Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 39

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/choapa12/public_html/files/maincore.php:35) in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 186
NUEVO DIARIO DIGITAL DEL CHOAPA - Noticias: 22 DE DICIEMBRE DE 2013
Diciembre 12 2018 12:15:44
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 2

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
22 DE DICIEMBRE DE 2013
columna
Luli pensó que temblaba cuando estuvo en Punta Arenas, estaba asustadísima la pobre al extremo que le temblaba la silicona. Y era solo el viento, pues aquí tiembla tarde mal y nunca.

La esposa de Kramer es una morena exquisita, el resto de la película apenas da para cuatro.

¿Concurrió a asegurar su pega para marzo? No se deje estar, pero tampoco exagere. Cuando me tocó a mi, me advirtieron en su momento: los agregados de prensa designados, no pueden asegurar su puesto hasta estar sentados en el avión que los lleva a destino. Igual a don Pio lo trajeron de vuelta de Francia cuando iba rumo a Croacia pues Carlos Figueroa, entonces canciller, lo mando a llamar pues tenía problema as pendientes con el SII.
Ignoro como se darán las cosas con la nueva pillería como la apodan los momios, pero no pierda de vista la pedida o la promesa. La pecha es atroz, entre los nuevos y los viejos; los primeros dicen que los segundos ya tuvieron su premio, los segundos se atribuyen experiencia y que uno no va a los cargos a aprender.
En su momento implorábamos para no aparecer en la prensa, ni que nadie mencionara nuestro nombre. Lo contrario era quemarse.
A quienes daban por seguro para un cargo de confianza del Presidente, les aconsejaban discreción absoluta. Y efectivamente quienes se mandaron las partes en su oportunidad, nunca lograron el codiciado cupo.
Recuerdo que los diarios especulaban en el verano de 1994 con los nombres de los agregados en las Embajadas ya fuese de científicos, culturales, laborales o de prensa. Si un medio quería evitar que partieras, bastaba con que a título de nada publicara: “En fuentes de la cancillería, se menciona a fulano de tal para la embajada de aquí y a la periodista equis para la de allá”. Con un poco de chaqueteo y una dosis de hijodeputismo, podía leerse: “lo cual ha causado escozor en determinados círculos, especialmente” y nombraban al entorno donde el apitutado figuraba como persona non grata.
Arnoldo Hernández, alias “el choclo”, antiguo agregado de prensa de la Embajada de Chile en Ecuador enviado por Eduardo Frei Montalva, decía: “No te sientas dueño del cargo hasta en pleno vuelo rumbo a destino”.
Ni siquiera eso. Me tocó en Francia, conocer a un señor llamado Pío S. El ex Presidente Frei Ruiz Tagle, lo mandó a Croacia de Embajador pero en su escala parisina, don Pío encontró un fax en el cual el canciller de entonces, Carlos Figueroa Serrano, le ordenaba regreso inmediato porque no quería arriesgar un sumario de la Contraloría a raíz de ciertas irregularidades encontradas en su empresa. El caballero jamás llegó a conocer Zagreb.
Si una colectividad quiere quemar a un candidato a ministro, basta con que filtre su nombre y una manchita que empañe el tejado de vidrio. Tan simple como eso. Y supieran ustedes como vuelan las cerbatanas con cicuta en la punta en estas semanas.
Es más. Suponemos que Bachelet, Presidenta desde su regreso a Chile tiene su gabinete con respectivos subsecretarios totalmente resuelto, lo contrario sería inexplicable. ¿Dónde están los cabos sueltos? En el qué hacemos con “los nuestros” perdedores o que resolvieron no postularse, los que trabajaron como chinos en una campaña ganada de antemano. ¿En qué los colocamos sin provocar reacciones adversas? Puede ser un cargo de confianza de menor grado o una postulación arreglada. Ocurre que a veces los apitutados en potencia son pretenciosos y no se conforman con una oscura y alejada gobernación e incluso con la subsecretaría de un ministerio de los que la ciudadanía ignora los pasos.
Todo un intríngulis como escribía en su momento don Emilio Filippi.
El no ser tomado en cuenta, puede transformar al que estuvo cuatro años marginado en un pasado a las filas del enemigo o lo que es más peligroso, en un krumiro al interior de la nueva pillería como le pusieron los momios.
En el dominio democratacristiano, tan fortalecido en nuestra región, conocí antaño a militantes que daban por sentado su cargo. Y válgame Dios si por arte del birlibirloque fueron omitidos. Sentían su amor propio avasallado, pisoteado, pues al cabo de tantos años que le sumerjan la nariz en la exigencia de la empresa privada implicaba dos fenómenos dolorosos: mantener el trabajo solo gracias a los méritos laborales y carecer de un defensor, llamado la colectividad, que tiene el poder de mostrar muchas tarjetas amarillas durante un desempeño, pero difícilmente una roja.
*ex apitutado.

Sigo con Zweig y Magallanes.
Las especies provenientes de los países de Asia condimentan la vida de los más ricos que pagaban el precio de la pimienta a valor oro al extremo que los Fugger y Welser construyeron gracias a esos granitos sus palacetes venecianos.
La obra del alemán es maravillosa si tomamos en cuenta la absoluta ausencia de google para fisgonear en investigaciones de terceros y extraer un poquito de sal para condimentar la propia.
Me llama la atención que treintañero, casi un adulto mayor en esos años, Magallanes contrae matrimonio, hace un hijo y zarpa al poco tiempo para dejar cuan Penélope a su esposa, quizás secando charqui en el tejado, porque a diferencia del imaginario rey de Ítaca, éste Ulises no retorna a Sevilla ni a Sabrosa pues muere asesinado en Filipinas en su primer acto de imprudencia al subestimar a un jefe de una tribu isleña y declararle la guerra. El mismo sale a combatir pero ignora que las barreras de coral impiden el avance de su barco. Los tripulantes deben desembarcar y camina hacia la playa con el agua hasta la cintura y aparecen los igorrotes y los hacen ñachi. Magallanes el que se lo pudo todo termina fileteado como corvina.

El autor Zweig y su esposa, se suicidan en Petropolis en 1942. Huyeron del nazismo en su calidad de judíos. Cuando cae Singapur piensan que Hitler se apoderará del globo terráqueo y los alcanzará a Brasil.
Otro judío, Walter Benjamin, filósofo y ensayista, ingiere una dosis fatal de morfina para quitarse la vida en Port Bou (Puerto Bello en catalán), cerca de la frontera con Francia. En pleno viaje hacia los Estados Unidos, su visa tarda en llegar. Ante la paranoia de ser devuelto por los franquistas a la Francia ocupada por los alemanes cree que lo mejor es morir.
Zweig como muchos judíos alemanes no era feliz en su condición de tal. Muchos pensaban que por haber nacido en Alemania, los hacía diferentes a los judíos del Este y por lo tanto, marginados del holocausto. Mi abuelo Martin fue uno de esos tontos. Sin embargo la sangre tira y escribe un libro donde asume que de la raza de origen nadie se puede sacudir
“Mi madre y mi padre eran judíos sólo por un accidente de nacimiento", escribió.
Pero, una de sus novelas, El Candelabro Enterrado narra la historia de un judío, que hizo del objetivo de su vida el preservar la menorá (lámpara de siete brazos, símbolo hebreo, que se supone reproduce una zarza)

Era fregado ser judío en una época, aparte de los apellidos que te daban “treppengelaender” (baranda de escalera), hutschnaecker (lombriz de sombrero). Peor hay un apellido ario alemán que provoca escozor, y es verídico: Fick (follar). Se imagina al presentarse: Juan Follar, mucho gusto.
Había olvidado que esta semana cae Navidad y como todos los años, incluyo en esta columna mis tres horribles cuentos de Nochebuena. Hace cinco años una aludida quiso demandarme al Sernac, pero como es un servicio gratuito y además, no la nombraba.




PRIMER RELATO ESPANTOSO
LAVADORAS PARA CONQUISTAR NIÑOS AFGANOS

En el entorno de David apareció un tal Steve, de actividades inciertas. Mi amigo lo ve así: “Un tipo curioso y atractivo ese Steve. Quizás había algo antisemita en él pero conmigo jamás lo demostró.
Nunca olvidare tu rostro cuando en Dieppe, a la hora de los postres te pide prestado a tu hijo Martín que tendría unos ocho años para llevarlo a pasear por la playa. El niño estaba aburrido en medio de la conversación de adultos que versaba sobre antigüedades y viajes. Era de noche y lloviznaba.
Cuando el paseo comenzó a alargarse mas de lo que presupuestado manifestaste abiertamente tu preocupación. Al fin y al cabo Stevie, te habíamos bromeado, era aficionado a los niños. Lo cruel del caso es que era cierto, ningún chiste. Salimos desesperados a buscarlos y al cabo de diez minutos los sorprendimos tirando piedras desde la orilla al Canal de la Mancha.
Steve por sus conductas, fue invitado a abandonar Egipto donde prestaba servicios a la CIA o algo similar. Hubo enredo de niños en esta acción. Quiso el destino que su próxima asignación fuese Afganistán cuyos donceles son preciosos. Su misión era acoger a los huérfanos y destinarlos a hogares norteamericanos o europeos pero este trámite requería su tiempo.
Al ver tanto niño andrajoso, Steve se preocupó de comprar dos lavadoras. Apenas llegaba un chico a casa, le ordenaba meter toda su ropa a la máquina. Mientras, ellos se calentaban desnudos frente a la chimenea. De esta manera se regalaba un gusto visual.
Steve hizo suya una frase “Si quieres conquistar niños, tiene que partir comprándote una lavadora”.
Vivió muchos años en este país asiático y talibán y fue bastante feliz. ¨ ¡Era que no! De pronto he dejado de tener noticias suyas; allá puede ocurrir de todo o quizás en una de esas reaparece por Dieppe la noche de lluvia menos pensada”.
SEGUNDO RELATO HORRIBLE
Anoche soñé con Raquel Argandoña (este cuento breve obtuvo el premio Pillow de su género, ex aequo con)
Desperté e imaginé a Francisco Vidal a mi lado luego de hablarme toda la noche y mostrarme los chocleros.
y
Evelyn, ¿por qué dudaste tanto en responder si habías sido siempre fiel a tu marido y terminaste con algo así como depende lo que entiendan por fidelidad?
TERCER CUENTO ABOMINABLE
“Mira aquí estamos sentados en el aeropuerto de Punta Arenas esperando una sopa de tomates que pedí hace 20 minutos. Es arrojar el polvo de un sobre a una taza de agua hirviendo y ya esta…Y sin embargo creo que por lo que sirven hubiese, sido más rápido y menos arriesgado de perder el avión un hotdog o un churrasco.
Esta mañana en el Hotel Plaza quise darme un baño de tina. Pero faltaba el tapón. Me vestí a medias bajé a la recepción, el tipo no me comprendió de modo que subió conmigo. Le hice una demostración de lo que faltaba y me trajo, al cabo de unos minutos, dos tapones. Ambos demasiado grandes. Me tuve que duchar.
Esto me trae a la memoria que hace unos diez años alojé en el gran Hotel de Sopot, ciudad del mismo nombre que cobijó a Adolf Hitler en Polonia, durante la Segunda Guerra.
Hitler acudía a ese hotel en cuya suite presidencial albergaba una enrome tina de baño que en exactamente treinta segundos, estaba llena, en otras palabras te distraías y se inundaba la habitación.
Yo estaba encaprichado con esa tina, con ocupar la misma pieza de quien causó la el asesinato de las tres hermanas de mi padre. Ahí estaba tirado, en medio del agua cavilando cómo un judío, a medio siglo de la muerte de Hitler, estaba usando es a misma tina que relajaba al loco en sus viajes a Polonia.
Te imaginas amigo mío, ¿qué habría ocurrido si llenar la tina hubiese tardado veinte minutos como la sopa de tomates y que el mayordomo no hubiese encontrado el tapón adecuado? Lo habrían despachado a Auschwitz; como a mí si Hitler estuviera vivo.
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.
Tiempo de generación: 0.07 segundos 3,241,327 Visitas únicas