Navegación

Usuarios Conectados

· Invitados: 4

· Miembros: 0

· Total Miembros: 7
· Último Miembro: Patronico

Iniciar Sesión

Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.

Mini Charla

Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.

13 de agosto de 2011

columnaComo toda actividad de la cultura que se precie de tal, la iniciaremos con una brevísima ejecución de la ópera Bomarzo, del compositor argentino Alberto Ginastera sobre un guión del cooordobés Manuel Mujica Laínez, lejanísimo ex pariente político mío, no es broma, cuya afición por la literatura solo tenía parangón con aquella dedicada a los jovencitos, tampoco es broma.

Después de Josef Stalin con Sergei Prokofiev, fue el general Juan Carlos Ongania, presidente de Argentina la segunda persona en censurar una ópera y ocurrió en 1967 precisamente con Bomarzo.

En la presentación del libro dije además:
Escuchemos pues el primer compás de la creación de Ginastera
Y soplé una nota de flauta.

Bellus corpus cataplexis bulbis , catrirbirus ominus nostrum
Che nos están bendiciendo dicen los vecinos de mi pieza cuyos baños están comunicados por cuanto la pared deja un hueco casi al tocar el cielo.
Fue en el hotel Ariosto de la calle La Paz en Lima allá por los años ochenta cuando de tanto viaje hablaba solo.

Viva Mariana Hales
Viva Graciela Harris
Viva la cuidadora autos de Waldo Seguel
Te queremos, Helena Todd
Grigle amenofis

Vino Erick Pohlhammer a presentar Ánimas del Estrecho. La verdad verdad es que se dio la proporción, 90 asistentes,.. Nueve libros vendidos. Cuando presentamos Mi gente linda-My beautiful people en 1982 fueron 700 personas a los dos lanzamientos y vendimos 100 ejemplares, aun cuando luego en librerías fue un éxito de ventas.
Las piernas de Mariana donde el Coco Legrand en su teatro Circus OK, hubo 450 personas y vendimos 70 ejemplares. O sea hay que calcular un diez por ciento aproximadamente de los que concurren aparte de pegarse la lata de los discursos y tomarse sus copetes, compran.

Contaba Jorge Babarovic que en 1992 cuando concurrió a La Moneda Eugenio Tironi comentó que no podía extender mucho la reunión con la Asociación nacional e la Prensa por cuanto el presidente Aylwin “estaba preocupado por este libro que iba sacar el colega vuestro”, el suscrito.

En este caso lo presentó Erick y estuvo el empresario, músico y amigo Pedro Sánchez Barría y se fueron por el lado de la anécdota y la gente se entretuvo además que hice algunas barbaridades que provocaron risas.
Erick me cuenta que se fue a Australia por una semana a un encuentro de escritores a comienzo del siglo y se quedó un año, trabajando en un night club de chicas topless como a animador, simultáneamente fue obrero de la construcción a 12.500 pesos la hora y amante de la dueña de un restorán que fue lo que mantuvo a Erick en Oceanía.
Al regreso quiso la vida que se reencontrara con la azafata de Lan semi pascuense que le invita a descender en Mataveri y Erick se permanece otro medio año en Isla de Pascua.

¿Imaginan ustedes que parte por una semana y regresa al año y medio? Es como la historia del tipo que fue a comprar cigarrillos a la esquina. Y no regresa hasta transcurrido mucho tiempo.

Erick dictó algunas charlas en escuelas y liceos en Punta Arenas y fue a cuanto programa de radio y televisión le pusieran por delante. Siempre optimista, tira para arriba conquista mujeres al paso como si fuesen moscas. Es que ninguna es capaz de soportar tanto piropo y permanecer indiferente.

Comentamos con el poeta el caso de Antonio Horvath porque para que una mujer llegue a tu casa premunida con un hacha, vaya que debe de haber rollo de por medio, por suerte terminaron ambos con lesiones tanto senador como agresora y nadie perdió un miembro.

Pero es talk of the country de como la imagen de un luchador ambiental, que se pese a estar en la derecha es el puente entre gobierno y oposición a proyectos asesinos del medio ambiente, un tema asaz peliagudo. Bueno, esa imagen queda cuestionada cuando una mujer que llega a tu casa con un hacha y aunque sea Coyaique no era para ofrecerle servicios de leñadora.

La gran mierda escandalosa es que mientras se votaba lo de isla Riesco, la minera de carbón la noche previa ingresaba al país los camiones adquiridos por la empresa que la vincula a Copec
Ironía, macuquería conchasumadrez, tremendo grado de hijodeputez, de hipocresía absoluta. ¿Para qué votaron si las máquinas están aquí. Así se columpian a la ciudadanía.

Le pregunto a un amigo que es audiovisualista por su cara de trasnochada y me relata que estuvo hasta las cinco de la madrugada filmando la llegada de los camiones y unas horas más tarde se votaba…. Ridículo. ¡Qué impotencia!

En cuanto al tema escolar, si pierden un año, digo yo, no es el fin del mundo.. Tal cual.
Pero la cosa es que lleguen a un plan que sirva para que los alumnos algún día no jubilen y aún paguen las cuotas de sus estudios universitarios.

En los politécnicos está la solución.

Carolina Arregui aparece en la portada del Cosas del 29 de julio en el que se publica el reportaje tan esperado de los papatatas: el doctor Vieira, el escultor Talo Mansilla y el suscrito y sus hijos e hijas de 3 y 4 años.
Arregui señala que el infarto sufrido en marzo le hizo bien porque la aterrizó. Lo atribuye al exceso de cigarrillos, y se olvida de la línea blanca y otros elementos, que afectaron su corazón.
Pero todo el mundo tiene derecho a rehabilitarse y ojalá ahora no siga haciéndole la vida imposible a Oscar Rodríguez aun cuando quizás se haya vengado en el pasado, de algunas presuntas infidelidades del director de televisión.

Me cuenta Pohlhammer que Isella está muy enfermo, internado en un hospital público,. Hace unos meses, este fumador empedernido que era expulsado de las casetas de transmisión en los estadios cuando prendía el pucho, contó con la ayuda del Móvil de los Poetas. Ocurre que la situación de Néstor Julio Italo Isella Ferlini era tan crítica que encuentra una colilla en el suelo, la toma y suspira A nadie le falta la manito de Dios. Isella era jugador correcto, de vida privada intachable, padre de nueve hijos. Pero la caída de Alberto Fouillouix con el SII, le significó perder Canal 13 como efecto dominó, las infantiles de la UC y todo se vino abajo.

Un dato para Urrutia O´Neil que escribe sobre el destino de los futbolistas que suelen terminar mal ´

Interesante cuando el poeta relata que lo echan del estudio de televisión cuando le pregunta al entonces general de carabineros Fernando Cordero si se tiraba algo tan humano como un peo. Quedó la escoba en el set.

Quienes deseen adquirir Ánimas del Estrecho, pueden hacerlo depositando en la cta rut bancoestado 4854220-4 , 7.500 pesos-incluye franqueo a cualquier parte de Chile-y recibirán con boleta correspondiente su ejemplar. Autografiado.
Leo Primera dama, de Danielle Mitterrand (Aguilar) y el Sueño del Celta, de Vargas Llosa y tenía a mano uno de Díaz Eterovic cuando en la página 80 me doy cuenta que fue el primero que le leí hace muchos años
Me ha costado el estilo de la viuda Mitterrand, pero así es la life. Ojalá lo termine sin tener que renovar el plazo de préstamo en la Dibam.

Veo Primer Plano y siguen dándole como caja a Anita Alvarado, esta vez con el tema de la pensión alimenticia que le exige al padre de dos de sus hijos. ¡Tan pobre están de material?
Dicen que el ranking de Buenos Días a todos a bajado desde que en Chilevisión ni pescan lo que ocurre en la casa televisiva del lado( pro ahora, antes de que se vayan al Parque Cousiño con todo el holding CNN)
Kel a todo esto no tuvo casuística para continuar en CQC. Demasiado pava en un programa de muchas salidas de madre-

A tiempo me puse el pellet, Amy Winehouse y ahora Jani Lane, todos menos de 40 y en esto reaparece por Chile Rod Stewart que a los 70 luce como tuna por lo bien que se ha tratado.

Para finalizar un par de anécdotas fuera de contingencia. En el verano de 1993 estaba tendido en una de las playitas de Maitencillo en el litoral norte de la zona central cuando me gritan del boliche donde por súplicas mías, recibían los recados telefónicos urgentes en la era pre celulítica: “Es de Jordania”, anuncia eufórico don Ricardo, el propietario. Nelson Haddad, embajador de Chile en Aman dice casi como una orden: “El rey te espera el martes, no hay otra fecha posible pues estamos a horas del Ramadán (celebración religiosa que dura varios días).
Raudamente chao a la familia, anuncio regreso en diez días, voy a casa mientras en Cosas compran-o canjean-los pasajes en Air France, me recargan la Diners (una de las pocas tarjetas plásticas en aquel entonces) y 24 horas más tarde vuelo rumbo Amman vía París donde hay cambio de avión con escala en Damasco (Siria). La visa era innecesaria por el motivo de la visita.
Apenas llegados, fuimos a una elegante picada concurrida por la reina Nour con el diplomático y el primer secretario de la sede, sobrino de José Donoso, Martin, y al día siguiente a las once me pasa a buscar el chofer.
Mientras me visto, horror de horrores, en el apuro no he traído zapatos negros. El hotel tiene de todo, menos una tienda de calzado; muy tarde para pasar a otro sitio. La salvación llega en don Jorge, el conductor. La ¿Cuánto calza? va junto con el buenos días. La respuesta es la solución del problema; el se queda con los míos durante un par de horas.
Me recibe la encargada de comunicaciones del reino; conoce a Karen Poniachik pues trabajó con nuestra colega en Newsweek en Nueva York y al parecer le había hablado de mí. Para bien. “Hay un problema”, anuncia: “Acaba de aterrizar Yasser Arafat. Puede caer la entrevista; vino por una emergencia”. Le lloro que he viajado desde tan lejos, que el viaje costó una fortuna, se pueden ustedes imaginar. Pero hay un desenlace feliz: “El rey te recibirá veinte minutos, lo que no alcances a preguntar, lo respondemos por escrito. No se te ocurra cruzar las piernas durante la entrevista, si apuntas con el pie hacia su rostro, el rey te despide de la audiencia”. Agradezco la indicación de protocolo y aprovecho en pedir, ya que estábamos con temas por escrito, que la reina Nour me responda un cuestionario. Despego de Aman con dos entrevistas bajo el brazo y zapatos nuevos que adquirí esa misma tarde.
Christian Plaetner Moller, danés de origen, gerente de la revista consigue una entrevista con el rey Carlos Gustavo de Suecia, hombre casado con la plebeya y ex azafata de las olimpiadas de Múnich 1972, Sylvia Sommerlath. La pareja tuvo problemas con su hija la princesa Victoria por su inclinación a la bulimia. Además, tiempo después, se supo que el soberano estuvo envuelto en líos con meretrices.
Carlos está hospedado en el ex hotel Carrera, actual cancillería. Minutos antes de ingresar Christian me advierte: “Solo puedes hablar de boy scouts. El rey es presidente de la federación mundial de escultismo y su presencia en Chile obedece a este motivo”.
¿Qué sé yo de scouts? Mi arsenal de preguntas baja con el chorro impulsado por la cadena del baño del hotel. Es la entrevista más fome desde aquella con John Voight, padre de Angélica Jolie; la diferencia es que a esta última pude meterle mano gracias a la inexistencia de google.
En el restaurante de su propiedad, el Deals de Chelsea, Londres, el vizconde Linley que aun no salía del closet-lo hizo casado y con hijos-, me invita a almorzar. Es el sobrino de la reina Isabel y el hijo de la princesa Margarita. Hablamos casi de todo; llega lord Lichfield, primo de la reina, fotógrafo. Me cuenta que usa un pito de árbitro para ordenar a la multitud de príncipes, condes, duques y marqueses para los retratos de familia en Buckingham o Windsor. En eso llega Margarita con tantos martinis en el cuerpo que me hacen señas que no debo dirigirle la palabra. Por suerte Linley y su tío fueron lo suficientemente entretenidos como para darme por satisfecho con el material periodístico.
La princesa Ira von Furstenberg que si fuese chilena la describiríamos como seca para la talla y la irreverencia. Bajamos una botella de vino blanco de Würzburg. El mosto tiene una dosis de gas y si fue aquello lo que le soltó la lengua, lo ignoro. “Voy a Chile pues Claudio Bravo (el pintor no el arquero del real Sociedad) me regaló un campo”.
A la comadre se le cayó el casete; peló a Raineiro, a Carolina a los reyes de España y cuando íbamos a pedir la segunda botella, la vinieron a buscar. ¿Cuántas intrigas palaciegas me perdí?
Ira llegó a nuestro país, el célebre pintor había olvidado el obsequio pero la princesa lo pasó divino en Colchagua donde a prueba de docenas de catas, la idea del campito se esfumó como las burbujas del champán.
Y culmino con la entonces aun joven y apetitosa princesa María Gloria Ferdinanda Joachima Josefine Wilhelmine Huberta Thurn und Taxis (este apellido dio pábulo a los vehículos de alquiler). Fui muy temprano a su castillo cerca de Múnich y me mostró su boutique de suvenires. Había enviudado recientemente de Johannes, su viejo esposo a quien Ernst August de Hannover (léase esposo de Carolina de Mónaco) sigue los pasos que seguramente lo van a llevar etílicamente a la tumba.
La cosa es que Glorita, a las diez en punto me ofrece un schnaps, en este caso un aguardiente de pera, luego otro de manzana y otro y otro y otro. Al mediodía gracias a haber concurrido con la billetera generosa llevaba poleras, ceniceros, toallas, portavasos, individuales y un cuantuay de recuerdos para medio Chile. Por los schnaps. Casi me pierdo en el bosque rumbo al taxi. Andrés Allamand, Evelyn Matthei, Francisco Javier Cuadra, Teodoro Ribera y Federico Mekis, me esperaban en el hotel y no se explicaban como traía todo un bazar encima. El porqué esa compañía, es otro cuento.

Comentarios

No se han publicado comentarios.

Enviar Comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.

Valoraciones

La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Tiempo de generación: 0.02 segundos
4,720,074 Visitas únicas