Julio 24 2017 06:50:22
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 1

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
RINDEN HOMENAJE A SERGIO ORTEGA : VENCEREMOS
opinionesRECORDANDO
(Homenaje a Sergio Ortega en el día de su muerte en París)
Venceremos, Sergio, venceremos
Emocionado homenaje de un compatriota y camarada
Pedro Piñones Díaz, Francia

EL CREADOR DE los populares temas "Venceremos" y "El pueblo unido jamás será vencido" se nos fue en forma rápida y violenta en París, cuando habían pasado muchos años de este exilio, donde cada uno que lo vive, sabe que la procesión va por dentro.

Este antofagastino fue un triunfador, profeta en su propia tierra y en todo el mundo. Yo, que fue un viajero incansable, que he estado junto a los combates de los pueblos y en regiones diferentes, escuché con la alegría en mi corazón cantar en muchos idiomas y lenguas sus famosos himnos de combates.

Yo vi a Sergio una o dos veces en el Comité Central del Partido, cuando ese local estaba en Teatinos, cerca del Palacio Presidencial. Hablamos poco, pero me di cuenta de inmediato de su sinceridad y de su amistad después, de lejos lo vi en las tribunas del pueblo, cantando y haciendo cantar, darle la fuerza inconmensurable a los combates que el pueblo de Chile realizaba. En ese centro del arte estaba la pasión del padre de la Nueva Canción Chilena.

El era y daba la energía necesaria para hacer vibrar nuestros corazones y ponerlos al servicio de los más puros sueños que dirigían el pueblo y el Chicho Allende. Donde quiera que él pasó, llamó la atención de la prensa para el compositor se abrieron las páginas de los diarios del mundo entero, sus canciones son hoy himnos inmortales y necesarios para las luchas de ayer y de mañana. Sin duda fue una gran pérdida, Chile y el pueblo-pueblo le deben mucho a este chilenaso, llevó el pensamiento de los combatientes chilenos hacia la canción, la poesía y creó un multifacético movimiento cultural que fue la sal y la sangre de la victoria.

Los diferentes grupos que se hicieron famosos con sus creaciones, hoy están de duelo y con una gran deuda hacia este creador antofagastino y revolucionario, es parte ya del paisaje y de lo mejor de Chile.

Francia tuvo la suerte de tenerlo 30 años en la Escuela Nacional de Música, donde también creó y desarrolló cultura para el pueblo y con el pueblo.

Era un hombre de fuertes principios, que defendía sus ideas con vehemencia, fue la punta de lanza de aquellos compositores que venían de las academias y gracias a sus creaciones se unieron a las corrientes populares.

Este 18 de septiembre, y aun viviendo lejos de la patria, este septiembre de tantas tristezas, de tantos recuerdos, de tanta distancia hacia mi tierra cabildana, me tomaré un vaso de vino tinto por la partida de Sergio Ortega.

REMEMBRANZAS

El tiempo fue pasando, no lo vi después de muchos años. Sergio había sido nombrado por el Presidente Allende, Embajador Cultural del gobierno Popular. Me contó que había sido detenido en el local del Comité Central del Partido Comunista, después lo repitió en el congreso del Partido celebrado en París el año 1986, allí nos encontramos de nuevo, me reconoció y me invitó a conversar en privado. El era famoso, era un triunfador, allí en pocos minutos repasamos nuestras vidas y nos alegramos de saber que vivíamos en este país los dos.

Debo confesar que no éramos amigos, si no conocidos, embarcados en los mismos pensamientos de liberación. Me dijo que un amigo le había contado que yo escribía poemas y le contaron que eran muy buenos, me pidió un libro y lo guardó para leerlo en las noches, me dijo.

Eran los años en que los combates del pueblo de Chile eran encarnizados contra la dictadura criminal de Pinochet, todo el mundo tomó su puesto de combate, todo era válido para botar al tirano y su tiranía, era el año decisivo, así también lo comprendió el exilio, todos tomaron posiciones, en Francia para esa época existían y trabajaban por la solidaridad con el pueblo que se debatía duramente allá en el sur del mundo contra la opresión, grupos establecidos en todos los rincones de esta bella Francia. Allí estaba Sergio Ortega, en todos los debates, entregando junto a nosotros esa solidaridad combatiente una vez más a nuestro pueblo. Ese gigante de la cultura chilena y francesa era para mí la reunión de muchas cosas y de grandes recuerdos, sabíamos todos allí que él era parte importante de la historia, estaba con la historia y que se quedara para siempre en el corazón de los pueblos, y era la música que iba a propulsar las luchas futuras.

Sergio eso lo sabía, sabía que pasaría a la inmortalidad, porque junto a Neruda, Jara, Violeta eran inmortales y aunque pase el tiempo y nosotros partamos a otra esfera, ellos se quedaran por siempre con sus creaciones en esta tierra y en los combates que los pueblos darán.

En ese congreso del partido en Paris, año 1986. Sergio fue candidato y logro la primera mayoría, pero no aceptó ser Secretario del Comunal Francia del Partido Comunista Chileno, porque era modesto, entregado a la lucha, pero de la base y escuchar a esa base popular le ayudaba a realizar sus creaciones hermosas y plenas de fuerza y calor revolucionario.

El tiempo sigue pasando, yo logré entrar a Chile, casi de inmediato fue detenido por una Fiscalía Militar y el «juez militar» de San Felipe, Héctor Mansilla Reyes, me encadenó en una celda por un largo tiempo. Comenzó para mí una vida de otro mundo, de ese mundo creado por los defensores del sistema y lacayos de la tiranía, fue para mí otro desafío, desafiar y acusar, nunca acepté un interrogatorio en esa fiscalía, fui mudo frente a la agresión, pero fuerte para denunciar las injusticias de las fiscalías y de eso que el Presidente Aylwin decía que era "democracia", sabíamos que eso era simplemente complicidad con las fuerzas armadas, que la Concertación se había bajado los pantalones y todos teníamos que aguantar a la prepotencia militar, y no estaba equivocado y no estábamos dispuestos a aceptar pactos a espaldas del pueblo por los traidores que estaban en el nuevo
gobierno.

Estaba a un preso en la Cárcel de Santo Domingo, era septiembre, allí en solitario, no lejos de las ramadas de la Quinta Normal, pasaría el 18 en tristeza, el Partido recomendó a sus amigos ir de visita a la cárcel para que los combatientes no se sintieran tan solos. Yo estaba ahí en esa cárcel con Guislaine, mi esposa, que había dado un duro combate en la prensa de París para denunciar la situación aberrante que yo estaba viviendo. Jonathan Lautaro, mi hijo en septiembre tenía 3 meses de vida y 3 meses de vivir en una celda infame, que sin embargo la llenábamos de amor.

Ese 18 fue para mí inolvidable porque Sergio Ortega viajó directo de París con su mujer francesa para visitarme en la cárcel ya sabía que Sergio era un gran compañero, pero nunca tan grande como para viajar tan lejos y dejar su familia sola para ir a visitar todo un día 18 a un prisionero político. Sergio se acordaba de la última vez que estuvimos juntos en el Congreso del Partido en París, él le repetía a su mujer en francés, este hombre estaba en Francia, es inocente, es mi compañero, es un poeta. Su visita en un 18 de septiembre que parecía triste detrás de las rejas carcelarias, es y será una fecha inolvidable para nosotros. Así era la fineza de este creador popular, allí junto a otros presos entonamos con el corazón y con rabia el Venceremos, Sergio estaba muy contento y nosotros también.

Cuando ya no estás físicamente junto a nosotros, debo confesar que siento una gran pena por tu partida, pero sé también que tu enfermedad era incurable, sé que tu canto creativo se quedará por siempre sobre esta tierra. Gracias, simplemente. Hasta siempre, camarada

El autor del "Venceremos" y "El pueblo unido... "se quedó dormido en el Hospital Saint Louis el lunes 15 de septiembre. Ortega es uno de los maestros de la música chilena, enriqueció con su arte la escena, aportó con su mirada para que muchos creadores derribaran fronteras antojadizas que separaban la música docta de la popular, haciendo de la música chilena una sola.

La cultura que creó con pasión y coraje se quedará por siempre en el sonido de Chile, el canto resonará con la historia, con esa historia que expresan los dolores, los colores y las ansias libertarias.

Siempre en nuestros recuerdos, tu ejemplo creativo y de combate irá pasando hacia el futuro, no serás olvidado, porque tú eres de los que vence al tiempo, vence la muerte y se queda junto a los sonidos combatientes y a la alegría del tiempo nuevo que está naciendo

Y mañana estarás de nuevo, cuando el pueblo abra las grandes alamedas por donde pase el hombre libre...

Gracias por haberte conocido, por haber estado juntos algunas veces, gracias por tu gesto formidable de haberme visitado en una cárcel de la dictadura, gracias

compañero: Hasta siempre, VENCEREMOS

Pedro Piñones Diaz
Ex Prisionero Politico Chileno

Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

01/06/2017 14:31
Contralor atacado por fiscalizar a Codelco

18/05/2015 12:25
Apoya a la niña paraguaya en su lucha

18/05/2015 12:25

18/05/2015 11:32
Titin Molina se la juega por el 9 http://www.youtub...e=
youtu.be

04/05/2015 15:24

sumac
03/04/2015 13:33
Critica nos ... escribo del documental . ES una forma de aportar al mejor VALOR de nuestra identidad .TAUCÁN .-
Tiempo de generación: 0.09 segundos 2,287,035 Visitas únicas