Constituyente mantuvo fuerte ventaja. Las tropas de Gobierno no tenían capacidad de movimiento y eran envueltos por los revolucionarios. Así se mantuvo el combate, con notoria ventaja para los revolucionarios. Los distintos asaltos, tantos del Buin como del Séptimo de Línea fueron rechazados. Varias veces el ejército de Gobierno estuvo a punto del desbande. Sólo que algún momento, Vidaurre vio que el centro revolucionario se debilitaba por la falta de fuego, y aprovechó, en pocos minutos, de fusilar la oficialidad revolucionaria.

Tal vez, como Napoleón, el General Gallo, confió que la batalla de todas maneras se iba a ganar, y que no le era necesario usar el corvo. La ventaja que mantuvo durante toda la batalla, la perdió en pequeño momento. Ahí, Vidaurre se alzó con el triunfo, sino la historia del pueblo de Atacama sería otra.


III


En los textos de Pedro León Gallo podemos atisbar cuál era su sueño.

Pedro León desde niño fue un notable estudiante, reservado casi melancólico, austero a cabal, a pesar de haber nacido en la familia más rica de Atacama. Su abuelo y padre habían sido notables en el trabajo y en las armas. Por lo que le fue natural desde Instituto Nacional entrar en 1948 a la Guardia Nacional.

Fueron sorprendentes sus conocimientos literarios. Era intelectual se cepa, en medio de la mejor cultura de Chile que era Copiapó.

Su larga reminiscencia “La Vida de Jotabeche” habla de un ciudadano noble, justo, altísimo, que pone los intereses de Atacama por sobre sus interés personales; a pesar de la distancia política con José Joaquín Vallejo reconoce su grandeza. Su artículo en torno a Jotabeche; sus poemas, especialmente el soneto dedicado a Camilo Henríquez y sus traducciones, también señalan su exquisita preparación, su erudición y su acabado conociendo, especialmente de la poesía del Siglo de Oro.
En su soneto dedicado a Juan Padilla, dice en su primer cuarteto:

“Cuanto valor necesitaste y cuanta/
virtud sublime, el claro eterno día/
que hiciste vacilar la tiranía/
que aún de los siglos a través espanta”.

Si Pedro León Gallo se hubiese dedicado a la literatura sería memorable, pero prefirió entregar su vida por la gloria de Atacama. En otro poema, llamado “Susurro”, señala:

“Espera, que no quiero/
que llegue a sus oídos/
que puede, de su alma,/
temer pérfido olvido./
Dile tan solamente/
que su amoroso hechizo/
grabado está en mi pecho/ i
ncontrastable y fino;/
dile que a sus mandatos/
humilde me resigno,/
que alegro mi tristeza/
amándola sumiso./”.

Fue un gran diputado y senador de la república; se dedicó a fundar una nueva corriente política que diera cuenta de los deseos de la Revolución Constituyente. Sus artículos parlamentarios son sólidos; se pueden algunos interpretar mañosamente y descontextualizar por intereses mezquinos de protagonismo y/o por interés ultraconservadores, pero jamás se podrá desconocer el amor de Pedro León Gallo por Atacama, y su sacrifico ejemplar.

Tal como dice Pedro Pablo Figueroa: Se trata de un hombre de superioridad de alma, de inteligencia, de carácter y de patriotismo.

El sueño más grande soñado por un atacameño es el sueño de Pedro León Gallo; es el sueño latente de construir la “Nación de los Libres”.

Ahora, más que nunca, mantenemos la firmeza, señalada por el poeta nuestro, Ramón Escuti Orrego, en su “A la bandera de Zuavos Constituyentes: “Tú velarás la gloria/ de un héroe, muda enseña/ en que la mente sueña/ su inmarcesible ideal!/ Al viento desplegada/ un día yo he de verte/ sobre la estatua fuerte/ de su inmortalidad./”.

Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

01/06/2017 15:31
Contralor atacado por fiscalizar a Codelco

18/05/2015 13:25
Apoya a la niña paraguaya en su lucha

18/05/2015 13:25

18/05/2015 12:32
Titin Molina se la juega por el 9 http://www.youtub...e=
youtu.be

04/05/2015 16:24

sumac
03/04/2015 13:33
Critica nos ... escribo del documental . ES una forma de aportar al mejor VALOR de nuestra identidad .TAUCÁN .-
Tiempo de generación: 0.21 segundos 2,261,597 Visitas únicas