Navegación

Usuarios Conectados

· Invitados: 5

· Miembros: 0

· Total Miembros: 7
· Último Miembro: Patronico

Iniciar Sesión

Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.

Mini Charla

Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.

1 de octubre de 2011

columnaVamos volando a Suiza y con suerte la próxima semana encuentro a Camila Vallejo en Paris.
Lo malo que nadie en la Fech sabe el itinerario. Estoy consciente de que no va a posar ante la torre Eiffel ni Arco de Triunfo para que los imbéciles que tergiversan todo, no califiquen de turisteo la gira. En cambio puede que me pose ante la Sorbonne, pas mal.
Cuando la invitaron a Brasi, la instalaron en primera clase y hubiese sido demagógico y de mal gusto que ella reclamara ser pasada a turista. Dicen que hay unos cheques con cifras de pagos por ir a Brasilia. Pero, yo voy a Suiza y mis anfitriones me van a dar un viático ¿también se considerará como honorarios? No es un pago, es lo que se llama pardem, o sea para comer, movilizarse y para los mínimos gastos que se requieren. De modo que a callar hocicones.

Les cuento, que Labbé tuvo harto claque con sus medidas, aunque nos paremos de cabeza. De Illapel a Punta Arenas hubo un buen 40% que aplaudió, deben ser los sobrevivientes del Pinochetismo clásico. Además está tan pusilánime el Piñera que todos aplauden cualquiera que decida. Al hombre dicho sea de paso me lo veo en una foto y pareciera tener 73 años.

¿Qué hace Denisse Campos en Punta Arenas?. Esto me cuentan: Va al mall y pide un plan movistar (la chica que la atendió9 trabaja para mi mujer ahora de manera que es primera fuente), previo alarde de que fíjense quien entra al negocio y muchos no sabían. Entrega su carnet que la aproxima la cuarentena y la computadora rechaza sus pretensiones porque tal como yo, esta en Dicom.
Bueno, volveré otro día, anuncia.
En una disco del centro de la ciudad, bebe algo en exceso y la invitan a salir los guardias. Talk of the town
Finalmente en la población Silva Henríquez, un botillero comenta que Denisse llegó acompañada de un galeno más feo que la noche. Pidió vinito blanco embotellado. ¿Qué se cree esta cuica?, pensó el botillero, aquí hay puro vino de caja. Entonces tréete vino bueno en botella, que yo solo tomo blanco, y seré clienta tuya, le dice eso o algo así la gemela que según apreciamos vino a hacer extraño turismo a esta ciudad (la gente pensó que iba a montar una agencia o algo similar). Esto se cuenta de Denisse, a mi solo me intriga si va a firmar al patronato de reos por su micro tráfico tal como yo lo hcie dos años por conducir a lo jugador colocolino.

¿Han escuchado algo tan estúpido como la letra de las cuecas?
En sí, la cueca es atroz, pero no hay nada que hacerle, sobre gustos no hay nada escrito.

¿Qué onda mi querido Der Spiegel? (El espejo). La revista anda volando bajo cuando informa que el servicio secreto alemán contrató al criminal nazi Walter Rauff, protegido por unos indecentes en Magallanes, para que vigilara a Fidel Castro. ¿Del Estrecho a Cuba? Están loco. No había satélite, ni visita a nuestro país.
Que locura de quienes acertaron hace seis años con si titular: “La resurrección de Karl Marx?

Al leer Memorias y sueños de Gabriel Valdés, con esa extrema pituquería, es imposible soslayar que cuando menciona a un vasco plutócrata chileno, se refiere a Carlos Chopito Errázuriz, o sea le sabe hasta el apodo, y este iba acompañado de un señor Godoy. Claro al Godoy ni nombre ni apodo.
Calza este libro escrito de arriba hacia abajo con otro muy bueno de Jorge Marchant Lazcano, El amante sin rostro, escrito de abajo hacia arriba. Mi amigo Jorge se cree en la necesidad de poner entre paréntesis algunos comentarios propios como si fuese un reportaje, y aquí aflora su origen de periodista. Sus descripciones son de critica, reproche y deslumbramiento ante el mundo de los ricos, que Valdés Subercaseaux desparrama desee su cáliz de oro hacia la copa de vidrio Lirquén de Marchant.

El tema homosexual tapizado, o sea mullido, sin la crueldad almodoraviana de Marchant, con algo de closet aun latente, se contrapone a la poca simpatía por los homosexuales de Valdés.
Clausuro el comentario con la frase del ex canciller y senador, cuyas pretensiones presidenciales fueron aserruchadas por Patricio Aylwin, cómplice de un escándalo electoral llamado Carmengate-ver en google -:” Duro es decirlo, peor es sentirlo, pero sería injusto no contarlo”.

Cuando el concejal José Aguilante informa su alegría del adelanto de entrega de obras del Teatro Municipal de Punta Arenas para febrero del 2012 durante el programa radial “Aquí vivimos”, que hago en radio y televisión para la Corporación Municipal gracias a Vladimiro Mimiça Cárcamo, alcaldito ito ito, le comento que en su lugar, de todo el concejo y el alcalde, a partir de ahora tendrían que dormir sentados de pura preocupación. Porque entonces, a medio año del acontecimiento, estaríamos casi a fojas cero en cuanto a infraestructura y programación.
Al día siguiente le manifesté al Alcalde Vladimiro Mimiça mi intención de apoyar la puesta en marcha del teatro en forma desinteresada, sin cargo formal alguno, y pensando más en la comunidad de Punta Arenas que en las autoridades de turno.
Le informé a todos los candidatos potenciales a la alcaldía en lo que estaba y sólo uno manifestó que no le interesaba ni siquiera estar al tanto mientras estuviera vigente la actual administración.
Ni siquiera el argumento de “por el bien de la ciudad”, por encima de los intereses partidarios o endogámicos logró conmoverlo.
Como la gestión cultural constituye un tema al cual no soy ajeno tomé conciencia de varios aspectos. El primero, el foso del antiguo teatro cobijaba a doce músicos, el actual ¿es capaz de dar cabida a una orquesta completa si se trata de acompañar ballet u opera? El segundo, ¿Cómo va la acústica del teatro? (que no tiene nada que ver con el ingeniero de sonido que tan majaderamente han mencionado como lo más importante). Tercero: Siendo la gestión algo trascendental y hasta el momento ausente, ¿no es mejor externalizarla? Cuarto: la velada inaugural es tan fácil de programar como la primera edición de un diario o revista, pero ¿y qué ocurre con los tres trimestres restantes del año 2010?
Todo esto funciona, si asumimos que cualquier entidad seria ya tiene en esta fecha, su programación lista para el año siguiente. Y no se improvisa de pronto en una noche en un escenario porque a la autoridad le gusta el show del momento. Porque si vamos invitando a la pasada, tendremos charqui.
En estos días en que me encuentro fuera del país, haré los contactos pertinentes en el extranjero para pro ratear costos de traída de solistas, representantes de todos los ámbitos artísticos más otros relacionados con exposiciones. Sin ir más lejos, mañana lunes, almorzamos en Suiza, con el administrador de la orquesta de Cámara de Friburgo. De hecho ya contestó Connie Blach, la directora artística del Teatro Colón de Buenos Aires y la Directora del Conceso de la Cultura y de las Artes nos informará que ocurre en Ushuaia..
Una sala como el Teatro Municipal no está obligada a copar su agenda semanalmente, con dos o tres espectáculos al mes justifica de sobra su inversión. El gobierno regional, que entregó los recursos también querrá su parte en la agenda al igual que el Consejo de la Cultura y las Artes; esta la interesantísima programación de la Fundación Jorge Sharp Corona que ofrece en los meses de septiembre y octubre veladas de alto nivel.
Me preocupa saber qué espacios se disponen para exposiciones pequeño formato y si se van a habilitar pedestales para instalaciones artísticas; qué obras tiene o requiere para colgar y instalar en forma permanente.
Tanto la boutique como la restauración, corren en teatros como el nuestro, por cuenta de concesionarios que solo ocupan su espacio cuando hay actividad; no es negocio una permanencia de mes corrido ni para quienes vendan libros, poleras, tazones y todo el mercadeo sucedáneo del teatro ni para un proveedor del snakc bar.
Alumnos universitarios que deseen obtener ingresos, podrían oficiar-como ocurre en otros lugares-, de impecables acomodadores que además surten de programas a los espectadores.
El ex o actual José Bohr es un chiche, y para que se mantenga como icono del comienzo del mundo, que nazca con un prestigio intachable, debe dársele el trato correspondiente, que el arte sea su único norte.
Recuerdo la frase de Alexander Lezarov director artístico del teatro Bolshoi de Moscú, en 1988, en plena URSS, cuando le pregunto si el partido comunista presiona en la programación: “Jamás, aquí tienen muy claro que el Bolshoi debe priorizar los intereses artísticos por sobre los políticos”.
Lezarov siguió al frente del teatro cinco años más después de la caída del Muro.
Si lo expuesto se lleva a cabo sin tropiezos ni intrusos, no tiene por donde perderse una culminación exitosa. En caso contrario, todo es posible en la dimensión desconocida.

Valentina Roth, hija de Rodolfo y de Kathia Soracco, tiene los alambres algo pelados, pero el culpable es papá Rodolfo, según la ex del conductor porque vio desde pequeña violencia intrafamiliar. Rodolfo visiblemente afectado fue internado en una clínica. Yo cuando me afecto, me voy derechito al hospital regional. Y que jué.

Valeria Sarmiento me cuenta por teléfono desde Paris que va a terminar en Lisboa la película iniciada por Raúl Ruiz, La línea de Wellington.

Suiza me provoca sentimientos encontrados: mi madre que no tenía vocación de tal, me instala a los 14 años en una mansarda en el tercer piso de una torre. Linda vista al lago de Ginebra pero quizás para un joven mayor que sepa lo que es vivir solo. Ella residía a dos cuadras. Tocaba la Urraca Ladrona a todo chancho para darme animo. Todo eso era mejor que la pieza en el departamento del conserje donde me puso antes y donde me moría de miedo observando cuadros de tormentos a los santos.
M. Picard era un retardado a quien su familia enviaba a Lausanne desde Marsella en tren , o sea mil kilómetros a comprar dos barras de chocolate cada quince días. Picard lo encontraba lo más natural y alojaba en la residencial Sinniger igual que yo. Cuatro días de ausencia en la casa de Picard seguramente era un alivio. El viajero sabia su itinerario y no se salía de la rutina.
Lucía unas condecoraciones en el pecho, muy surtidas, de origen desconocido. Una choreza.
Yo para hacerle gracia le compré una. Curiosamente su familia reclamó por este gesto. Nunca lo comprendí, hasta ahora. Quizás esta semana me pegue un pique a Lausanne y averigue.
La dueña de la pensión estaba casada con un señor víctima de un derrame cerebral. El estaba condenado al lecho, apenas hablaba y cuando quería que le cambiaran de canal en esos años sin control remoto, gritaba : Eo eo.
Todos los viernes me invitaba a ver lucha libre, a las nueve, que era casi como horario franja dos nocturna. Cuando Monsieur Sinniger se celebraba eo eo.
Tristes mis fines de semana, muy pajeados con las revistas de piluchas o semi piluchas como Mylene Demongeot o Pascale Petit.
Eo eo.

Comentarios

No se han publicado comentarios.

Enviar Comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.

Valoraciones

La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Tiempo de generación: 0.01 segundos
4,744,672 Visitas únicas