Navegación

Usuarios Conectados

· Invitados: 1

· Miembros: 0

· Total Miembros: 7
· Último Miembro: Patronico

Iniciar Sesión

Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.

Mini Charla

Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.

31 de diciembre de 2011

columnaEn primer lugar, Feliz Año para todos.
Antes de pasar a los temas que me invitan a escribir esta columna, quisiera manifestar que esta semana me convencí de que la pésima opinión de la gente sobre el mundo político y el temor de los políticos de lo que opina la ciudadanía, es recíproco.
A raíz de una campaña en contra de un socialista converso a otras causas o intereses, recibí correos de premios nacionales que me decían que me metiera (sic) al personaje por la raja que era un travesti político más igual que todos los socialistas vendidos, en fin. Otro me dijo no te metas con el porque mantiene contactos con gente peligrosa. Un alto dirigente PS me dijo que no quería meter el dedo en la llaga porque del convencimiento a la prueba, había algo llamado querella. Otro que si lo conoció en pasos cercanos al generado Gordon, me lo confirma. Peligroso es la palabra, para otros loco, pero en concreto, mejor no meterse con Moraga.
Ha sido habiloso este señor en manejar sus hilos en base al miedo y las querellas, pero en lo que sobresale, es en haber aquilatado el desprecio del pueblo por los políticos y ese mismo desprecio le permite haber simpatizado desde Akin Soto, que lo quería de presidente de la JJSS en los años 70, hasta ser partidario de Piniochet, Pablo Rodríguez, el Fra Fra y luego el Colorin Zaldivar
Pero nada es relevante. Moraga salió bien parado de su enfermedad, y me alegro porque no le deseo males de esa naturaleza a nadie, y que no nombro sino que por metáfora como Erica Jong para referirse a ella. Pero por donde sale mejor parado es con la mala memoria chilena
Cuando Federica Matta hace dos meses y medio me señala en parís que Sarkozy sube en las encuestas por haber sido padre de un bebe con Carla Bruni y yo le señalo que pensaba que eso ocurría solo en países del tercer mundo de que una guagua cambie el panorama electoral, Federica apunta: No te creas. Esto me hace concluir que el pueblo es tonto, bobo y en consecuencia como diría el corrupto Lakes, puede sacar de la nada a un presidenciable por haber estado en la boca de salida del túnel de los mineros o y caer, reemplazado por otro que va al salvataje de gente en Juan Fernández.
En ese ambiente de bobería transita Moraga y en una de esas le acierta, cosa que no ha logrado desde que de lejos le he seguido los pasos.
De todos modos, reproduzco una opinión de un PS de verdad, el veterano líder y ex senador Ricardo Núñez Muñoz.
"El ex senador Ricardo Núñez felicito la valentía y la decisión del Concejal de Punta Arenas Mario Pascual por desenmascarar al ex socialista Juan Carlos Moraga de visita en esa ciudad.
El Ex Senador confirmó que durante la dictadura cuando todos los demócratas se prestaban a votar No en el Plebiscito de Pînochet, este (Moraga), inventó un Partido Socialista "chileno" que directa o indirectamente apoyó a quienes deseaban la continuidad del régimen dictatorial.
Su intención última era quedarse con el nombre del partido socialista y evitar así su inscripción una vez retornada la democracia. De igual manera desmintió que alguna vez haya conversado con dirigentes como Clodomiro Almeyda o Akin Soto - ambos fallecidos-respecto a su oscuras maniobras pinochetistas.- Núñez recordó que ambos militaron junto a él en la tarea de reconstruir la unidad socialista de la cual Moraga estuvo totalmente ajeno..
El ex senador y varias veces Presidente del PS recordó que en varias ocasiones, incluso públicamente, se le sindicó como colaborador de los siniestros servicios de inteligencia de la Dictadura Militar.
A su vez el senador Camilo Escalona, me escribe:
Efectivamente, luego de mas de quince años de duras persecuciones y de mucho dolor, (Moraga) tuvo que soportar una ultima embestida del régimen dictatorial, cual fue el intento de inscribir un falso PS, para esa siniestra maniobra se prestó esta persona. Una ultima jugarreta, quitarle a los que habían luchado la personería de su propio Partido.
La fuerza de los socialistas en todo Chile lo impidió.
Vamos a temas del Año Nuevo.
En los bares nadie se molesta por las letras que tiene que pagar, por el tiempo que pasa, por los cheques a plazo. No hay problemas, hay poemas. En un país aburrido como éste, no queda otra que ser alcohólico, con el vino soportas a la gente, eso es todo, pero el problema es que la gente no te soporta a ti […] en este país de curados hipócritas, miran mal al alcohólico porque toma un poco más que ellos. El trago te ayuda a estar vivo en un país de idiotas, en los bares da lo mismo lo que uno hable, no como los chilenos básicos que quieren hablar bien y en el fondo dicen puras; Jorge Teillier.
" Un Año Nuevo puede ser celebrado en los lugares más inusuales.
Todo comenzó en vísperas de Navidad en 1964. Había un viaje a Europa de por medio y partí a Buenos Aires por tierra, ni muerto me subían a un avión. Salimos en un colectivo de la empresa Cata de Santiago a Mendoza pero San Isidro mandó una nevazón de Padre y señor mío que impidió el paso por los Libertadores. El conductor cuyo apellido jamás olvidare: Cinquemanni (cinco manos) trató de buscar la huella de la cuesta pero fue en vano.
Volvimos a Portillo y Tras larga espera, nos subieron el vehículo a un tren y cruzamos hacia Las Cuevas, el lado argentino, pero llegamos a destino con muchas horas de retraso, Perdimos la combinación a Buenos Aires. En el coche viajaba Walter Jiménez crack de Colo Colo y con el conversamos esperando el 24 en Mendoza sobre varias cosas, entre estas, que Juan Nackwacki Semeñuk, otro crack argentino que de la UC partió a Colombia donde ganó la lotería.
La noche en el bus de la línea Chevalier, fue triste, hasta que de madrugada alguien comenzó a canturrear “Vos sos el primer trabajador, sos el gran conductor”. Era un peronista, a quien luego casi todo el bus, acompañó en el canto dedicado al viudo de Evita. Su sólo nombre encrespaba al gobierno de Arturo Illia, alias la tortuguita, aterrado de otro golpe que finalmente vino.
Fue lo rescatable de la jornada que culminó tras diecisiete horas de trayecto a través de la Pampa, a las 7 de la mañana en el barrio del equipo de Independiente, Avellaneda.
Días más tarde embarcamos en el paquebote Provence y el año Nuevo transcurrió bajo las estrellas, bailando hali gali (al ritmo de temas como Watusi, de Edoardo Vianello “El continente negro, en la cima del Kilimanjaro), en cubierta con precisas brasileras de las cuales terminamos todos enamorados. La mía. María Christina Pzeworska Vogel cuyos abuelos fueron los dueños de Rowenta en Alemania. A medianoche la sirena del Provence marcó la llegada de 1965. Resulta escalofriante escuchar ese aullar en medio del Atlántico, la soledad misma con el ruido de la hélice, el tiempo suspendido antes de los gritos, la vuelta a la música y los abrazos a pinches efímeros.
En 1970, mi amada, hija de un gerente de una textil, fue enviada a Israel por el temor de sus padres a la Unidad Popular. Mi opción era el amor o Allende. Opté como el adolescente que enloqueció de amor y partí tras ella un mes y medio después; aun no se embarcaba y estaba en Buenos Aires con sus hermanos.
La ubiqué un par de días antes de que subiera al barco Julio Cesar: “Te espero en Corrientes y Lavalle a las seis del cinco de noviembre”, le dije por teléfono. Al aterrizar en Eseiza estaba en el bus de traslado a la ciudad, la conspiradora Marcela (Paloma) de la Fuente esperando chilenos asustadizos, metiéndoles más cuco y ya preparando el golpe. Me reuní románticamente con mi amada el día preciso.
Hubo paseos por Baires, pasamos frente a varios Alojamientos y no atinamos porque pensábamos que eran residenciales y no parejeros, su función real.
Al acompañarla a bordo vi una delegación de estudiantes de medicina recién egresados. Les juro que desde ese mismo momento adiviné que los ojos de la prometida iban a desviarse en algún momento hacia uno de los futuros galenos.
La idea me persiguió los quince días que estuvimos separados. En la tarde previa, desde el hotel escuchaba desde una callejuela de Lisboa, a uno de esos cantantes ambulantes interpretando El naufrago: “Espera un poco, un poquito más, para yo darte mi felicdad”
La cosa es que me esperaba en Barcelona y no en Lisboa, o sea llegué dos días antes. Mientras subía por la a pasarela, por otra bajaba la amada tomada de los hombros…por uno de los galenos.
La humillación fue mayor porque aparte de tragarme el gorreo, escuché cantar en el pasillo frente a mi camarote la noche previa al desembarco a un coro argentino: “La pinta es lo de menos, pos sos un gordo bueno”.
Para morirse, pero soy Capricornio y le eché adelante.
Los hombres somos imbéciles. Cruzamos el estrecho de Gibraltar y me dice: “Te deberías de dejar barba”. Eso fue hace 42 años y hasta hoy, ahí esta la barba pese a que José Miguel Insulza y otros me han dicho: “Córtatela, rejuvenecerás muchos años”.
Saltemos. Llegué al aeropuerto de Lot, Israel, el 31 de diciembre por la tarde. El oscuro objeto del deseo-de verdad era bien morena-estaba en Haifa, como a cien kilómetros de Tel Aviv donde me cobijé a la espera de que alguien diera conmigo en tiempos sin celular. Era ya de noche y en un sector-el de cristianos y árabes- estaba la fiesta pura. Yo en un hotelito llamando desesperado a Haifa en busca de SOS. Las calles con señalética hebrea llamaban a desubicarse al instante.
Finalmente hubo enlace: “Vente altiro”, es la orden. Tomo un bus, donde me sorprende el paso del 70 al 1971 y en el trayecto nos detienen los soldados varias veces, nos registran, bajan a los pinta de árabes-como siempre fui blanco como sabana deben de haber pensado que era ruso-, y llegamos a destino cerca de las dos de la madrugada. Un Año nuevo algo tenso les contaré, pues había guerra, los helicópteros sobrevolaban nuestras cabezas como un adelanto de lo que ocurriría en Chile dos años más tarde.
Cuando me cantaron que el servicio militar era obligatorio, el amour se desplomó como edificio japonés en terremoto. Además, matar árabes porque sí, no me complacía, muchos amigos de la infancia eran todos de la colonia.
El 25 de diciembre de 1996 fallece mi padre. Vuelo desde Paris, hay cupos disponibles solo vía Dallas. El Orly, del counter me informan que mi tarjeta no tiene saldo suficiente para el pasaje. ¡Qué plancha! El chofer de la Embajada, Rafael Faúndez pone la suya…y sobran francos. Como llevo pasaporte diplomático, la visa no corre y debo permanecer doce horas en el aeropuerto norteamericano. Los funerales fueron el 27; hay algunos trámites pendientes y el 31 la amante eterna del autor de mis días-estaba separado desde hacía 35 años-, me deja en el aeropuerto Arturo Merino Benítez.
El American Airlines que vía Miami iba a depositarme en Francia despega a las 23.55 en punto. El piloto anuncia que se desviará levemente de la ruta para que veamos desde el aire los fuegos artificiales de Valparaíso. El espectáculo es maravilloso, pasamos a unos cinco mil metros, justo cuando la pirotecnia esta en apogeo. Curiosa sensación ver desde arriba y no de abajo el despliegue pirotécnico.
Sirven champan, los sobrecargos cantan, hacen el trencito, menos el piloto por supuesto, y yo me largo a llorar pues toda la frialdad para esos seis días de funeral, gestiones y afines, me habían distraído del duelo.
Finalmente el más impactante, el cambio de milenio, fue en el barco-peniche de Luis Villaman, quien ya fue mencionado en LPA hace dos meses y que está anclado frente a la torre Eiffel.
Ese año, inauguraron el juego de luces que engalana la torre de pies a cabeza. A la medianoche en punto con el cañonazo inicial de los fuegos, se enciende esta maravilla que aun ilumina creo algunos días festivos, este monumento de hierro. Fue un Año Nuevo de película, con champan francés en la copa y las ilusiones que matan…en el mate. Proyectos, anhelos y sueños como si uno fuese a vivir todo el segundo milenio y en la realidad uno alcanza a comerse una pequeña patita nomás.
EL TEMIDO RANKING 2011
EL MEJOR RECUERDO: AMEREIDA, LA CIUDAD DE LOS ARQUITECTOS DE RITOQUE
LA PEOR PANTORRILLA: LADY GAGA Y CAMILA VALLEJO
EL MEJOR MUSLO: ELIA SIMEONE.
EL PEOR BRASSIERE ANGELICA JOLIE
LA GRAN TRAICION: JAIME ESTEVEZ DE PRESIDENTE DE LA UC
EL GRAN ENGAÑO: QUE LA U 2011 ES MEJOR QUE EL BALLET 1962
EL MEJOR MINISTRO DE PIÑERA: LA ISLA JUAN FERNANDEZ
LA GRAN DECISION DE TATAN: SACAR DE CIRCULACION AL NEGRO PIÑERA
EL POLÍTICO DE MAS FUTURO: CAMILA VALLEJO Y UN FACHO PARA EQUILIBRAR
LA MEJOR PELICULA EXTRANJERA; MELANCHOLIA DE LARS VON TRIERS
LA MEJOR MUSICA: MOTETES Y CATETES DE JOAQUIN LAVIN
LO MEJOR DE LA TV: LOS AÑOS 80 Y LOS ARCHIVOS DEL CARDENAL
EL PEOR ENSAÑAMIENTO: EL DE THE CLINIC CON EL PC
LO MAS TRISTE: LA FRUTA Y VERDURA ESTERIL SIN SABOR GRACIAS A MONSANTO
LO MAS TIERNO: MANITAS CHIQUITITAS
LA PEOR COMPARACION: MARX Y ENGELS CON COMO MELON Y MELAME A CARGO DE JORGE ABASOLO
EL MEJOR CUERPO: ESPERANZA SILVA
EL VIEJO MAS QUERIDO: LUIS ALARCON MANCILLA
LA CATASTROFE PEOR ENFRENTADA: INCENDIO EN EL PAINE, EL AGUA SOLO ALCANZÓ PARA REGAR ESTUDIANTES
LOS MALOS EFECTOS DE LA LECHE: JORGE VALDIVIA

Feliz Año a todos mis lectores, que los seguiré acompañando todo el 2012, aunque duela y si es que no me llevan al más allá.


Comentarios

No se han publicado comentarios.

Enviar Comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.

Valoraciones

La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Tiempo de generación: 0.07 segundos
4,719,929 Visitas únicas