Octubre 22 2017 20:02:20
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 2

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
Domingo, 10 de agosto de 2014
columna de Andre JouffeEscribió el Nobel en una diatriba confirmada por Volodia Teitelboim como propiedad de Neruda, el célebre “Aquí Estoy”, con Pablo de Rokha, como blanco principal

Aquí estoy.
Cabrones
Hijos de puta.
Hoy ni mañana
Acabareis conmigo
Tengo llenos de pétalos los testículos
Tengo lleno de pájaros el pelo

No os hagáis secuestrar
Ni mañana os hagáis comunistas de culo dorado
Sino verted vinagre
Echad por la boca el semen recogido en las vulvas de prostitutas
Y rociad las paredes de los water closet con todas
Vuestras mierdas que os condeno a tragar otra vez

Vive (Rokha) fabricando incestos con hijos de madres ultrajadas, muerte al bandido
Al estafador de diez años,
Cuadros, muebles, tíos, hermanos
Provincias saqueadas y después colgar a las babosas barbas del coronel y del útero podrido de la podrida esposa del coronel.
Y con la garganta os vomito catorce veces a vosotros y a vuestras jeringas
Aunque colaboréis en la opinión y en la masonería
Aunque cada día cultivéis con mayor atención vuestra bilis y vuestra mierda.
Os meo,
Envidiosos ladrones hijos del hijo de la suegra de la puta
Os meo eternamente en vuestros hígados y en vuestros hijos
Meo en la fuente del corazón que habéis cubierto de estiércol
Porque morirán muertos entre eructos
De doctores borrachos y pedos traducidos
Porque su sangre de sobacos sucios
Será fuente víboras siniestras
Porque hasta ellos llegaran a morderlos

Un extracto de la respuestas de Pablo de Rokha:

“Defeca en el portal de los maracos
Su egolatría de imbécil
Famoso tal como el chiquero de los verracos
Llegas a ser hediondo de baboso
Y los tontos te llaman gran poeta
En las alcobas de los tenebrosos”


Odio profundo entre los dos Pablo. Que ni muerto de Rokha perdona el Nobel, que lo sigue tratando de “perico de los palotes” y lamenta su ausencia como así sus constantes ataques.

Los tiempos pasaron y en otro estilo, más cruel, sin el lenguaje soez de Neruda, Jorge Edwards no perdona la guerrilla que le hizo el ya ahora enfermo y fuera de circulación, Enrique Lafourcade.´
Pero el ex Embajador de Chile en Francia de Piñera, continúa agrediendo al escritor angolino, que ansioso y envidioso en estado in crecendo de cada premio que fue acumulando Edwards, entre atribuirlo a su amistad con Vargas Llosa a quien apoda Varguitas y no le da largona, y lo consigna a cualquier circunstancia, cosa menos al talento.

Para tal efecto, usa sus “Memorias I, Los círculos dorados” , editorial Lumen 2014, como óbus para reventar al enemigo sin trinchera.
Una desagravio a favor de Edwards: admite que le gustó “El libro de Karen” que el propio Lafourcade definió como pecado de juventud y la obra mas sublime de Enrique, “Pena de Muerte”.

No se queda corto el Nacional-Cervantes en sus ataques a mansalva a Lafourcade.
Evoca sus encuentros de juventud.

“Partimos con Jodorowsky pasando quizás por mi caserón de la Alameda de las Delicias (mansión pituca) hasta una residencia de adobe y tablas mal ajustadas de tablones que crujían, probablemente llena de gatos y algún perro asesinado. No se si ya había adquirido su fama de articulista provocador y deslenguado pero insolente hasta la chabacanería, pero estaba en vías de adquirirla. Jodorowsky dice que el sonrosado Lafourcade se colocaba las manos encima del cuello de la chaqueta para que la sangre le fluyera hacia abajo y se vieran pálidas. En esa posición si no se veían pálidas, perdían por lo menos la calidad de manotas toscas, parecidas a empanadas mal hechas, que tenían cuando reposaban en posiciones normales
Nos invitó a compartir su cena. En ese comedor flotaban los olores rancios de la cocina, de la dueña de la pensión, de las cortinas viejas, de los mismos pensionistas. Uno de los platos que compartimos fue una tortilla de zanahoria tan escuálida, tan delgada, que parecía un pedazo de papel secante en forma de circunferencia. El otro, una manzana agujerada.

Se había hecho amigo del grupo de Lucho Oyarzun, Carlos y Roberto Humeres, de Chico Molina. Se sabía que estos solían viajar a una pequeña caleta de la costa al norte de Quinteros, que se llamaba Horcón y que allí se producían encuentros ambiguos con jóvenes pescadores, manoseos extraños, carreras nocturnas, grandes borracheras alrededor de fogatas a la orilla del mar.

Para nadie era un misterio que desde que un millonario, Claude llegó con pijes a la caleta en los años cuarenta, los pescadores satisfacían a los gays de Santiago ante la vista y paciencia de sus esposas que con tal de no pasar hambre hacían vista gruesa ante a estos caprichos de los jutres En “Pena de muerte”, Lafourcade hace un retrato de este ambiente de Horcón. Edwards desliza que Lafourcade participaba en estos encuentros de tercer tipo. Benjamin Subercaseaux, homosexual asumido, aclaraba un poco después: “Lafourcade es de mirada huidiza, reservado, pero no es homosexual”.

Curioso, si de hablar de trata, también a nosotros nos llegaron cuentos en París de ciertas aventuras poco santas del Nacional y Cervantes con el marques de Cuevas, pero esto no era ser gay, era una choreza, producto de una borrachera, que no convierte en ambigua a la una persona.
Lo de Edwards, consciente que Lafourcade esta fuera de combate y de circulación por vejez y enfermedad, nada menos que en Coquimbo, es , ya que estamos en esto, una mariconada.

Tan horrible como de Neruda hacia Pablo de Rokha, cuando sus improperios persiguieron al poeta de Talca y La Reina cuando yacía varios metros bajo el suelo.

Nada tengo contra Edwards, pues en momentos en que requerí de su apoyo, lo tuve. Esto no obsta para dar respaldo a una crítica por su actitud hacia un enemigo menor, que en su situación ha sido como pasarle la aplanadora encima.

Ahora el libro de Memorias contiene sorpresas, como que el futbolista de la UC que jugó en Europa en los años 40, Raimundo Infante, pintaba al óleo, especialmente callejuelas medias sórdidas. Fue compañero ignaciano de Edwards.

Mientras su hermano Pepe, padre del Ministro de Justicia José Antonio Gómez, era un periodista de excelencia detrás del escritorio, gran editor, con buen ojo para titular y satisfacer el gusto de un público esencialmente popular, Mario era un explorador de lo diferente aunque la noticia fuese manida y reiterada.

Uno de los ejemplos más evidentes de su talento, quedó de manifiesto cuando asesinan a Edmundo Pérez Zujovic, el 8 de junio de 1971. Todos los periodistas nos volcamos hacia lo evidente, mientras Mario, en silencio, llegaba a la casa de la víctima y gracias a la colaboración de parientes dio con una gran foto familiar que fue publicada a dos páginas en la revista Novedades. El impacto fue mayor, pues mostraba a los Zujovic-Yoma, reunidos y en una pose muy formal para, como resultó finalmente, la eternidad.

Eso de encontrar las cinco patas del gato, era habitual en él e incentivó a muchos reporteros jóvenes de entonces a que buscáramos el lado diferente de las cosas.

Por aquel entonces, también en 1971, Unión San Felipe, modesto equipo recién ascendido a Primera División, obtiene el título de campeón del fútbol profesional. Su entrenador: Luis Santibáñez, apodado “Locutín”.

Todo el medio del periodismo deportivo destacaba la asombrosa campaña de un equipo tan modesto, pero nadie hurgó en la vida del director técnico. A la semana siguiente “Novedades” titulaba con el dolor de Santibáñez en momentos tan especiales. El obeso entrenador confesaba a Gómez López que durante ese año en San Felipe, su matrimonio se hizo pedazos pues su esposa cayó enamorada de otro señor. En otras palabras, mientras su equipo cosechaba triunfos, en el borde de la cancha, Santibáñez compartía sus instrucciones con la forma de cómo contener el llanto, según sus propias palabras.

Mario Gómez López, tuvieran o no acogida sus opiniones políticas, tenía una recepción respetada por todos en el contenido de sus reportajes. Para una persona tan chilena como él, su exilio en Moscú no fue fácil, a diferencia de otras personas que pese a la nostalgia se sintieron en cierto modo cómodos o se adaptaron con facilidad al nuevo medio
“Periodismo es publicar lo que alguien quiere que no publiques”, decía Mario Gómez López parafraseando una frase similar de George Orwell.

Creo que si Gabriel Boric le sigue poniendo, lo llevaré donde Ruiz Urdiles para que le ponga un pellet. Los bares para borrachines, el parlamento para ladrones, vivarachos y uno que otro rescatable.

Un político a medio filo nadie lo toma en serio, para chupar y hacer política hay que esconderse y que no aparecer en las pantallas de celulares. El pellet resulta, se lo dice un peletero.

El desorden que se vive en el país llega a asustar.

Leo de Jaime Collyer Swingers, todo sobre la clonación en cuentos magistrales.
Sigo con Edwards y su biografía interminable pero hay cosas entretenidas, nada que hacerle.

La embarró Bravo medio a medio, asi como Paulo Garcés en su momento,. Justo una de sus pocas fallas típicas en el debut. Va a calentar banca pa' rato, auguro.

Del humilde Sanpaoli, un DT que puede sepultar su buena carrera por culpa de sus antojos y preferencias. Ojo que en puntos, en Brasil no llegamos más allá que en Sudáfrica con Bielsa y en París con Acosta. Y cuidado con prometer el campeonato en la copa América. Peligroso.

Vi Cuatro habitaciones de igual número de realizadores, uno de ellos Quintin Tarantino. Me reí a morir, excelente. Me gustó mucho Viajeros amantes, de Almodóvar, una comedia gay estupenda con Penélope Cruz y Antonio Banderas de casi cameos dándole el puntapié inicial a este film con la eterna Cecilia Roth y un formidable elenco de maricones.

El lobo de Wall Street la vimos en tres tandas en la cama, como que fatiga tanto acelere, coca, gritos, plata y sexo a la quickly. Touch and go. Pero Di Caprio se las trae.


El 9 se presento el libro de Oscar Barrientos El barco de los esqueletos. El autor magallánico fue premiado en Quemchi por una agrupación cercana a Francisco Coloane a la que no debemos mirar en menos pues el cheque fue de tres millones.
Y el 14 “La sombra de una sombra, lo grotesco en los relatos de Enrique Lihn, de la tica Cynthia Morales Boscio. Cuarto Propio. ¿Relatará lo que me contó Jodorowsky que en una ocasión estaba tan ebrio el poeta que no sabía si se había acostado con un caballo? Lo dudo, o sea dudo al Jodo pero una nunca sabe.

Se desprende por lo visto que Francisca Merino es pesada como nadie pero el es fiel a Claudio Labbé, nada que ver con el ex alcalde. Odia a la Fran, a esta y a la otra pero le da lo mismo, hay que ganar billete y con los zapatos le fue mal
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

01/06/2017 14:31
Contralor atacado por fiscalizar a Codelco

18/05/2015 12:25
Apoya a la niña paraguaya en su lucha

18/05/2015 12:25

18/05/2015 11:32
Titin Molina se la juega por el 9 http://www.youtub...e=
youtu.be

04/05/2015 15:24

sumac
03/04/2015 13:33
Critica nos ... escribo del documental . ES una forma de aportar al mejor VALOR de nuestra identidad .TAUCÁN .-
Tiempo de generación: 0.02 segundos 2,371,219 Visitas únicas