Navegación

Usuarios Conectados

· Invitados: 3

· Miembros: 0

· Total Miembros: 7
· Último Miembro: Patronico

Iniciar Sesión

Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.

Mini Charla

Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.

1 DE ABRIL DE 2012

columnaLuego de que Yasna me informara lo que ocurre en Primer Plano, aprecio que están fallos al caldo de imaginación. Revivir una mocha de cinco años de Pamela Diaz con alguien que nadie recuerda como Carola Julio, lo refleja.
Lo del hombre asesinado por los nazis rascas con pinta de que de haber nacido en 1938, estarían en cámara de gas, terrible nomás-
Pero demasiado bobo digo yo y eso crea anticuerpos y por eso les sacaron la mugre a una lesbiana el jueves.
A mi amigo Jiménez del MOVILH le gusta aparecer más en la foto que a mi amiga top, Maribel. Bueno, a confesión de partes, a mí me fascinaba a esa edad; ahora cuando me veo en una foto, me asusto.
Si viene una personalidad de Santiago al sur, me hago a un costado. No voy a comparar la foto que me tomaron con Peter Schaefer o Polanski con la de director de un teatro capitalino. Es como si peleara por posar con la Carolina Jorquera si ya tengo una con la Schieffer, cosa que tengo y guardo como hueso de Santo.
Para que mi hija no engorde para Semana Santa, le preparo huevitos pintados de zapallo y zanahoria rallada y se los escondo. Padre modelo. Como me va a odiar.

Mi padre despegó en Ginebra y tres horas después descendía en el aeropuerto de Lot en Tel Aviv con un cincuenta por ciento de la audición y un ruido de cascada que lo acompañó hasta la muerte. Con el tiempo, me contaba, se fue acostumbrando, pero en un comienzo, fue enloquecedor. Antonio Deza González en Punta Arenas vive con ese ruido de cascada y dice que a veces con un remojón, se le pasa pero la mayoría de las ocasiones trata de omitir su presencia.
Aunque mi amiga Elia me tilde de siútico pero la verdad es que nadie me avisó que iban a reiniciarse las pruebas en el Grand Prix de Formula Uno de Mónaco en ese mayo del año 1979. Ingresé al túnel y en eso siento la aproximación de un bólido. El ruido indescriptible en esa caja de resonancia, hizo lo suyo. A Jacques Laffite se la debo; el piloto al pasar con su bólido, provoca mi perdida de equilibrio. Logro ponerme de pie y salgo presuroso del lugar. Había dejado en el camino el 40 por ciento de la audición.
Luego de cansar a los interlocutores con los constantes “qué”, cosa peor aun en las entrevistas televisivas, asumí el uso del audífono que a decir verdad aun no logra el efecto deseado. Lo trajo el plan auge de la tercera edad y mucho derecho a pataleo no hay. El otorrino explica: “los audífonos son como los automóviles. El último modelo es el más caro y funciona muy bien y así en orden decreciente”. En otras palabras, de aquel que cuesta tres millones de pesos el par al del plan auge es como pasar el Mercedes a la citroneta. A caballo regalado…
Un señor de apellido Rovira, sobrino del ex arquero de Colo Colo y seleccionado nacional Misael Escuti Rovira, me muestra dos diminutos aparatos que se pone en los oídos. Última generación; 4 millones trescientos mil el par. Todo computarizado hasta elimina interferencias y ruidos molestos. Hay que ganarse el Kino para adquirirlo. El puede porque e s un simpático ricachón ganaderi de Magallanes
Una tecnóloga le explica a una paciente en el Hospital Lautaro Navarro: “Si quiere llevarlos, aquí están, pero los audífonos solo le ayudarán a escuchar más fuerte lo que usted no entiende; su problema es de comprensión no de audición”.
Hay sordos que no quieren oír, existen los selectivos (no se oye padre cuando de dinero se trata) y otros que se hacen.
Para mi es un suplicio asistir a funciones de cine español, pues no da lugar para subtítulos. Hay voces que simplemente resultan inaudibles para la comprensión, pero lo que desconcierta al otorrino es que uso tapones en las noches. ¿Para qué se los pone si no escucha?, pregunta. Es que justamente, hay sonidos que casi no percibe nadie y sí me llegan, especialmente los molestos, los desagradables. Una televisión aun en susurros ingresa por algún lado al tímpano.
Mi padre, sordo y todo, se enervaba cuando ponía la desaparecida radio Andrés Bello con su música clásica de las 6.45 AM. Estaba en el mínimo y sin embargo desde la pieza contigua, le impedía concentrarse en el último sueño matinal. Hoy primero de abril, habría cumplido 112 años. Desde su fallecimiento hace 16, a los 96, no creo que se haya perdido gran cosa en cuanto a escucha, sí en cuanto a ver la llegada de más hijas y nietos.
Escucho todos los decibeles eólicos magallánicos, me fascinan. Es música para los oídos. Para esa cacharra vieja, según el doc, que se va estropeando cada vez más según pasan los años.

Los ciegos de una orquesta de tangos santiaguina metían en dedo en el vaso para acertar con el vino que escanciaban, los mudos tienen sus recursos o gesticulan como payasos de circo. Los sordos o afirmamos con la cabeza todo lo que escuchamos hasta que terceros se dan cuenta del truco o definitivamente pasamos por alto lo que los adultos nos dicen cuyo contenido, lo realmente valioso por aquilatar, en la suma y resta, siempre arroja saldo a favor de esta última.

Es verdad lo de Rodrigo Álvarez. El no tuvo elástico, en cambio Hinzpeter todo. Tiene razón para sentirse ultrajado como señala Christian Warnken.Lo mismo le ocurrió a Liliana Kusanovic en Magallanes con la crisis del gas.
En el día del joven combatiente proteste quebrando vidrios en el suelo para herir patipelaos

Scarleth Cardenas, la Yasna Provoste del periodismo es bien aperrada y no merece las pesadeces del maletín de gasfiter Pancha Merino. A ésta la voy a acusar a su papi, Ernesto Merino quien es más sordo que yo pero sabe leer las leseras que dice su hija única del segundo matrimonio. Ahora que se pueden cambiar los nombres, la Cárdenas se podría llamar Guacolda y todo iria mas de acuerdo. Yo con la mia, no puedo llamarme Lautaroff, como quisiera
Los Gipsy Kings deberían de haberle rendido un homenaje a Sebastian Berthomeu, el de Arles que los inventó pero no registro la marca y se quedo sin billete.
Llego Melancholia en DVD y no a salas de cine. Una pena. Veala en plasma, el mas grande posible, en pequeño, no vale.
Una autoridad conocida mìa debió repartir folletos pro Tolerancia Cero a la salida de un coctel, su problema consistía en dónde exhalar el tufo. Otro par me cuenta lo mismo. Que los reparta el chofer para que nadie los sorprenda en falta. TC es el tema del año.

No tengo nada decente para leer. Solo besos y besos de Maria Angélica Blanco y Meissner. Fernando Villegas escribió libro sobre Julio Cesar, le dijo a Mario Rodrìguez porque lo identifica. Dicen que es entretenido. Voy a ver si mi esposa legal aun me llo consigue.

Gad Elmaleh es el afortunado novio de Charlotte de Monaco. Caballero de la Legion de Honor, actor y buena persona tiene un solo pero, es casado y paisano querida. Pero en el principado ya no se espantan por nada.

La muerte de only pint como apodábamos cariñosamente a Jaime Moreno Laval es el luto de nuestro medio. Nuestras condolencias a sus descendientes, a sus hermanos Celso y Enrique…

Comentarios

No se han publicado comentarios.

Enviar Comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.

Valoraciones

La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Tiempo de generación: 0.08 segundos
4,744,680 Visitas únicas