Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 39

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/choapa12/public_html/files/maincore.php:35) in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 186
NUEVO DIARIO DIGITAL DEL CHOAPA - Noticias: 8 de julio de 2012
Noviembre 13 2018 23:10:18
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 2

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
8 de julio de 2012
columnaLas medidas a ultranza de madame K, a veces sobrepasan lo absurdo. Por ejemplo, una pariente estaba en el terminal C de Eseiza con sus hijos de ocho añios y cinco meses. Provenía de Barcelona y esperaba el avión hacia Santiago que hace escala en Mendoza para dejar y recoger pasajeros. A su vez ese avioncito lleva a los pasajeros procedentes de Madrid. Como el vuelo madrileño venia con atraso hubo espera de cinco horas y nadie pudo comprar una bebida siquiera porque en ese terminal no aceptan moneda extranjera. Así el turismo donde Mrs K se va a ir a las paiias. Con la pésima atención de Aerolíneas Argentinas, tampoco se podía esperar una atención pequeña, como un cafecito siquiera entre las 6 y 11 am.
En este libro “La danza de los cuervos” de Javier Rebolledo, que relata andanzas de Jorge Vergara, queda en evidencia que la cocaína corría de lo lindo por los cuarteles de la DINA. Cuando el huaso cuenta como tenia que hacer el aseo luego de que el asesino Fernández Larios matara a palazos a un preso, no hay nada más que agregar. Estaba con los ojos desorbitados e hiperventilado, el Fernández aquel y sus secuaces.
Cuando cenan con Víctor Díaz antes de asesinarlo es de una sangre fría a todo dar. La escena cuando Pinochet se encuentra con Díaz en la casa de piedra que fuera de Dario Saint Marie, otro fresco de raja pero de otra calaña, y Díaz le dice que eliminar comunistas es tan inútil como vaciar el mar con una tacita…
Muchos de esos agentes asesinos o no, se volcaron hacia la religión en busca de la salvación. No creo que eso sea suficiente. El Cóndor Rojas predicador y todo, estoy seguro volvería hacerse el mismo corte.
Yo tenía un señor que me fregaba harto a pesar que me admiraba mucho. Una amiga que asumió su lesbianismo definitivamente años después de que su pareja mujer fuese asesina da por la CNI-y luego de una nefasta experiencia conmigo para ella, para mi fue divino, , me decía que el personaje estaba más que obsesionado conmigo, que su relación era de amor odio, y amor más que paterno o fraterno, homosexual platónico de frentón. En fin de la noche a la mañana, esta persona muy religiosa sufrió una transformación y termino siendo un gran apoyo.
Siempre he sospechado que en su fuero interno arrastra dolores ocasionados inconscientemente o conscientemente por su anti izquierdismo enfermizo en los setenta. Y que quiere pavimentar el bien sobre donde hubo mal.
En uno de los combates de lucha donde todo es permitido, veo a un mejicano o a un chicano que se dirige mascullando, refunfuñando solo, al ring. Pareciera grande pero es ancho y musculoso. Al frente le ponen otro mas expresivo. La cosa es que ambos son anchos y chicos y musculosos a morir. Parte la pelea y uno le rompe la ceja al otro, e insiste en rasparle la herida porque a más sangre, menos resistencia puede poner el rival que está enceguecido de rojo. La escena es cruel, la lona luce manchas rojas y, finalmente, gana el vidente que da palos de ciego hasta que el árbitro vampiro suspende la brega. Un combate tipo prieta atroz que excita en cierto modo a hombres y mujeres. Mundo cruel y de mierda.
Johnny Depp fue víctima de un extraño acoso de Vanesa Paradis. En primer lugar, nunca imaginamos que iban a durar doce años juntos. Pero luego de impulsar a Depp a hacer roles bien pagados pero imbéciles como los piratas del Caribe, la cantante, se sintió celosa de la fama y ni cinematográfica y artísticamente la pescaron mucho, dice ella,pero igual ha grabado y filmado y tiene una propia línea de carteras.
De tanto reproche el pobre Johnny de origen cherokee-ademas de irlandés, alemán, francés-, se puso a chupar lo cual no le cuesta mucho. Sus únicas escapadas fue Locura en Las Vegas y La historia del ron, el ron y el leseo en el Caribe similar al que hiciera con Benizio del Toro. Vi de Vanessa a fines de los 90 en un film de Patrice Leconte, La chica sobre el puente, donde Daniel Auteuil la usa como la chica de los cuchillos en el circo-la cuestión es orillar el cuerpo y no herirla con los puñales lanzados a corta distancia.

A raíz del suceso del libro de Vinka Jackson autora de “Agua fresca en los espejos”, prólogo de Fernando Paulsen, comprendí una vez más el significado de aquel dato estadístico en el cual leemos que cerca del 80 por ciento de los casos de los abusos sexuales se dan en el contexto del hogar.
Vinka relata su historia que es similar a lo que leemos y escuchamos a diario.
Otro hecho, el derrame cerebral sufrido por la actriz Sylvia Kristel la semana pasada., me recalcó el “en todas partes se cuecen habas”.
En 1974, antes de regresar a Chile luego del mundial de Alemania, el gobierno francés me invita a Paris. En Unifrance, agencia estatal encargada de promover el cine local, atienden la solicitud de entrevistar a algunos de los artistas más conocidos del momento y en el menú, figura la holandesa Sylvia Kristel, protagonista de un film galo de alto contenido erótico, sin ser soft porn. La cinta dirigida por Just Jaeckin tenía en el elenco al veterano Alan Cuny como timonel de la barca navegante hacia la lujuria.
Tengo frente a mí una reproducción de una foto de los dos en un café parisino; la resolución es mala porque fue hecha con esas maquinitas artesanales y proviene del recorte publicado en Las Últimas Noticias, época de cliché pre off set, cuando el editor Antonio Rojas Gómez, se interesó por la entrevista. En la imagen, la Kristel luce un sombrero amplio y un estado de gravidez avanzado.
“Emmanuelle” era taquilla en el momento y la pegajosa banda incidental de la película, compuesta por Pierre Bachelet, la tocaban todas las radios especialmente las de aquellos países cuya censura jamás iba a permitir la proyección del film. Hoy la música se escucha como ambiental hasta en los ascensores y los de la tercera edad evocamos su lúdico origen.
La cinta recorría el mundo mostrando el mismo erotismo de siempre pero situado en Tailandia, donde una europea decide probarlo todo.
La encargada de mi presencia en París, Michele Labrut, me acompañó al cine para que viera a Kristel en acción. Dicho sea de paso, la cancillería le había asignado a Jouffé y a un año del golpe, mi presencia le fastidiaba porque era como dicen los españoles, de izquierdas. Nunca supe, siendo yo un sudaca tan rasca, la razón por la cual una persona que trabajaba en el gabinete del canciller galo, asumía mis paseos. Quizás, querían saber algo inside Chile de entonces.
Cuando le manifesté el propósito de que me llevara a todos los espectáculos de cine, teatro o shows de sátira política que jamás iban a permitir en Chile, y de paso, aclararle que yo no había elegido a Pinochet, su actitud cambió notablemente.(En un viaje posterior, Labrut muy conocida en el exilio chileno, me invitó a su departamento en la rue de Bievre, justo al frente del edificio donde habitaban los Mitterrand y faltó un pequeño empuje para que aceptara permanecer en Francia. No es broma y durante años me arrepentí de haber desechado el ofrecimiento de quien como jefa de gabinete del canciller de Giscard d' Èstaing, cultivaba una planta de marihuana en el Quay d`Orsay)
Sylvie era una mujer alta, delgada, sencilla, tímida, de ojos muy claros. Primero quiso ser monja, habiendo estudiado con un colegio de religiosas, pero un pequeño desliz, o sea una prueba de cine, cambió su futuro. Y miren donde remató. Pero hubo otro agravante para que eludiera la vida santa, al cual nos referiremos al final.
Esa tarde de la entrevista supe que esperaba un hijo de Hugo Claus, notable escritor belga, candidato al Nobel, un caballero muy mayor y después supe la razón de este amor. Un trauma de juventud la hizo buscar imágenes paternas en casi todas sus parejas. El hijo, se llamaría Arturo. Esa tarde sin que se lo pidiera como que me juró que jamás volvería a encarnar un rol como el de Emmanuelle y no quiso posar frente a uno de los afiches puestos frente a uno de los tantos cines de los Campos Elíseos donde proyectaban el film y en los que aparecía sentada en un sillón de paja, semi desnuda.
Pero ya estaba marcada como en Sean Connery en su momento con James Bond.
Hizo varias Emmanuelle más, contraviniendo su propósito, pero las versiones siguientes jamás impactaron como la primera.
Seis años más tarde la volví a reencontrar en Cannes, le llevé incluso un regalo para Arturo.
Entre uno y otros Emmanuelle, medio hizo otros films ni siquiera tan malos ni eróticos, asimismo una extraña versión de Lady Chatterley. Sylvia guardaba sin embargo un secreto mayor, que a sus 22 años, no me confesó.
En un tercer encuentro, ella no me ve, también en Cannes para promover una película donde a los cuarenta y tantos le hace un traspaso de mando a la nueva Emmanuelle, una chica mejicano-venezolana de apellido Wallenstein. La prensa morbosa se interroga si también habrá desnudos de la veterana ante lo cual ella responde: es un misterio.
Pero, para cerrar, el estado calamitoso mental de la holandesa quedó en evidencia, cuando la veía y ella no: en los momentos previos a la foto con la nueva Emmanuelle, que debía tomarse en los salones del hotel Carlton, Silvia apuraba a cada rato un trago de champán. Fueron varias copas; la veía como angustiada en circunstancias que este tipo de situaciones habían sido cotidianas para ella.
Leo que asumió haber estado en la cocaína entre los 40 y 57 años, y que para consumirla vendió los derechos de participación en las ganancias millonarias que generó Emmanuelle .
Un periodista español escribe: “Tanto la actriz como la mítica película suponen un episodio muy importante para mi generación. Yo recuerdo que conseguí entrar a verla, con amigos del instituto, siendo aún menor de edad. En el cine había gente sin butaca, en los pasillos. Era la época del destape, el primer logro de una libertad recién recuperada tras la muerte de Franco.
La carrera de esta actriz quedó marcada por “Emmanuelle”. Aunque intentó huir del encasillamiento interviniendo en películas muy diferentes, lo cierto es que siempre será recordada por su interpretación en aquel film, basado en la novela del mismo título firmada bajo el pseudónimo de Emmanuelle Arsan, perteneciente en realidad a Maryat Andrienne, esposa de un funcionario de la UNESCO destinado en Bangkok.

Kristel ha sobrevivido a un cáncer de garganta y de pulmón, vive alejada de los excesos y dedicada a la pintura. En 2004, dirigió el cortometraje “Topor et moi”, que fue premiado en el Tribeca Film Festival de Nueva York. En 2006 publicó su autobiografía, titulada “Nue”; en inglés apareció con el título “Undressing Emmanuelle: A Memoir”. En ella, entre otras cosas, confiesa que fue violada por su padre a la edad de nueve años y que, en realidad, siempre ha tenido un problema de frigidez”.

En esta última línea quedé plop. La encantadora joven había sido otra víctima de padre violador. Siempre aludió a un trauma sexual de la infancia pero jamás lo aclaró. Para rematarla, el cínico propietario de un pequeño de un hotel cerca de Utrecht, la manda donde las monjas quizás para que enclaustre su silencio.
Lo más contraproducente ocurre con la propia víctima, que elige el cine erótico donde además debe fingir lo que en realidad la deja indiferente.
Recuperada de un cáncer bucal ahora está en convalecencia de un derrame cerebral; no obstante su hígado ya ha sido desahuciado por un cáncer.
La serie terminó.
Bye Bye Emmanuelle
Voy a insistir con El Banquete de Fernando Villegas.En este país atestado de ignorantes que se cuelgan del primer brochazo de barniz cultural para dictar cátedra, el sociólogo Fernando Villegas (63 años, casado, 3 hijas) obsequia a los diletantes ( y a los normales) con un libro genial, entretenido pero a la vez apropiado para que algunos ejemplares humanoides se manden las partes.
“El Banquete o lecturas de supervivencia” (Sudamericana 2012), reúne aquellas que han sido las entrañables en la existencia del autor a quien todos los domingos pueden ver en Tolerancia Cero.
A veces irreverente, pero mientras más viejo, más ceñido al sentido común, reaccionario según sus detractores pero todo menos ignorante, Villegas nos pasea por Montaigne-de quien aprendemos que fue el creador del género “ensayo”-, Anatole France, Joaquín Edwards Bello, Shakespeare, Nabokov, Seneca, Kundera y una cuarentena de intelectuales. La reseña que aporta sirve, para que una persona ante un público poco exigente, pueda mandarse las partes y decir que los ha leído a todos, tan solo citando algunas de las cuidadosas características seleccionadas por Villegas.
En el checo Milan Kundera, resalta los méritos de la lentitud, el historiador Paul Johnson su visión parcial de los hechos donde la derecha es santa y lo que está a su izquierda digna de mofa y menoscabo, Margarita Jourcernar y su enfoque de la sexualidad de Adriano, a Octavio paz a quien compara con el romano Lucrecio en términos absolutos de la soledad, explica el por qué del merito de la guerra de los mundos de HG Wells, el choque de Henry Miller cuando retorna a los Estados Unidos y se enfrenta al nuevo mundo del consumo y el choque del aire acondicionado, esta Fausto-Goethe, en fin, hay donde perderse y en forma amena.
Lo que me hizo plop, fue leer que en 1911 se suicida con un cuchillo de cocina, desesperado de tanta pobreza. Deja una carta: A mis editores: A vosotros que los haces enriquecido con mi piel, manteniéndome a mi y a mi familia en una continua semi miseria o aún peor, sólo os pido que en compensación por las ganancias que os he proporcionado, os ocupéis de los gastos de mis funerales. Os saludo rompiendo la pluma, Emilio Salgari
Balzac muy postre vivió endeudado. Por lo menos se dio la gran vida con madame du Berry y su rusa, pero imagino a Salgari, en épocas sin máquina de escribir, a pura pluma, a la luz de la vela, en penumbras pariendo libro tras libro, que en Chile comprábamos en los años sesenta como revista mensual a Editorial del Pacifico hasta que súbitamente suspendió la colección y nos quedamos sin Sandokan y Yáñez.
Me impresionó entérame de esto.
Entusiasmado Villegas bautiza a su hija mayor como Mariana, la novia del Mompracem, pero la actriz que radioteatro que hacía pareja de Emilio Gaete se llamaba Mireya Latorre y no Mariana, y era hija de Mariano Latorre.
Antonio Deza afirma que lo de Salgari era la vida normal entonces: “Como ir a buscar leña al fondo el patio, todo oscuro y mas encima te metían miedo con el cuco”, compara.
Cuando explica el porqué los autores de libros a veces escriben sobre otros autores de libros, Villegas señala que es tan explicable como cuando unos fumadores de opio se reúnen con otros aspiradores de la semilla de la amapola, semejante a cuando los inválidos se reúnen en sus sillas de ruedas en relucientes aglomeraciones hospitalarias y los jugadores de ajedrez-el autor Villegas es uno sobresaliente-se buscan entre ellos para desahogar su delirio mental.
Fue invitado a la Feria del Libro Dinko Pavlov de Punta Arenas 2012 pero no quiso venir. ¿Miedo a represalias por la forma como trató a los ciudadanos de la república autónoma e independiente en la crisis del gas? No, él se abanica con los ataques y polémicas; lo meten en su salsa. La sencilla razón es que aún está muy vigente y tantas pegas en presa radial, escrita y televisiva no le permiten escapar varios días de la capital. Como señaló en una oportunidad Mauricio Hoffman el periodista cuando leía el Teletrece: “Si uno se ausenta, puede aparecer otro y hacerlo mejor".
Yo podría agregar: Y más chascón todavía. Pero no, en el caso de Fernando, hombre muy inteligente y culto, se necesitan más que unas mechas locas para copar como él lo ha hecho, parte de la difusión nacional por 25 años. Juro que cuando llevaba diez, imaginé que iba a agotar su casuística. Pero no fue así. Me pongo de pie.
Me preguntan si la Argandoña cobra. Yo respondo que a su manera, sí.
Jorge Valdivia está feliz porque lo dejaron solo en Sao Paulo.
Que Bielsa haya zamarreado al jefe de obras del estadio de Bilbao, me asombra. Uno lo veía gritar, pero nunca llegar a las manos. ¿Y pensar que esto significa el fin de su carrera en el país vasco? Borghi debe de estar contento, mas aun cuando sufre toda vez que Pellegrini o Sampaoli aluden a su sueño de dirigir la roja algún día Tranquilo Borghi, es para después del 2014.
Bachelet deberá optar entre la ONU y la Presidencia de Chile. Aún cuando dejaría sin candidato fuerte a la centro izquierda, se pasaría de lesa si no asume-si tiene chance-la secretaría de las Naciones Unidas por primera vez en manos femeninas. Hasta Piñera la apoyaría con tal de mantenerla lejitos…y se olvidarían del 27/II.
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.
Tiempo de generación: 0.07 segundos 3,139,983 Visitas únicas