Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 39

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/choapa12/public_html/files/maincore.php:35) in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 186
NUEVO DIARIO DIGITAL DEL CHOAPA - Noticias: 1º de julio de 2012
Noviembre 13 2018 23:09:56
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 1

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
1º de julio de 2012
columna
Fuerza, Recarte, que te queremos mucho.
Me cuenta un viejo PPD que Girardi tiene esos arranques de patudez. Como cuando quiso que poco menos le obsequiaran un vagón de la empresa de ferrocarriles del norte para instalarlo en su propiedad. Eran convoyes dados de baja pero listos para rematar como reliquias.
En el Hamburgo de calle Errázuriz en Punta Arenas por primera vez solo con el senador Pedro Muñoz. El se sirve un lomito con cerveza negra, yo nunca fui bueno para las maltas así que acompaño el mío con una copa de tinto. Va a la reelección, creo, y es muy coloquial y al despedirse me pregunta sobre qué versará mi próxima crónica en LPA. Le comento de Piazzolla, aunque la tía Elia me obliga a recortar tanto que de crónica se transforma casi en párrafo informativo. Ocurre que antes me daban tres cuartos de página y el domingo pasado hasta me coronaron con una foto de la ANP, con Jorge Babarovic encima de mi cabeza.
Los servidores en el extremo austral se caen con la nieve y con Isidora enferma no puedo salir y el PC es mi herramienta de trabajo; entonces es desesperante Yo mismo caí y no recordaba una gripe tan fuerte.
Hablo con Alfredo Lamadrid. Cada día mejor.
Sergio Mardones de LUN me informa que hay una curación para el mal de Peyronie, lo endereza alarga en 1,5 cms. Tremenda cuestión
Mientras en los Estados Unidos los fuegos artificiales ensuciaban el éter ese 4 de julio de 1992, se apagaba en Buenos Aires la vida de Astor Piazzolla, cuyos viudos lloran dos décadas de su deceso.
Piazzolla engendraba sentimientos encontrados; los tangueros clásicos lo odiaban, la propia Baltar en el restaurante Arturito a pocos pasos del Obelisco, me hablaba pestes del compositor, mientras Gladys, el guarén de la casa paseaba por el dintel ante la mirada pasiva de mozos y parroquianos.
En la sala La Capilla de la calle Suipacha de Buenos Aires, surge la siguiente anécdota. Piazzolla tenía en su mujer Laura una enfermera 24 horas. Aficionado al whisky, ella le toleraba uno antes de cada función. Esa tarde, citado a las cuatro para dos horas de entrevista, me suplica que le pida un doble para mi cada media hora. La pobre señora convencida de que el dipsómano era yo, en esa oportunidad no lo fui; me traía los vasos con la música del hielo.
“Mi hija recién me perdonó hace pocos meses de haber asistido un almuerzo con el ex Presidente Videla. Esta exiliada en México, ella y su marido estuvo preso y a diferencia de Borges, asistí a la invitación por miedo esa es la verdad”.
Cuando aludía a Vicente Piazzola, su padre, casi lloriqueaba pese a que había muerto medio siglo antes. El peluquero marplatense que se metió en el barrio de las mafias neoyorquinas, fue protegido de un capo; su madre Asunta Manetti, fue costurera en otro lugar custodiado por gente ligada a las mafias en pleno apogeo de ley seca y de apuestas ilegales.
Piazzolla jugó beisbol como aficionado; era rengo de manera que no fue cosa fácil. Llega al tango cuando don Vicente admirador de Carlos Gardel, talla un objeto y se lo manda al zorzal criollo con Astor. Las empatía es inmediata, el argentino nacido en Toulouse, le da un pequeño rol en “El día que me quieras”.
El complejo del papá no se transmitió al nieto Daniel Pipi Piazzolla, quien además recibió 1400 dólares del “nono” para que se comprara una batería.
Le pregunto: -¿Usted es capaz de apreciar la cantidad de amores, noches de pasión y atraques como decimos en buen chileno, se cobijan con su música de fondo?
-Si para todo eso sirve, es una bendición, ¿no?
Efectivamente pasado un año, el loco de su corazón no fue bajando por la calle Arenales como dice la balada sino a un quirófano parisino cerca de la Bastilla.
Y así, este miércoles, es probable que haya más de un nostálgico, observando el cielo, a ver si con música de Piazzola y letra de Horacio Ferrer va pasando la luna por Callao.
Si repetí algo de la semana pasada es porque estoy obseso.
Creo que las actrices y divas que uno admiró en su tiempo por su belleza no hay que verlas más ni por google. La Cardinale, la propia Dion, la Amelita Baltar. ¡Qué decir de la Bardot que embrujeció en forma terrible!
Pascuala hija de don Helvio se enoja porque encontré mala la película Llueve sobre Santiago. Ocurre que es horrible, un despilfarro de recursos, pero muchos directores como Ruiz, Littin, Ridley Scott han hecho películas malas a gritar lo cual no es sinónimo que sean realizadores mediocres.
Se comentaba en esa Europa 1975, sobre eso de que con esa plata pudo haberse hecho algo bueno.
Lo veía casi a diario a Helvio por los pasillos de la Uniacc donde hacía clases hasta poco antes de su deceso. La verdad es que fue un gran profe, como Carlos Flores, pero no tuvo su gran película como El Chacal de Littin o unas 30 de Ruiz. O de Wood. La más rescatable fue Caliche Sangriento, sin ser joyita.
Otros señalan que vomito en estas columnas; efectivamente señoras y señores, lo vengo haciendo desde hace diez años y El ventilador tiene sucursales del suscrito en otros cuatro lugares, por algo será. Es una terapia…
Isidora esta enfermita y el suscrito también de manera que la pareja del viejo y con su lolita, es fabulosa.
Golborne es de la UC, algo bueno tenía que tener.
Me cuentan que The Clinic con las historias del mocito esta muy entretenido y trágico.
Leo El Banquete de Fernando Villegas que trae cosas muy entretenidas. Pude adivinar altiro de puro caer en capítulo de Paul Johnson que se iba a referir a las palmaditas en las nalgas que gozaba recibir de su amante-secretaria-escritora. Pero nos critica a quienes nos refocilamos con esa revelación en su momento y sin embargo igual la menciona al criticar nuestra algarabía.
Ignoro si Villegas sabe que Johnson fue asesor de Netanyu en Israel, en época de escándalos en los años 90, que era pagado por el gobierno de ese país, lo cual no tiene nada de malo pero le quita objetividad. El pecado es que dispara contra todo lo que no sea de derechas, contra Sartre, contra quien se le ponga al paso. Que Marx era degenerado, en fin, olvida que el propio Paul hizo de Gatica. Eso es lo más sabroso. Pinochetista, thatcherista, momio a morir, lo que se lee es la historia según él.
Fernando, alude a Montaigne con elogios dirigidos especialmente a su amplitud de criterio, algo que de lo que el autor esta privado.
Mark Twain, Casanova, todos autores heterogéneos, en la pluma de Villegas que proporciona a quienes se mandan las partes-ignoro si lo hizo alevosamente-, la oportunidad de decir “yo he leído a”, de los mencionados en El Banquete. Si memorizó el libro puede explayarse sin inconvenientes en una reunión social de personas poco exigentes.

Lo recomiendo a todo público si es que soy fuente para meterme en estos temas. El libro debo devolverlo a su propietario, nuevamente Babarovic, esta semana, en Santiago. Y esto me obliga a compartirlo con los cuentos de Bolaño que debo regresar al Dibam el martes. Y ocurre que Roberto es justamente lo contrario, incluso a veces monótono en esos relatos tipo Jocelyne fue a Oakland, luego vivió con Emil en Viena y tiró con un viejo en Madrid, ahora esta enferma y nunca más la vi. En El banquete todo es autoreferente, en los cuentos son siempre terceros, nunca él, Bolaño.

A los más viejitos, ¿recuerdan a Françoise Arnoul? La actriz francesa terminó trabajando de nana en la casa de Constantino y Michel Costa Gavras. La miseria esta por doquier.
Estoy cansado de los colorantes y los saborizantes idénticos al natural.
Quiero irme a Illapel o a Salamanca. O de Illapel viajar a Salamanca para sentirme centro americano. Esta cerca de la mina los Pelambres y entonces me siento regio.
O reencontrarme en el 2002 cuando del cierre del festival de cine de Conace ahora llamado Senda, caí en un bar de Valparaíso. Eran las 6 AM. Una dama bastante bonita me pregunta si ando acompañado y cuando le iba a responde nones, una voz detrás de mí grita: No está conmigo. Era la dueña del boliche. “Espere que salga el sol y váyase, estos lugares no son para usted”. La mujer preguntona no era tal.
Quiero a Adriana Barrientos presidenta del jurado de las invernadas en Magallanes. Es de acá y está en su derecho.
¿Cómo será la doctora Polo en la cama? Cuando lo sepan me avisan.
Víctor Gutiérrez en Chile. ¿detrás de que andará? Cuando aparece poraqui por algo será.
Soñé el viernes que estábamos con Isidora en una casita similar a la que vivimos con un león. Pero de pronto me baja el miedo, ha salido un personaje que presuntamente se encarga de su alimentación. Entonces me baja pánico. El animal en cuatro patas observa tranquilo pero temo un rugido en cualquier momento, un zarpazo. El animal se tiende junto a la puerta y duerme; temo despertarlo pero como esta en el dormitorio, debo saltar a la cama paras acar las cosas de la cómoda y huir. Logro hacerme de unas pilchas, no las que necesitaba. Isidora esta en la puerta huimos y despierto.
Pero el sueño previo fue peor. Estoy junto a un rio de noche y veo pasar una especie de caja negra, escucho quejidos. Dudo si tirarme al agua pues se trata evidentemente de alguien que esta apresado en esa urna y se queja agónico, Finalmente me arrojo, llego donde esta la persona pero ya ha muerto. Despierto con la sensación de reproche de no haberme tirado al agua antes y quizás esa persona se hubiese salvado. No pude interpretar ese sueño, el primero si, el león es la peste que nos aqueja a Isidora y a mi y que nos mantiene con fiebre.
Juan Jorquera manifiesta que ahora encerrado debo escribir la mejor columna y no es así. Ni pienso hacerlo, además me corre la nariz.
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.
Tiempo de generación: 0.01 segundos 3,139,972 Visitas únicas