Octubre 22 2017 20:02:19
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 2

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
Domingo, 31 de agosto de 2014
columna de Andre JouffeAsí que el nuevo rector de la UMAG apoyó a Antonio Skármeta para su Nacional de Literatura.
Decía Borges que la amistad no es menos deliciosa que el amor.

Ahora leemos que los sionistas son de origen turco, conversos al judaísmo. Bravo, Con eso le echamos la culpa a otros del genocidio.

Nos enteramos que el suero lácteo es recubierto del jamón que se vende en paquetes no al vacío, para conservarlo. Y eso no se lo dicen a las madres de los niños alérgicos a la lactosa.

Aunque es una semana en la cual nos ponemos a llorar los viejos upé, no es mirar en menos la carta de Eduardo Labarca a Allende y que coincide con un capítulo que le agregó a la primera edición de la Biografía Sentimental de Salvador Allende, Editorial Catalonia. Leamos, es terrible.

Carta/manifiesto a mi tío Chicho, compañero Presidente Salvador Allende, en el aniversario de su nacimiento en Santiago*

Querido tío, doctor, compañero Presidente:

Te trataré de “tú” como a los dioses y a los viejos amigos… He venido hoy a la Avenida España a homenajearte frente a este edificio donde se hallaba la casa del número 615 en que doña Laura, tu madre, te dio a luz un 26 de junio hace 106 años. ¿O querías que te comprara la fábula de que naciste en Valparaíso? Además de ti, tu esposa Hortensia y Laurita, tu hermana diputada, juraban haber nacido en el puerto, aunque la Tencha nació en Rancagua y Laura, en Tacna, tierra peruana. ¡Cómica valparaisitis familiar! Yo soy el único que te canta in situ el Happy Birthday.

De regalo te traigo tu biografía que te escribí. Y te cuento que al escarbar en mis recuerdos y en archivos polvorientos, y al visitar tus locaciones secretas, como tu garçonnière del pasaje Bueras, he descubierto dos Chichos:

a) el Allende del mito que empezaste a construirte pidiendo que te pellizcaran –“toca, carne para la historia”– y que han seguido construyendo los adoradores del Allende de mármol, de bronce, el que se codea con la Marilyn Monroe en el museo de cera, el Allende empaquetado de la foto oficial;

b) el Salvador Allende de carne, hueso y sangre, el Chicho perseverante, capaz de inventarse un nacimiento, llegar a la cumbre y convocar a la muerte –“infarto ven, infarto ven”– cuando tu gobierno se iba a las pailas, el Allende lacho a toda vela, el Allende cara de bulldog del banderín “a luca”, mi tío, el compañero Presidente, tú, el verdadero: el otro es faramalla.

Los/las lectores/as de mi libro han quedado patitiesas/os con mi revelación de que Hortensia Bussi, la compañera Tencha, tu esposa, había tenido un hijo “ilegítimo” –“huacho” le dicen– con un hombre casado. “¡Tencha madre soltera!”: evocación de un drama y un gran dolor. ¿Había que guardarse ese secreto con candado, blindar a un finado Allende de cartón piedra frente al “qué dirán” por los siglos de los siglos? ¿Mantener el hecho bajo la alfombra para salvar el “prestigio” de la difunta señora Tencha, como si ser madre sin sacramento fuese un pecado y no un acto de valentía y libertad?

El caso tiene bemoles desafinados. La joven Hortensia entregó su hijo al padre legítimo y a su esposa y… no lo vio más. ¿Qué había pasado? “Salvador es intransigente”, decía a las amigas llorando. Entre su destino de madre y su destino junto a ti, Tencha tomó la más desgarradora, dura de las decisiones: te eligió a ti. El que no queda bien en esto es usted, compadre Chicho Allende. Puedes decir que eran los valores de la época, que podía dañar tu carrera, pero que yo sepa los hombres reciben a una mujer con los hijos que trae.

Tras tu muerte, Tencha tendrá el gran desquite: al cabo de 34 años contigo, vivirá 36 –te sacó dos de ventaja– recorriendo el mundo como viuda, reina doliente dedicada a divulgar tu mensaje con sus ojos luminosos color ámbar, por fin dueña exclusiva de ti.

Chicho, en vez de validar las “virtudes” que te cuelgan algunos biógrafos autorizados, como que eras brillante alumno en el colegio, yo demuestro que eras porro rematado –“farreado” dice mi nieto– y pasabas de curso cafichándoles los conocimientos a los mateos de la clase, hasta que un día decidiste hacer el servicio militar y tomar el control de tu vida. El Allende al que le saco el sombrero es ese, eres tú, el joven Salvador que ante la pobreza, la miseria, la mortalidad infantil de los cerros de Valparaíso, decidiste dedicar tu vida a la justicia social y a la unidad del “pueblo de Chile” –sí, “del pueblo”, no “de las personas” como decimos los siúticos de hoy– hasta iniciar la primera revolución pacífica en Chile y en el mundo.

A ese Chicho yo le sumo el hombre que, en contraste con su/tu propia negativa a aceptar al hijo de la Tencha, eras un padre para las hijas de la actriz Inés Moreno, tu bellísima amante, que habían perdido al suyo; a ti, que fuiste un segundo padre de los hijos de la Payita, tu secretaria-más-que-secretaria; al que se emocionó en Bogotá al conocer al hijo, la hija y el perro de Eugenia Valencia, la mujer más hermosa de Popayán, con la que habías recorrido cierto trecho; a ti, que no mentías demasiado a esas y a las otras bellas que te entregaron mucho y a las que mucho les entregabas; al que se acordó de todas cuando a cada una le diste un trabajo al llegar a La Moneda…

Te rindo homenaje a ti, que al saberte condenado a muerte, buscabas consuelo en el pecho amante de Gloria Gaitán, la colombiana olvidada, negada por los chilenos, que perdió el hijo tuyo que esperaba y cuyas hijas te recuerdan hasta hoy emocionadas.

A quienes sin haber leído mi libro me trollean porque no asumo como verdades los mitos acuñados acerca de ti, les respondo. Aunque pertenezco a la generación siguiente, fui testigo cercano de tus actos públicos y privados, y en este siglo XXI escribo para las nuevas generaciones de hoy y de mañana y, modestamente, para la Historia. Para entender mejor lo que nos pasó, necesitamos escudriñar la parte que a cada cual nos correspondió en la tragedia, empezando por ti, nuestro número uno.

La famosa “muñeca” con que manejabas la política y el equilibrio entre la “catedral” –tu legítima esposa-; y tus “capillitas” –las otras– te falló como gobernante, y para entenderlo hemos de desconstruirte. ¡No me pidas que a 40 años de tu muerte tape tus secretillos o me base sólo en las declaraciones de la fundación-boutique que lleva tu nombre! La vida de los grandes de la Historia, esa tumbadora de mitos, no tiene secretos.

Cuando ya habías entrado en la Historia como presidente y vino el desastre, marchaste convertido en looser al encuentro de tu holocausto, y con tu muerte a las dos de la tarde en La Moneda pasaste a ser el winner post mortem de la Historia Universal. Cadáver triunfante, te elevaste a la gloria mientras nosotros nos hundíamos en la mierda absoluta. Yo la saqué barata, pero hablo por tantos amigos que pasaron de las grandes alamedas a los socavones donde cumplían su cobarde faena los soldados de la patria.

Déjame bajarte hoy del pedestal, ven con nosotros, como uno de nosotros: sólo así serás grande de verdad, Chicho Allende.

Tú, sin nadie que photoshopee tu imagen, hombre entre los hombres y entre las mujeres. Porque no hay soledad más grande que la del mármol y los mausoleos. Ven, avancemos por tu/nuestro valle de lágrimas. Tú sin nacimiento trucho, aquí, en avenida España, a dos cuadras del Museo Salvador Allende, aquí donde todo comenzó… Y aunque no haya venido nadie más, celebremos tú y yo, con la sinfonía de las micros que pasan, este aniversario.

¡Feliz cumpleaños, Chicho, nuestro presidente de luces y de sombras!

En Avenida España,
26 de junio de 2014.

*Periodista y escritor. Autor de Salvador Allende: Biografía sentimental (Catalonia, reedición ampliada en 2014).

Alberto Jerez gran amigo de Allende, saca su biografía. Le ayuda un viejo admirador suyo, Enrique Correa, para financiar la edición.

Aunque reaccionario, Joaquín Fernandois acierta en su columna de opinión de agosto en El Mercurio cuando recuerda que Nicanor Parra escribe ¡Presidente!/El país esta que naufraga/y Ud. probándose chaquetitas/¿chaquetitas?¡Toca! Son de gamuza legítima.

Fue un bofetón propinado con la intención, según Fernandois de que solo de esta manera el destinatario de la chanza puede caer en lo absurdo de su condición.

La postura de Parra ante los grupos pro soviets y chinos queda estampado en estos versos: “La Realidad no cabe en un zapato chino/menos aun en un bototo ruso.

Asimismo escribiría : Bien/¿y ahora quien/nos liberara /de nuestros liberadores. Lo hizo en 1972, entonces también querías la cabeza del gobierno en vías del socialismo y no aludió a los militares.

Es efectivo que Parra padeció el cerco hostil de gran parte de la izquierda que no le perdonaba no estar con la UP y en cambio las sometería a una sátira implacable en sus artefactos.

Como pueden apreciar en esta semana, le dan palos al hombre que nos llevó a una maravillosa aventura política y por la cual nos castigaron con fuerza implacable.

Erick Polhammer en Mulchén en su última visita se obstinó en bañarse desnudo en las aguas del río, de noche y a la luz de la luna. Pero no es el Calle Calle no hubo luna pero se bañó en pelotas igual.

Asombroso como la gente convive con los fríos en el norte. En Santiago todos entumidos, encienden las estufas solo de noche mientras uno castañetea con los dientes. En Mulchén llego a un buen hotel pero que tiene el radiador de la pieza apagado y en los pasillos un hielo de los mil demonios.

Me dijeron que no trajera parca, hasta con un abrigo de piel habría quedado corto.

Visito una emisora en Mulchén. En el locutorio uno cincuenta x uno cincuenta como mucho, el locutor hace su tarea en un frío aterrador. En la sala de control algo mas grande, el operador envuelto en parcas y bufandas hacen lo suyo. Explican que si tuvieran una estufa, se asfixiarían. La única solución es fumarse un pucho afuera y tomar mucho café.

Realmente allá en Punta Arenas es otro frío y si no fuese por el bendito gas estaríamos fritos como los veteranos de antes que se lavaban por presa.

De todas maneras fui muy cálidamente recibido en esta ciudad de la Octava y agradezco a Milena Gallegos especialmente y a su alcalde por la oportunidad que me dieron de regresar a esas tierras y exponer ante numeroso público sobre el lobby y los operadores políticos.

¿Supo Coloane alguna vez que hay ediciones de sus obras como Tierra del Fuego resumidas? Según se lee en el prólogo, adaptadas sin alterar el contenido para no cansar al lector con descripciones. Lo mismo corre para Emilio Salgari. O sea, lo más interesante que es el detalle de las situaciones se elude para beneficiar al lector. Increíble. Los asesinos literarios fueron los de Zig Zag.


Antes de regresar me entrevistan de Chilevisión para un programa que se llamará YO, aparece a fines de septiembre. Me tocó la parte Cecilia Bolocco, cada programa es un solo personaje. Desde el Papa al Presidente de Uruguay.

Me dicen que Bolocco estuvo choqueada cuando le recordaron que a su padre lo tuvieron en la cárcel, pero no en Capuchinos como a los cuicos sino que en la de San Miguel. Y ahí le tocó más encima el terremoto del 85. Tan pobres estaban los Bolocco Fonck que hasta les embargaron los muebles de la casa. Cecilia con su título trabajo sacó adelante la familia, lo cual no es menor.
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

01/06/2017 14:31
Contralor atacado por fiscalizar a Codelco

18/05/2015 12:25
Apoya a la niña paraguaya en su lucha

18/05/2015 12:25

18/05/2015 11:32
Titin Molina se la juega por el 9 http://www.youtub...e=
youtu.be

04/05/2015 15:24

sumac
03/04/2015 13:33
Critica nos ... escribo del documental . ES una forma de aportar al mejor VALOR de nuestra identidad .TAUCÁN .-
Tiempo de generación: 0.09 segundos 2,371,218 Visitas únicas