Navegación

Usuarios Conectados

· Invitados: 3

· Miembros: 0

· Total Miembros: 7
· Último Miembro: Patronico

Iniciar Sesión

Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.

Mini Charla

Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.

14 de enero de 2012

columnaMañana ingreso a la tercera edad. Chusto, chusto chusto.
Más encima con cinco centímetros menos-medidos con huincha mejeto- a causa de la enfermedad de La Peyronie. Si, porque con esto de la curvatura extrema, parece que el aparato se va para adentro, vean wikipedia y sabrán. O sea, si ya no era un etíope, ahora soy un ciudadano del extremo oriente, con suerte.Y ojo, porque a raíz de los cambios alimenticios, allá en el extremo, las mujeres han desarrollado mamas, nalgas, altura y los hombres son diferentes a sus abuelos; de manera que tampoco arriesgo a generalizar que los chinos y japoneses son dueños de pene de cacahuete.
Como será hacerlo con la británica de dos vajinas y dos uteros, Hazel Jones. Sería un Peyronie versus didelfo.
Pelusa desciende del vehículo, morena, esplendorosa, de rasgos germano-mapuches, alta para la media nacional. La observo llegar desde las ventanas del diario El Correo de Valdivia, donde ejerzo como director subrogante. Solo minutos antes una llamada había advertido el arribo de esta mujer a título de nada para que fuera la musa de la recepción en honor de los automovilistas participantes en uno de los últimos premios del Gran Premio Sopesur en la clase turismo carretera.
La joven de unos 23 años, solo tenía educación secundaria, y aparte de ser atractiva, nada.
Solo y entumido, recuerdo vagamente que esa misma noche a calugazo limpio y atraques seudo juveniles, nos paseamos por el río Calle Calle. Sin abandonar la sonrisa, no dio la pasada a incursiones mayores.
Durante un agasajo para los deportistas en la Intendencia, el general, máxima autoridad de la provincia, deslumbrado por Pelusa, la arranca del gran premio una vez finalizada la fiesta que dejó tres muertos en la Panamericana a la altura de Cabrero en la región del Bío Bío por culpa del cóctel que embarcó a los pilotos con fuerzas etílicas en la sangre.
Y se llevó a Pelusa a Santiago, apenas trasladado, como si fuese eso mismo, pegado a la ropa.
Un día, de soslayo veo las noticias en TVN y grande es mí asombro: mi Pelusa es quien las lee. La gracia duró varios meses y en mis viajes por los diarios de la cadena Sopesur, la sorprendía por la pantalla chica fuera en Ancud, Castro, Osorno, Temuco o donde fuera.
El general (QEPD) seguía acercándose al poder y desde el edificio Diego Portales le baja el último capricho por su amada: que anime el festival de la canción de Viña del Mar versión 1975 junto a Antonio Vodanovic.
El descendiente de croatas antofagastinos quiso morir al enterarse de la nueva. Manfredo Mayol uno de los capos de TVN, discurre para amortiguar el efecto, que todas las noches anime otra mujer, ya que hasta ese momento el rol era machista total. Pelusa debutó con una pifia ensordecedora desde el momento que subió al escenario hasta que el éter esfumo el último halo del pachuli que la impregnó esa velada al bajar como si nada a los camarines.
El general fue acusado por su esposa ante doña Lucia Hiriart quien lo puso en la encrucijada: la carrera o la “niñita esa”, para ponerlo elegante.
Corría el rumor entonces que la joven tenía ciertas trancas por culpa de una violación en Paillaco, su pueblo de origen. Algo jamás comprobado.
Supe asimismo que un colega tuvo la ocurrencia de invitarla a su departamento en los tiempos de aquel general. Ignoro porque la dama accedió, al igual que yo no aguantó más que un buen calentamiento de tetera. La cosa es que el periodista a partir de entonces vio que era seguido, sin disimulo. Auto estacionado frente al edificio con tipos que daban la cara. Un par de semanas más tarde, lo despidieron por una causa menor.
Hoy, muy lejos del mundanal ruido, luego de un curso de enfermería, Pelusa ya es abuela, pone inyecciones, atiende enfermos y el pasado se cerró a sus espaldas como una esclusa sin retorno ni siquiera para el recuerdo.
Coincidió esa época con la presencia de un señor Serra; pasaba por Sopesur y ofrecía lolas, muy lolas, tipo 17 años, escolares. Lo raro es que eran gratis. Un viejo colega salió con una de ellas. ASde acostaron, para el fue maravilloso por la experiencia pero la niña no disfruitó nada, según las palabras de mi conocido. Serra incluso me ofreció en una oportunidad, eso si que pagado, los servicios de una animadora de televisión que se mantiene bien aun, perro que aparece muy pero muy esporádicamente.
A veces pienso, que quizás usaba a las chicas para sacar información. Pero, al viejo Arturo, que fue el verde casado y abuelo que se metió con una temiendo chantaje que nunca vino. Quizás la llevó Serra o algunos extraños sujetos vinculados a la CNI que tenían que contratar para subsistir como empresa en Sopesur y que venían por el compadrazgo del coronel Orlando Jorquera Bravo con el Mamo Contreras.
Cuando usted concurre a diferentes lugares como el Dreams o al Espacio Urbano en Punta Arenas o bancos porteños o capitalinos, seguramente deposita sus piececitos en las escaleras automáticas marca Krupp-Von Thyssen. Antiguamente el “metier” iba por las armas usadas por los alemancitos en sus invasiones.
En los jardines del Schloss de la condesa Berg en Wildon, cerca de Graz donde aun se respiran vestigios de la cuna de nazis que era hace 70 años, converso con Heini von Thyssen und Bornemiza, descendiente de esta dulce dinastía. Su esposa, la ex Miss España, Carmen Cervera, recoge rosas mientras Heini, en buen español y yo en mal alemán, le damos paso a una entrevista. Entre sorbos de café y picando un kuchen de grosellas, me cuenta: “ Aquí mismo, hace unos meses, le pregunté a Lucia Pinochet si su familia tenía fortuna a lo cual me contestó que estaban bien. Yo le refresco la memoria y le describo lo oneroso que fueron los exilios del sha de Irán, gran amigo mío, de Ferdinand Marcos, no tanto y de Jean Claude Duvalier, de Haití, a quien conozco solo de existencia. Una fortuna señora Lucia, una fortuna. Y si ustedes no la tienen, porque en algún momento, aunque estén firmes en el poder, pero nunca se sabe…tienen que marcharse de Chile, la requerirán. Porque tendrán que partir no solo su padre y su madre, sino que toda la familia con un tremendo séquito de servidores y, por sobre todo, guardias. Y el peaje es muy duro señora. Y no descarte nada, el caso Letelier y la crisis económica van a pesar, no lo olvide”.
De pura ansiedad periodística y autocensura en el acto al escuchar esto, creo que me zampé el kuchen entero.
Entonces, cuando muchos años más tarde, conocemos la historia del Banco Riggs y otros negocios de la familia Pinochet, caigo en la cuenta que quizás efectivamente Frau Lucía llegó alarmada de regreso a Chile y decidieron hacer fortuna, porque a decir verdad, hasta 1985, poco y nada tenían los Pinochet que llamara la atención.
En términos de abuso de poder, la fortuna del dictador fue rasca. Unos 15 y aunque fueran 20 o 30 millones de dólares, no le habrían bastado para sobrevivir ni dos meses en el exilio. Los Marcos partieron con quince veces más, sin contar los dos mil pares de zapatos de Imelda. De hecho, la fortuna Pinochet equivale al valor de uno de los Boeing 737-200 (fabricados en 1974) re contra usados de Sky Airline.
El sha deambuló con su cofradía por varios países hasta que Anwar Sadat lo acogió en Egipo; los Marcos por suerte pudieron regresar a las Filipinas y Baby Doc en Francia, perdió no solamente su capital, sino a su atractiva esposa Michelle.
Para concluir, le cargaré también la mano a la democracia.
Cuando se acusa a Ricardo Lagos de negociados o en su tiempo, al ex senador Anselmo Sule, a éste último, de haber manejado mucho dinero proveniente de las arcas del financista de Felipe González, el venezolano Carlos Andrés Pérez, les puedo asegurar, porque en el caso del político radical me consta: la plata no fue a parar a sus bolsillos; fue para mantener el caciquismo. El ser caudillo genera gastos; los dirigentes no actúan por altruismo, las mesas partidistas tampoco; el poder da pero cuesta. Deslizo la última: si Sule hubiese tenido tanto dinero, ¿por qué cuando fallece el destacado descendiente de croatas, la cuenta de la Clínica Alemana fue cancelada por el líder de los empresarios, Eugenio Heiremans, gerente general de la Asociación Chilena de Seguridad?
Todo esto no justifica lo de los sobres azules o amarillos, pero ojo, les voy a contar. Para la campaña de Lagos en 1999, nos pidieron aportes sí o sí a los que trabajábamos para el gobierno. En municipios y pegas fiscales, es común que te digan-a mi no porque ahora gano lo justo-; del palo y medio, doscientos cincuenta son para el partido. El tipo accede gustoso, pero al tercer mes la cuota comienza a doler y ahí viene que puchas las injusticias de la vida y que robo…Pero, ¿y cuándo estabas sin nada lo mas feliz que ponías tu dinero del culto? La UDI no lo hace peor que el PS ni el PPD.
Raquel revela que de buena fuente supo: Ivan no se quiso casar con Kena y no vice versa. Como buen caballero que no tiene memoria, el Bam Bam jamás habló.
Dicen que se enteró de algunas cosas del pasado de la rubia ojos de hielo. Peores que los de Daniella Campos lo dudo. Pero Bam Bam pintaba para una relación mas sana, como con la dama que es la señora Alberó, un siete. Me intriga sabé qué fue lo que espantó al helicóptero Zamorano.l
Asumo que me pegué una caída con el crack , no el que se aspira sino que el futbolista por cuanto un día lo desafié por televisión con Neghme, a que desmintiera que fuese gay. Feo de mi parte, si lo era, cosa suya, pero al parecer era más normal que uno, lo cual no es difícil.
La pelada y ahora fea Sinead O`Connor debe ser internada o sino tendremos otra Amy Winehouse pero en obeso.
Dicen que el diputado Miodrag Marinovic tiene pretensiones presidenciales. Yo creo que es doña Victoria la que piensa en La Moneda. Dinero no le falta, a Piñera tampoco brillaba por pobre, pero el billullo no basta.
Oscar Contardo en su maravilloso libro Raro incurre en algunos errores garrafales; los mas leves, Sara Navas no es periodista, sino que una abogada bien reaccionaria, Francisco Martorell, no Jaime y Jouffe con dos efes. Otros son mayores pero de alcances, no de contenidos; no puede ser en un libro serio y que debe imponerse sin manchas.
Rezo para que Piñera se quede pegado en la Antártica, sería magistral con lo neurótico que es, verlo clavado una semana en la base donde no hay ni hielo ni nieve en ésta época. ¿Qué inventaría para no enloquecer? Si se sumara un terremoto comunicacional a raíz de un fenómeno solar,

Comentarios

No se han publicado comentarios.

Enviar Comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.

Valoraciones

La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Tiempo de generación: 0.01 segundos
4,719,960 Visitas únicas