Abril 25 2017 07:41:03
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 2

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
¿IMPLEMENTARÁN UTOPÍA EN CIERNES?
Crónicas del escribano

¿CUT PROVINCIAL DEL CHOAPA UNA UTOPIA EN CIERNES?
Metello

Conforme así lo expresa el artículo 44 del Estatuto de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la utópica (1) “CUT Provincial”, se le define con precisión como: “Consejo Territorial de Base”, y podrá tener el carácter de Comunal, Intercomunal o Provincial, según así lo autorice el CDNA (Consejo Directivo Nacional), de la citada Central).

Tal marco regulatorio estatutario no fue abordado pon ningún representativo dirigente laboral que hizo uso de la tribuna en el pasado acto de “celebración del Día del Trabajo”. Valga aclarar que no fue precisamente la conmemoración del Día Internacional del Trabajo, sino más bien un acto con enganche tropical, financiado por la generosidad de una especie de mecenazgo a favor de una actividad propia e independiente de los trabajadores y que se realizó el día sábado 3 de mayo de en calle Constitución, al ladito de la Sede del Gobierno Provincial del Choapa.

Así, como van las cosas es difícil plantear con un sesgo de credibilidad que se está en ciernes de una utopía más para la clase trabajadora, que vaya tras la muy luminosa concreción del ente autodenominado “CUT Provincial del Choapa”. No parece aceptable asumir ipso facto, la pérdida de identidad del Día del Trabajo, (1 de Mayo) y trastocarlo para un día distinto en función de la apretada agenda de los artistas Ad-Hoc, de un acto definido como esencialmente político, muy alejado de un sesgo farandulero y que por el contrario, en todo el mundo precisamente los trabajadores consecuentes conmemoran el primero de mayo el mismo día, salvo la excepción en Illapel, que se postergó para un día diferente.

De este modo, artificialmente la gran masa illapelina comprometida con los intereses de los trabajadores, se situó en la vereda de la ausencia de la conciencia obrera universal, de lo que realmente y en forma concreta ocurrió en el planeta en tan significativo día allá al otro lado del mundo. Se cantó con fervor: …Y se alzan los pueblos ¡con valor¡/ por la internacional…

De esta errática manera no parece factible hacer realidad la utopía planteada. Es demostrativo para la contingencia luchadora la evidente ausencia de cualquier plan concreto de organización dirigido por los propios trabajadores que pudieran estar realmente interesados en refundar el denominado Consejo Territorial Base de la CUT en Illapel. Para eso, indudablemente se necesitan a lo menos dos esenciales condiciones organizarse bajo el alero de la CUT, y por cierto “la autorización o mandato de la Directiva Nacional de la CUT. Si utópicamente ya existieran tales elementos de mandato, los dirigentes gremiales estarían en ciernes y febrilmente quemando las etapas finales de un proceso más que revolucionario para lograr tan estratégico objetivo de unidad organizativa de los trabajadores del Choapa.
Por ejemplo, tomando como referencia un dato esencial y transparente, nada se dijo en el citado acto del 3 de mayo que afirmara el número real de sindicatos que existen actualmente en la Provincia del Choapa para tener clara conciencia de las bases reales de la fuerza obrero-sindicalista que permita conformar el tan ansiado Consejo Territorial CUT Provincial. A ellos, (los sindicatos), necesariamente por un fundamental ejercicio democrático se les debe consultar mediante un plebiscito si necesitan afiliarse a la CUT nacional y ser los refundadores de la nueva CUT Provincial. Con tal dinámica luchadora se podría avanzar o se descubrir el real poder representativo y de convocatoria que posee la CUT a nivel nacional.
Valga citar para el análisis reflexivo antecedentes históricos que nos recuerdan la memoria de las luchas obreras en el Siglo XX, en forma especial para un mejor conocimiento de los dirigentes laborales: “Hace exactamente 61 años, en el teatro Coliseo de Santiago se juntaron 2355 delegados representantes de 952 organizaciones sindicales de todo el territorio nacional. Es ahí, entre los días 12 y 16 de Febrero de 1953, que se logró fundar la Central Única de Trabajadores (CUT). Aquella organización establecía en sus estatutos fundacionales que “frente al régimen capitalista, la CUT realizará una acción reivindicacionista encuadrada dentro de los principios y métodos de la lucha de clases, conservando su plena independencia de todos los gobiernos y sectarismos políticos partidistas”
La CUT estuvo proscrita desde 1973, y resurge en 1988 con el nombre de Central Unitaria, a diferencia de la antigua que se llamaba Central Única. Esta nueva central que supuestamente recogía el legado de la antigua CUT sirvió como un sofisticado mecanismo de domesticación de los movimientos sociales ¿acaso sus conexiones con el partido gobernante de la época (la concertación) le permitía cumplir otra función?

La autonomía de la CUT primigenia desapareció durante la democracia y se transformó en un órgano funcional al modelo. Los dirigentes sindicalistas ya no eran los representantes de una colectividad, sino los especialistas en mediar con el Estado, una clase con sus propios privilegios dentro de la mayoría de los y las trabajadoras. Actualmente, cuando el Partido Comunista le gana protagonismo a la Concertación dentro de la Central, resulta que éste está más comprometido que nunca con la institucionalidad vigente al ser parte del parlamento y como funcionarios del actual gobierno”.

Por eso llama la atención la proliferación de organizaciones laborales fuera de la CUT y los partidos tradicionales, las cuales se están organizando de manera autónoma siguiendo los postulados de la vieja organización de los años 50 y del primer movimiento obrero en esta región de Latinoamérica, ese que buscaba tener independencia de cualquier Estado o partido político.

Resulta fundamental seguir un trayecto de autonomía por parte de quienes intenten cambiar el modelo. Autonomía hacia las colectividades por cualquier agrupación que quiera dominarlas, ya sea el Estado o los partidos políticos (revolucionarios o no revolucionarios). El cambio radical de conciencia se tendrá que dar por las y los trabajadores en su conjunto, no porque dirigencias iluminadas lleguen a bendecirlas con el camino correcto, en ese sentido no cabe otra actitud que rechazar a cualquiera que se arrogue el titulo de verdadero representante de los y las trabajadoras. Nadie les va a emancipar, sino que este proceso vendrá necesariamente bajo la forma de una “auto-emancipación colectiva”.

Alguien podrá decir que es una utopía más que propone lo imposible, que se necesitan direcciones, militantes especializados, organizaciones jerárquicas que guíen al movimiento de los trabajadores, partidos que tomen el poder, etc. Las opiniones vertidas pueden ser calificadas como ideas demasiado novedosas, que la gente no las entiende o que la horizontalidad no sirve frente al poder jerárquico del Estado. Sin embargo, lo cierto es que las ideas expuestas no tienen nada de nuevo ya que el primer movimiento obrero estaba “asentado en multitud de organizaciones autónomas, del estado y de los partidos”, sin dirección jerárquica y conformada por infinitud de grupos: sociedades de resistencia, grupos de teatro, bibliotecas populares, mutuales, periódicos obreros, etc. La propuesta es rescatar lo mismo que se redactó hace 60 años al fundar la primera CUT, así como los principios en los que se fundamentaba el primer movimiento obrero en la región chilena asentado en organizaciones socialistas y anarquistas, antes de que llegara y se instalara con fuerza el fantasma de los partidos y Estados supuestamente proletarios y revolucionarios. Frente a los diferentes grupúsculos que han intentado históricamente erigirse como los salvadores y representantes de la clase trabajadora, los cuales han creado las peores aberraciones como lo fue el capitalismo de Estado soviético y tantas otras bajo la practica autoritaria vestida de consigna revolucionaria. Por el contrario, resulta válido creer igual que los trabajadores y trabajadoras de la primera internacional, los cuales en 1864 declararon al mundo que: “la emancipación de los trabajadores será obra de ellos mismos” y no de sus pretendidos representantes.

___________________________________________________________________

(1) Utopía: Se entiende la utopía como aquel plan, proyecto, doctrina o sistema óptimo o conveniente, que aparece como quimérico desde el punto de vista de las condiciones existentes en el instante de su enunciación. No obstante, realizando un recorrido más extenso y detallado por sus connotaciones sociológicas, las utopías, concebidas como proyectos de ciudades ideales, visiones de fundamento ético o estados de perfecto orden, son también, al mismo tiempo, suscitadoras de ideologías activas, imágenes estimulantes e inspiradoras de acciones concretas, capaces de modificar la realidad existente. Por otro lado, las utopías son, o por lo menos intentan serlo, sistemas racionales capaces de concebir nuevos modos de organización social. En cualquier caso, la utopía implica siempre una voluntad de trascender lo existente y es, a la vez, una evasión del presente y una crítica de ese mismo al compararlo con lo que podría ser, por ello define simplemente, algo que no se encuentra en ningún lugar y define a todas aquellas organizaciones, intenciones, proyectos o doctrinas, que por su excesivo idealismo o su aparente irracionalidad, resultan impracticables o imposibles de implantar en la realidad y el contexto histórico en que se formulan.

(2) Clotario Leopoldo Blest Riffo (Nació en Santiago, 17 de noviembre de 1899 – Falleció el, 31 de mayo de 1990). Fue un dirigente sindical chileno, fundador de diversas organizaciones, incluyendo la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), la Central Única de Trabajadores (CUT) y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Blest desarrolló diversas medidas para lograr la unidad de los trabajadores del país, inspirado por la negativa situación económica que tenía Chile. Uno de sus esfuerzos era lograr la reunificación de la Confederación de Trabajadores de Chile (CTCH), organización dividida durante los años 1940 por diferencias políticas de sus miembros. Blest tuvo una vejez solitaria, acompañado solamente por sus mascotas y por dos jóvenes, Oscar Ortíz y Francisco Díaz, quienes lo ayudaban en sus tareas diarias.
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

18/05/2015 13:25
Apoya a la niña paraguaya en su lucha

18/05/2015 13:25

18/05/2015 12:32
Titin Molina se la juega por el 9 http://www.youtub...e=
youtu.be

04/05/2015 16:24

sumac
03/04/2015 13:33
Critica nos ... escribo del documental . ES una forma de aportar al mejor VALOR de nuestra identidad .TAUCÁN .-
Tiempo de generación: 0.09 segundos 2,210,171 Visitas únicas