Julio 25 2017 10:37:59
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 2

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
HOMENAJE A NERUDA A CUARENTA AÑOS DE SU ASESINATO IMPUNE
literatura Canto a Pablo Neruda
A 40 años de la muerte del poeta
Norton Contreras Robledo


“No escribo para que otros libros me aprisionen ni para encarnizados aprendices de lirio, sino para sencillos habitantes que piden agua y luna, elementos del orden inmutable, escuelas, pan y vino, guitarras y herramientas. Escribo para el pueblo, aunque no pueda leer mi poesía con sus ojos rurales. Vendrá el instante en que una línea, el aire que removió mi vida, llegará a sus orejas, y entonces el labriego levantará los ojos, el minero sonreirá rompiendo piedras, el palanquero se limpiará la frente, el pescador verá mejor el brillo de un pez que palpitando le quemará las manos, el mecánico, limpio, recién lavado, lleno de aroma de jabón mirará mis poemas, y ellos dirán tal vez: "Fue un camarada".
Pablo Neruda


El sueño existe: Pablo Neruda

Norton Contreras Robledo
El 23 de Septiembre se cumplen 40 años de la muerte de Pablo Neruda. Fue un comunista y un poeta, considerado entre los mejores y más influyentes de su siglo, Siendo llamado por el novelista Gabriel García Márquez "el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma”. Entre sus múltiples reconocimientos destacan el Premio Nobel de Literatura en 1971.
Fue un destacado activista político, siendo Senador de la República, integrante, del Comité Central del Partido Comunista de Chile y pre-candidato a la Presidencia. El 30 de septiembre de 1969 Pablo Neruda fue nombrado candidato a la presidencia de la República por el Partido Comunista de Chile y desde ese día hasta el primeros de enero de 1970, en que renunció a su candidatura a favor de la de Salvador Allende, el poeta Pablo Neruda insigne militante del partido desarrolla una amplia campaña electoral a lo largo del país. Activista político, revolucionario y poeta, en cada acto también llevó la poesía a sencillos habitantes y traía agua y luna, pan y vino, guitarras y herramientas .
Fue víctima de persecución política, militó en la clandestinidad. Y conoció la vida del exilio. Además fue un incansable defensor de la paz Participó en la clausura del Primer Congreso del Movimiento Mundial de Partidarios de la Paz y es nombrado miembro del Consejo Mundial de la Paz.

Unos días antes de su muerte, su casa de Isla Negra fue arrasada por el ejército de Pinochet. Los soldados le advirtieron al poeta que sabían que en su casa ocultaba armas. Neruda admitió que, efectivamente, tenía un arma muy poderosa, aunque no podrían llevársela; que su arma era la palabra.

Su funeral fue la primera gran manifestación de protesta contra la dictadura que había derrocado al presidente constitucional Salvador Allende.

Su compromiso político que muchas veces se ve plasmado en sus obras. Pablo Neruda, como poeta, expresa en su poesía su mundo interior y circundante. Y su poesía fue como el pan en la mesa del pueblo:
“No escribo para que otros libros me aprisionen ni para encarnizados aprendices de lirio, sino para sencillos habitantes que piden agua y luna, elementos del orden inmutable, escuelas, pan y vino, guitarras y herramientas. Escribo para el pueblo, aunque no pueda leer mi poesía con sus ojos rurales. Vendrá el instante en que una línea, el aire que removió mi vida, llegará a sus orejas, y entonces el labriego levantará los ojos, el minero sonreirá rompiendo piedras, el palanquero se limpiará la frente, el pescador verá mejor el brillo de un pez que palpitando le quemará las manos, el mecánico, limpio, recién lavado, lleno de aroma de jabón mirará mis poemas, y ellos dirán tal vez: "Fue un camarada".

El arte poética de Neruda, es la de un poeta con residencia en la tierra. Pero no olvida la melancolía, y el gastado sentimentalismo que nos habita:
“Es muy conveniente, en ciertas horas del día o de la noche, observar profundamente los objetos en descanso: las ruedas que han recorrido largas, polvorientas distancias, soportando grandes cargas vegetales o minerales, los sacos de las carbonerías, los barriles, las cestas, los mangos y asas de los instrumentos del carpintero. De ellos se desprende el contacto con el hombre y de la tierra como una lección para el torturado poeta lírico./…. Así sea la poesía que buscamos, gastada como por un ácido por los deberes de la mano, penetrada por el sudor y el humo, oliente a orina y a azucena salpicada por las diversas profesiones que se ejercen dentro y fuera de la ley. Una poesía impura como traje, como un cuerpo, con manchas de nutrición, y actitudes vergonzosas, con arrugas, observaciones, sueños, vigilia, profecías, declaraciones de amor y de odio, bestias, sacudidas, idilios, creencias políticas, negaciones, dudas, afirmaciones, impuestos. La sagrada ley del madrigal y los decretos del tacto, olfato, gusto, vista, oído, el deseo de justicia, el deseo sexual, el ruido del océano, sin excluir deliberadamente nada, sin aceptar deliberadamente nada, la entrada en la profundidad de las cosas en un acto de arrebatado amor, y el producto poesía manchado de palomas digitales, con huellas de dientes y hielo, roído tal vez levemente por el sudor y el uso/…. Y no olvidemos nunca la melancolía, el gastado sentimentalismo, perfectos frutos impuros de maravillosa calidad olvidada, dejados atrás por el frenético libresco: la luz de la luna, el cisne en el anochecer, “corazón mío” son sin duda lo poético elemental e imprescindible. Quien huye del mal gusto cae en el hielo.”

En el Discurso pronunciado con ocasión de la entrega del Premio Nobel de Literatura en 1971. El Poeta Pablo Neruda, manifiesta en su condición de poeta y militante Comunista. Su compromiso con la lucha del pueblo y su fe en el porvenir y en la victoria:
“Yo escogí el difícil camino de una responsabilidad compartida y, antes de reiterar la adoración hacia el individuo como sol central del sistema, preferí entregar con humildad mi servicio a un considerable ejército que a trechos puede equivocarse, pero que camina sin descanso y avanza cada día enfrentándose tanto a los anacrónicos recalcitrantes como a los infatuados impacientes. Porque creo que mis deberes de poeta no sólo me indicaban la fraternidad con la rosa y la simetría, con el exaltado amor y con la nostalgia infinita, sino también con las ásperas tareas humanas que incorporé a mi poesía.

Hace hoy cien años exactos, un pobre y espléndido poeta, el más atroz de los desesperados, escribió esta profecía: A l’aurore, armés d’une ardente patience, nous entrerons aux splendides Villes (Al amanecer, armados de una ardiente paciencia entraremos en las espléndidas ciudades.)

Yo creo en esa profecía de Rimbaud, el vidente. Yo vengo de una oscura provincia, de un país separado de todos los otros por la tajante geografía. Fui el más abandonado de los poetas y mi poesía fue regional, dolorosa y lluviosa. Pero tuve siempre confianza en el hombre. No perdí jamás la esperanza. Por eso tal vez he llegado hasta aquí con mi poesía, y también con mi bandera.

En conclusión, debo decir a los hombres de buena voluntad, a los trabajadores, a los poetas, que el entero porvenir fue expresado en esa frase de Rimbaud: solo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres.

Así la poesía no habrá cantado en vano. “


I

Sobre la sangre derramada

en ciudades y pueblos de la patria
Sobre pirámides de libros cuyas palabras
murieron en la hoguera
Sobre el destino truncado de los presos políticos,
de los desaparecidos, de los asesinados
Sobre las almas desterradas a tierras sin nombres
Construyó el general de mercenarios
el gobierno militar de la incultura
La dictadura de los halcones de la guerra.
Pablo, cuando tu alma se fue
hasta las alturas de Machu Pichu,
tus palabras quedaron junto a la gente
El mismo día de tu funeral
comenzó a renacer el verbo
sobreviviente del holocausto.
Modestas mujeres, hombres de trabajo
la gente, el pueblo obrero
y el pueblo campesino,
estudiantes y cantantes,
poetas y artistas,
gritaron tu nombre,
Tus versos eran un grito de combate,
bajo la mirada atenta de soldados armados.
Con llanto en los ojos y coraje en el alma,
el pueblo comenzó a cantar La Internacional.
En todo el territorio de la patria prisionera
se agitaron las almas combatientes.
Ese día pusiste en el pecho del pueblo
cuchillos que yacían enterrados.
II
Yaces poeta insomne,
en tu lecho de elementos terrenales
Mirada de futuro, cantos prolongados
en la historia del tiempo.
Vengo a cantar contigo.
Traigo del sur las lluvias
y las vegetaciones exuberantes
Traigo rayos y truenos
para que sembremos tempestades.
Vengo a cantar contigo
Vengo de montes y quebradas
Vengo del Valle del Elqui, por esos lares
dejé el arado esperando en las semillas.
Estoy aquí para cantar contigo
y reencender el horizonte en las palabras

III
Pablo, vienes desde el pueblo
Desde las profundidades de la vida
Desde socavones dormidos en lechos minerales
Desde caminos rurales por los que la brisa de los días
va besando la piel de los senderos.
Vienes desde las alturas de los andamios
con los que los obreros construyen grandes edificios
Vienes desde las grandes ciudades
de carreteras de asfalto y cemento,
de rostros fríos, indiferentes,
ausentes como el amor en fuga.
Vienes desde el campo con olor a madre tierra
en la que los labradores depositan
semillas germinales.
Vienes desde territorios de alfareros,
manos de arcilla y greda
de las que salen ollas, jarros y vasos
como pájaros del nido.
Vienes desde mares
reflejados en la luna de tus ojos
Vienes desde los continentes
perpetuados en tu poesía.
Vienes volando desde las alturas de
cordilleras milenarias,
testigos del paso de la cruz y la espada
Testigos del paso de la sangre y el fuego
que invadieron de norte a sur nuestras tierras.
Vienes desde territorios de habitantes indomables
renaciendo en la raza templada por el fuego
de los volcanes.
Vienes desde la serenidad de las noches
silentes del desierto
Desde todos los rincones de la patria,
viene tu voz, tu canto, tu poesía.
Pablo Neruda, camarada poeta,
en las grandes alamedas de la patria
cerradas aún para el pueblo
Entre banderas incendiarias y consignas,
la gente grita e invoca tu nombre.
Pablo Neruda, camarada poeta,
¡Ven a renacer en la semilla!
IV
Desde las alturas
viene la poesía nerudiana,
en estos tiempos. Aún vital y vigente.
Trae las lluvias torrenciales del sur
en sus pupilas.
Sus pies van reconociendo los caminos,
re-bautizando las tierras con nombres y recuerdos
renacidos de los tiempos antiguos,
antes de que las botas, fusiles y bayonetas
las dividieran en regiones.
Sus pasos van reencendiendo fuegos dormidos
años centenarios, siglos milenarios.
Pablo aire y agua,
Pablo fuego y tierra,
Tu poesía se contiene en todos los elementos.
Tu poesía conjuga la esencia de la vida.
¡Canta, canta poeta del pueblo!
¡Canta, canta poeta de raza indomable!
Lautaro y Caupolicán cantan contigo.
¡Canta, canta poeta de los enamorados!
¡Canta, canta poeta de amantes fortuitos!
Tu poesía de corazón rebelde,
canta en las voces del viento.
El pueblo hace suyo tu canto,
sus manos buscan la lámpara que dejaste encendida.
Capitanes del pueblo la encontrarán,
y tu canto llevando aires de libertad, iluminará la patria
desde el norte hasta la Araucanía.
Pablo Neruda, Camarada poeta
Ven a renacer en la semilla.

El sueño existe: Pablo Neruda

Norton Contreras Robledo
El 23 de Septiembre se cumplen 40 años de la muerte de Pablo Neruda. Fue un comunista y un poeta, considerado entre los mejores y más influyentes de su siglo, Siendo llamado por el novelista Gabriel García Márquez "el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma”. Entre sus múltiples reconocimientos destacan el Premio Nobel de Literatura en 1971.
Fue un destacado activista político, siendo Senador de la República, integrante, del Comité Central del Partido Comunista de Chile y pre-candidato a la Presidencia. El 30 de septiembre de 1969 Pablo Neruda fue nombrado candidato a la presidencia de la República por el Partido Comunista de Chile y desde ese día hasta el primeros de enero de 1970, en que renunció a su candidatura a favor de la de Salvador Allende, el poeta Pablo Neruda insigne militante del partido desarrolla una amplia campaña electoral a lo largo del país. Activista político, revolucionario y poeta, en cada acto también llevó la poesía a sencillos habitantes y traía agua y luna, pan y vino, guitarras y herramientas .
Fue víctima de persecución política, militó en la clandestinidad. Y conoció la vida del exilio. Además fue un incansable defensor de la paz Participó en la clausura del Primer Congreso del Movimiento Mundial de Partidarios de la Paz y es nombrado miembro del Consejo Mundial de la Paz.

Unos días antes de su muerte, su casa de Isla Negra fue arrasada por el ejército de Pinochet. Los soldados le advirtieron al poeta que sabían que en su casa ocultaba armas. Neruda admitió que, efectivamente, tenía un arma muy poderosa, aunque no podrían llevársela; que su arma era la palabra.
Su funeral fue la primera gran manifestación de protesta contra la dictadura que había derrocado al presidente constitucional Salvador Allende.
Su compromiso político que muchas veces se ve plasmado en sus obras. Pablo Neruda, como poeta, expresa en su poesía su mundo interior y circundante. Y su poesía fue como el pan en la mesa del pueblo:
“No escribo para que otros libros me aprisionen ni para encarnizados aprendices de lirio, sino para sencillos habitantes que piden agua y luna, elementos del orden inmutable, escuelas, pan y vino, guitarras y herramientas. Escribo para el pueblo, aunque no pueda leer mi poesía con sus ojos rurales. Vendrá el instante en que una línea, el aire que removió mi vida, llegará a sus orejas, y entonces el labriego levantará los ojos, el minero sonreirá rompiendo piedras, el palanquero se limpiará la frente, el pescador verá mejor el brillo de un pez que palpitando le quemará las manos, el mecánico, limpio, recién lavado, lleno de aroma de jabón mirará mis poemas, y ellos dirán tal vez: "Fue un camarada".
El arte poética de Neruda, es la de un poeta con residencia en la tierra. Pero no olvida la melancolía, y el gastado sentimentalismo que nos habita:
“Es muy conveniente, en ciertas horas del día o de la noche, observar profundamente los objetos en descanso: las ruedas que han recorrido largas, polvorientas distancias, soportando grandes cargas vegetales o minerales, los sacos de las carbonerías, los barriles, las cestas, los mangos y asas de los instrumentos del carpintero. De ellos se desprende el contacto con el hombre y de la tierra como una lección para el torturado poeta lírico./…. Así sea la poesía que buscamos, gastada como por un ácido por los deberes de la mano, penetrada por el sudor y el humo, oliente a orina y a azucena salpicada por las diversas profesiones que se ejercen dentro y fuera de la ley. Una poesía impura como traje, como un cuerpo, con manchas de nutrición, y actitudes vergonzosas, con arrugas, observaciones, sueños, vigilia, profecías, declaraciones de amor y de odio, bestias, sacudidas, idilios, creencias políticas, negaciones, dudas, afirmaciones, impuestos. La sagrada ley del madrigal y los decretos del tacto, olfato, gusto, vista, oído, el deseo de justicia, el deseo sexual, el ruido del océano, sin excluir deliberadamente nada, sin aceptar deliberadamente nada, la entrada en la profundidad de las cosas en un acto de arrebatado amor, y el producto poesía manchado de palomas digitales, con huellas de dientes y hielo, roído tal vez levemente por el sudor y el uso/…. Y no olvidemos nunca la melancolía, el gastado sentimentalismo, perfectos frutos impuros de maravillosa calidad olvidada, dejados atrás por el frenético libresco: la luz de la luna, el cisne en el anochecer, “corazón mío” son sin duda lo poético elemental e imprescindible. Quien huye del mal gusto cae en el hielo.”
En el Discurso pronunciado con ocasión de la entrega del Premio Nobel de Literatura en 1971. El Poeta Pablo Neruda, manifiesta en su condición de poeta y militante Comunista. Su compromiso con la lucha del pueblo y su fe en el porvenir y en la victoria:
“Yo escogí el difícil camino de una responsabilidad compartida y, antes de reiterar la adoración hacia el individuo como sol central del sistema, preferí entregar con humildad mi servicio a un considerable ejército que a trechos puede equivocarse, pero que camina sin descanso y avanza cada día enfrentándose tanto a los anacrónicos recalcitrantes como a los infatuados impacientes. Porque creo que mis deberes de poeta no sólo me indicaban la fraternidad con la rosa y la simetría, con el exaltado amor y con la nostalgia infinita, sino también con las ásperas tareas humanas que incorporé a mi poesía.
Hace hoy cien años exactos, un pobre y espléndido poeta, el más atroz de los desesperados, escribió esta profecía: A l’aurore, armés d’une ardente patience, nous entrerons aux splendides Villes (Al amanecer, armados de una ardiente paciencia entraremos en las espléndidas ciudades.)
Yo creo en esa profecía de Rimbaud, el vidente. Yo vengo de una oscura provincia, de un país separado de todos los otros por la tajante geografía. Fui el más abandonado de los poetas y mi poesía fue regional, dolorosa y lluviosa. Pero tuve siempre confianza en el hombre. No perdí jamás la esperanza. Por eso tal vez he llegado hasta aquí con mi poesía, y también con mi bandera.
En conclusión, debo decir a los hombres de buena voluntad, a los trabajadores, a los poetas, que el entero porvenir fue expresado en esa frase de Rimbaud: solo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres.
Así la poesía no habrá cantado en vano. “
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

01/06/2017 14:31
Contralor atacado por fiscalizar a Codelco

18/05/2015 12:25
Apoya a la niña paraguaya en su lucha

18/05/2015 12:25

18/05/2015 11:32
Titin Molina se la juega por el 9 http://www.youtub...e=
youtu.be

04/05/2015 15:24

sumac
03/04/2015 13:33
Critica nos ... escribo del documental . ES una forma de aportar al mejor VALOR de nuestra identidad .TAUCÁN .-
Tiempo de generación: 0.09 segundos 2,287,713 Visitas únicas