Agosto 23 2017 15:35:17
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 1

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
Martes,16 de junio de 2015
columna de Andre JouffeMETERSE EN LIOS

djouffe@yahoo.com

Circula una entrevista realizada por el suscrito a Fidel Castro en la cual alude a temas poco frecuentes en el discurso del ex líder cubano. Fechada el 16 de febrero de 1989 en el Hotel Caracas, Fidel habla de sexo, religión, de su régimen dietético, de las razones por las cuales dejó de fumar y su afición por coleccionar relojes. De hecho en aquella oportunidad, portaba uno obsequiado por Gina Lollobrigida cuando la actriz-fotógrafa lo fue a visitar a La Habana y pregunté sobre el origen de la pieza. (La entrevista puede leerse solo en inglés en versiones diferentes en el sitio http:/ lani.utexas.edu/la/cb/cuba/castro HTML, en español, si tiene un ejemplar de ese mes de revista Cosas,)


Fidel se desmarcaba de sus entrevistas-discursos en las cuales con suerte los periodistas podían meter dos preguntas en siete horas. La estrategia de Castro era esa, apoderarse del tema, pasar por muchos sin dar pábulo a una interrupción. A no mediar un acceso de tos o la necesidad de tomar agua.

En consecuencia, esta faceta le convenía a Cuba y la entrevista circuló sin problemas siendo reproducida por otros medios.

El contenido, frívolo por tratarse de quien era, convino a los cubanos y dejaron pasar.

Siendo joven me di cuenta que las entrevistas y reportajes si planteaban más conveniencia que inconveniencia, el hecho de que hubiesen sido realizados, daba lo mismo a los aludidos o a quienes estos representaban.

En la Dulce Patria en cambio me apabullaron acusándome de hacer pasar poco menos de glamoroso y dandy al ahora anciano ex combatiente.

En el Hotel Foresta a comienzos de los ochenta deslicé un comentario durante un almuerzo con algún periodista extranjeros, sobre un hecho ocurrido en la casa de los Pinochet. Lo que dije, guardaba relación con un episodio de segunda categoría escuchado en los pasillos de mi revista, muy vinculada al régimen.

En la calle frente al Cerro Santa Lucia, un caballero identificado como representante de la Voz de America, emisora oficial del gobierno norteamericano en la cual locuteaba Patricio Bañados en los años sesenta, se presenta y me plantea: La próxima vez que usted tenga una información o anécdota similar llámeme a este número. Vivo en Rio de Janeiro pero viajo a Santiago y lo conversamos. Insinúa que seré económicamente retribuido.

Todo esto sin maletín James Bond ni grabadoras que explotaban luego de emitir su mensaje. Formas de trabajar del Departamento de Estado o la Compañía. Aclaro, el FBI se ocupa solamente de los asuntos internos de USA, la CIA de los externos que puedan afectar los intereses de Washington.

Al llegar al Sudáfrica del apartheid en tiempos de Pik Botha, la primera advertencia en el aeropuerto fue que si me sorprendían con una mujer de color o negra iba a ser expulsado en el acto del país. Los afrikáner diferenciaban a los indios de la India y los amarillentos del Yemen, por ejemplo de aquellos de color ébano que eran el pecado mortal al cubo.

Lo primero que hice en mi primera noche en Johannesburgo fue amigarme en un bar con un taxista austriaco. Hicimos un tour y en una esquina dimos con una descendiente de indios. Muy campante me informa: solo sexo oral; más que eso, voy a la cárcel.

En términos más actualizados el estilo Mónica Levinsky no era considerado delito, solo con penetración vaginal de por medio, ella iba al chucho y yo a la frontera.

Un joven hijo de diplomático dominicano que iba a la parrillada El Parrón en Santiago comercializaba salmones, muy escasos entonces. Los llevaba a domicilio preparados y a precios muy módicos. Un año más tarde, el proveedor era detenido por la PDI. Los peces antes de ser faenados y distribuidos transportaban cocaína en su vientre.

Para finalizar. En 1980, la pareja de una dueña de agencia de publicidad, me contrata para promover los modelos de Alfa Romeo. Estamos en pleno boom, pre crisis, y los honorarios eran de ensueño: un “alfita nuevo, no flamante pero a lo más dos años de circulación” por la campaña.

Ni tres semanas llevaba en funciones cuando leo en el vespertino “La Segunda” que mi socio estaba involucrado en el asesinato de agentes blancos infiltrados en células en Soweto, gheto de negros que protestaban contra el apartheid en Sudáfrica.

Al preguntarle por teléfono de qué se trataba me respondió sin inmutarse: “Mira no es tan así la cosa”. Lo que fue así la cosa que esa misma tarde la representación de Alfa Romeo en Chile nos mando cortados.
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

01/06/2017 14:31
Contralor atacado por fiscalizar a Codelco

18/05/2015 12:25
Apoya a la niña paraguaya en su lucha

18/05/2015 12:25

18/05/2015 11:32
Titin Molina se la juega por el 9 http://www.youtub...e=
youtu.be

04/05/2015 15:24

sumac
03/04/2015 13:33
Critica nos ... escribo del documental . ES una forma de aportar al mejor VALOR de nuestra identidad .TAUCÁN .-
Tiempo de generación: 0.19 segundos 2,312,681 Visitas únicas