ADVIERTEN RIESGOS EN EL CONSUMO DE PESCADO Y MARISCOS
Publicado por administrador el Abril 01 2018 12:50:48
Dra. Eliana Reyes
SEMANA SANTA: POR UN CONSUMO SEGURO DE PESCADO Y MARISCOS

Para evitar intoxicaciones, se deben tomar precauciones al comprar los alimentos y también al cocinarlos. Comer pescados y mariscos es muy saludable en cualquier época del año, por lo que no es necesario esperar a Semana Santa para incluirlos en el menú familiar. Pero cualquiera sea el momento elegido para consumirlos, se deben adoptar algunas precauciones para evitar intoxicaciones.


Noticia ampliada


Semana Santa: Por un consumo seguro de pescados y mariscos

Para evitar intoxicaciones, se deben tomar precauciones al comprar los alimentos y también al cocinarlos. Comer pescados y mariscos es muy saludable en cualquier época del año, por lo que no es necesario esperar a Semana Santa para incluirlos en el menú familiar. Pero cualquiera sea el momento elegido para consumirlos, se deben adoptar algunas precauciones para evitar intoxicaciones.

La Dra. Eliana Reyes, nutrióloga e integrante del programa de Obesidad y Diabetes de Clínica Universidad de los Andes, entrega los siguientes consejos para consumir de manera segura pescados y mariscos:

> Comprar y consumir los mariscos y pescados en lugares autorizados.

> Al comprar pescados frescos, fijarse que tengan ojos sobresalientes, brillosos y transparentes. Las escamas y la membrana de la parte abdominal deben estar bien adheridas, olor característico y la carne debe ser dura, firme y elástica al tacto. Al cocinar pescados correctamente congelados o en conserva, se reducen los riesgos.

> Los mariscos siempre deben tener olor a fresco y estar vivos, lo que se confirma cuando al ser tocados reaccionan cerrando sus valvas, en el caso de los bivalvos, o escondiéndose en el caso de locos y caracoles.

> Mantener los mariscos refrigerados a menos de 5º C y separados de otros alimentos. Lavarlos antes de consumir y, si se quieren reducir los riesgos para la salud, se recomienda hervirlos por al menos 5 minutos ya que el jugo de limón no cuece los alimentos.

> Al cocinar, evitar la contaminación cruzada; no utilizar los mismos utensilios en productos crudos con los que estén cocidos o listos para consumo, como las verduras.

La Dra. Eliana Reyes explica que el principal riesgo para la salud por consumir pescados y mariscos que no estén en buen estado es la intoxicación alimentaria, en que se presenta dolor abdominal cólico, vómitos, diarrea y a veces fiebre. “Generalmente estos síntomas se producen en forma muy rápida después de consumido el alimento en mal estado”, puntualiza.

¿Qué hacer frente a una intoxicación?

> Si los síntomas son leves y de corta duración, preocuparse fundamentalmente de la hidratación.

> Si son más severos, acudir a un centro de salud.