Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 39

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/choapa12/public_html/files/maincore.php:35) in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 186
NUEVO DIARIO DIGITAL DEL CHOAPA - Noticias: 1 de octubre de 2012
Octubre 19 2018 08:20:36
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 2

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
1 de octubre de 2012
columnaMientras un cirujano me interviene en uno de esos pequeños implantes que se hacen en consultorio un fin de semana, me comenta que jamás viaja en Sky pues sus aviones no le dan seguridad y que los últimos incidentes así lo demuestran.
Yo, mirando el cielo de la habitación, le hago la siguiente observación: “Mira, en la cabina del piloto van dos, si uno se desvanece, el otro toma los comandos. Si tu te desmayas, tengo que salir a la calle a pedir auxilio agarrándome el vientre con el tajito abierto”.

Hago una fantasía sobre el cirujano gastroenterólogo Robin Urrea. Invento que es tan aficionado a la poesía que toma nota de cada verso que le inspira. Lo hace incluso mientras opera. Por eso encuentran un día, adosado al hígado un papel en el cual se lee: En mi Patagonia hay mil árboles convocando a un sol que no existe”,

Fabuloso, me conmovió que Marcelo Bielsa acudiera a la exhibición de Carne de Perro, la película de Fernando Buzzoni en el festival de cine de San Sebastián. Un gesto poco habitual en los DT. Habría dado oro que Acosta por ejemplo durante el mundial hubiese concurrido a un estreno chileno en Paris
Bielsa llegó a las cuatro de la tarde del miércoles y tomo asiento al lado del director. Declaró su amor por Chile
Y lo mejor, quje el film ganó el Festival. Bielsa no trae mufa.

Digan lo que digan, el plomo de Johnny Herrera es el único capaz de reemplazar a Claudio Bravo. Ni Pinto ni Tosselli menos Paulo Garcés que no dejó cagada por hacer en dos partidos decisivos de la UC.
El problema es si Herrera puede salir del país por las causas judiciales entabladas en su contra.

A fines de 1966, durante un viaje periodístico a Francia me conseguí el teléfono de Pierre Dubois, quien obligado a dejar el paìs ese año, volvió a su patria natal donde permaneció cuatro años, hasta que en 1990 retorna a Chile y más encima se convierte en ciudadano chileno.
Dubois, lleno de justificadas sospechas, no comprendía como un periodista de la frívola revista Cosas pretendía entrevistarlo y viajar especialmente a la capital de la mostaza. Pues han de saber ustedes que en Dijon hay miles de variedades de mostaza, desde la más fuerte hasta la mas dulce.
Ya instalado en su modesto hogar, la persona que lo cuidaba y el cura me miraban con sospecha, de reojo. Finalmente les dije.” Llamemos a Juan Pablo Cárdenas de la revista Análisis, El les confirmara que colaboro con ellos”. Y así se hizo. Entonces sentados en su cama, Dubois me concedió la entrevista,. Luego parti a comprar mostazas y tomé el tren a Paris.
Fue un instante melancólico, pues Dubois echaba de menos La Victoria, estaba preocupado por la gente. Por tal motivo apenas pudo, tomo el avión de regreso y se instaló en la población donde tantas luchas hubo y donde fue asesinado su par, Andres Jarlan.
Hoy nos deja a los 80 años con un lindo recuerdo de un cura bueno, solidario y valiente. Humilde además, no como esos obispos que habían mansiones fabulosas o párrocos sibaritas que viajan a Europa financiados por viejas beatas o viejos perversos que degeneran creyentes impúberes.

Supe que en estas semanas se habla en las aulas de Primero Medio sobre Premio Nobel de Física de 1921 por sus contribuciones a la física teórica y no por la Teoría de la Relatividad pues los físicos especializados en otorgar la distinción pensaron que podía estar equivocada.

También he sabido de numerosos casos de discriminación en algunos establecimientos educacionales en relación a los alumnos que retrasan o desaceleran el ritmo pedagógico de los profesores por presuntos problemas de déficit atencional u otros trastornos del aprendizaje.

Y los envían al neurólogo o simplemente sugieren cambio de escuela o colegio. Supe de un establecimiento donde a un niño de kínder lo pusieron condicional por un problema a la vista.

¡Cómo lamento la ausencia de Helena Todd y su CDA que alcanzó a existir 30 años, hasta la muerte de nuestra amiga neozelandesa!Fue ella quien insistió en que a veces los problemas no eran de aprendizaje sino del entorno. Pero ciertas autoridades educacionales de turno entonces en Magallanes, ni siquiera la tomaron en cuenta en circunstancias que jamás cobró un peso por sus talleres.

Albert Einstein, al igual que estos niños, a no mediar el apoyo familiar, jamás habría logrado concretar su aporte a la matemática y a la física. Y eso que en la “schule” lo consideraban un tarado en las asignaturas de lenguaje..
En una Alemania de comienzos de siglo, ser niño problema en el colegio sumado a su calidad de judío, no constituía un mérito.

A los tres años recién balbuceó algunas palabas, lo cual alarmó a Hermann y Pauline, los autores de sus días. Preocupaba aun mas el hecho de que Maya-extraño nombre para una mujer europea, su hermana menor- fuese terriblemente vivaz, precoz, extrovertida.
Si hasta pensaron que Albert era sordo.
Pero la tenacidad pudo más.

El resto, es historia.

Por esas extrañas coincidencias, Albert Einstein solía pasar su época estival en Neuchatel, ciudad junto al lago del mismo nombre, donde mis abuelos enviaban a la autora de mis días con su hermano menor a una colonia de verano. Imagínense el eterno traqueteo en tren a carbón entre Berlín donde residía y esta ciudad helvética. Casi un día de viaje.
Una tarde, las tías del lugar reúnen a todos los niños para anunciarles que el señor Einstein, cuya casa era vecina, iba a visitarlos. Aun cuando poco sabían del Nobel, estaban muy excitados.
Ingresó el físico acompañado de su segunda esposa Elsa Einstein, prima suya, y luego de un simple saludo-le costó expresarse hasta sus últimos días-, espeta: “Y les ruego que a esta hora eviten los ruidos porque interrumpen mi siesta”.
Así de breve y rudo fue la forma como mi madre conoció al genio.

La segunda experiencia cercana ocurre veinte años más tarde en Princeton, en los Estados Unidos, cuya nacionalidad adopta dejando atrás la alemana inicial y posteriormente la suiza.

Einstein llevaba su violín a todas partes y lo ejecutaba a las horas más increíbles. Mi padrastro, Richard Adolf Loeb Neuburger, estudiante de arte en la universidad de Princeton siempre comentaba: “No se pueden imaginar lo insufrible de pasar la noche cerca de su departamento. Es cierto que Einstein ejecutaba el violín, pero los sonidos que emanaban era como ahorcar a un gato. Era lo más anti virtuoso que he visto en mi vida. Algo espantoso”. ¿Y que podía recriminar uno, como simple alumno, a un Premio Nobel?

En consecuencia, un genio no pierde su calidad de tal si se expresarse mal y menos aun si ejecuta un instrumento como sacrificar un cerdo.

John Nash, en cuya vida se basa la película Una mente maravillosa (2002, con Russel Crowe, dirigida por Ron Howard), sufre de esquizofrenia. El hombre vive un mundo aparte. En el film le cambian los síntomas por los de un maniático del arte de descifrar que es contratado por inexistentes servicios secretos. Pues bien, Nash ganó el Nobel de Economía en 1994 y aun co existe con su enfermedad a los 84 años, balanceándose entre la realidad y la ficción, entre el mundo que vemos y el que Nash imagina.
Sus profesores tuvieron paciencia, especialmente los de Princeton, donde fue alumno e impartía clases Albert Einstein.
Una curiosa coincidencia.

Entonces, maestros, a pensarlo bien antes de desviar a un alumno o condicionar la matrícula, dejando en ascuas a los padres pues cuando se les avisa la mala noticia, es muy tarde para encontrar un establecimiento de calidad.Ed Harris encarna en el film al jefe del servicio secreto imaginario. Pocos recuerdan su extraordinaria actuación en “Walker”, donde encarna a William Walker, un ex soldado maniático norteamericano que decide gobernar Nicaragua para salvaguardar los intereses de Cornelius Vanderbilt (Peter Boyle). Primero lo hace con el presidente del país a quien primero le levanta su mujer y luego manda a asesinar. Durante dos años no hay barbaridad que no ejecute. Harris cumple uno de los mejores roles de su carrera.
Tampoco supo de matriculas condicionales.

Valdivia juega mal y engaña a su esposa. ¿Le pagaràn 140 palos también por contar su vida? Mi bella acompañante ha pasado por alto la mirada fija a los ojos pues apenas la levanta, vuelve a recaer sobre ese aparatito, generalmente de color negro que la absorbe durante la conversación, en el cine, en los conciertos, al cenar y quizás mientras hace el amor.
Me enerva.

Cuando paso con el colectivo o el taxi por los paraderos, diviso estudiantes, mucamas, copetineras, uniformados, vedetos, todos unidos por la causa común del twitter metiendo el dedito en esa diminuta pantalla. .
Terrible.

La invasión ya es patética pues veo políticos destacados que durante homenajes a ellos mismos, no cesan de twittear y de estar en comunicación con cuanto tema se les cruce. Leen noticias, se inmiscuyen en la vida de terceros, son los primeros en enterarse que Vale Roth muestra sus botones mamarios, conversan con sus amigos, enemigos, parientes y NN.

Hace sólo unos días, la conductora de un taxi apenas controlaba el manubrio pues con una mano sostenía el aparatito invasor y la vista iba entre la ruta y la pantallita.

En los manuales que edita en libros best sellers mi gran amigo Héctor Velis Meza, sus normas alcanzan hasta la escritura internet, lo que se debe y puede hacer por correo electrónico y los tratos correspondientes. Le sugiero a quien fuera mi editor en los años ochenta, que actualice su manual de buenas costumbres e incluya el twitter.

He visto como una pareja de lolos en pleno atraque, dejan un ojo abierto durante los besos para mirar de reojo el celular. Too much. Les prometo que una amiga me contó que su marido en plena actividad sexual, no dejaba de desviar la vista hacia el velador en vez de mantener los ojos cerraditos concentrado en las delicias de la acción.

En un hotel, mientras se conversan temas importantes, el señor afirma y asevera con la cabeza mientras twittea como si nada. ¿Es capaz de mantener las neuronas activas en esta extraña simultaneidad? Dudoso. Por eso desconfío de los mini televisores en el panel de control de los automóviles pues creo imposible ver a la selección chilena con Ecuador no estrellarse contra un poste.

Si Carabineros cursa partes por contravenir la tolerancia casi cero, o pasar con luz roja y pronto anuncian, examinar a quienes choquen si han ingerido psicotrópicos; si multan a aquellos que no usan el manos libres con el celular, ¿ acaso no estaría bueno que hicieran algo con respecto a los que twittean mientras conducen?
Nadie ha hecho una estadística de los accidentes provocados por el déficit atencional de los que están frente al volante.
Ya es hora.

Me contaba una profesora los dolores de cabeza que le provocan los twitters durante las pruebas. No le queda más remedio que registrar uno por uno a los alumnos al entrar a la sala. “Ya con el celular, era terrible; con esta otra herramienta copian todas las respuestas”
Como soy un adicto a todo lo que me pongan por delante, uso un celular clásico pues estoy seguro que con un twitter en la mano andaría a tumbos chocando contra postes y pisando juanetes en la acera..

De todos modos, eludir el uso de este elemento tampoco significa ignorar el uso de la computadora. Conozco a un destacado personaje con pretensiones en el Congreso quien reñido con los PC, debe acudir a terceros para que le impriman los correos, restándole toda privacidad. Como será que se niega incluso a seguir por internet su pasión máxima, el fútbol.
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.
Tiempo de generación: 0.01 segundos 3,041,516 Visitas únicas