Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 39

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/choapa12/public_html/files/maincore.php:35) in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 186
NUEVO DIARIO DIGITAL DEL CHOAPA - Noticias: 23 de octubre de 2011
Octubre 19 2018 08:39:02
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 3

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
23 de octubre de 2011
columnaValeria Sarmiento ni si ni no cuando le planteo venir a Punta Arenas cuando termine la película La línea de Wellington que inició Raúl Ruiz.
Octubre del próximo año se le plantea tan pero tan lejano.
Así me reta Federica Matta: Mais tu est con (eres un h…) A los sesenta años, te conviertes en padre en vez de invertir la madurez adquirida en escribir buenos libros, en volcar tus conocimientos culturales. En cambio, te desgastas en quehaceres domésticos que te fueron bien hace veinte años pero ahora acuden en desmedro de asuntos mas propios de tu edad”.
Como su perorata que pese a emanar de su lindo rostro es dura, simplemente acoto: "Tengo entendido que tu padre tuvo a tu media hermana menor (Alisee) a los sesenta años”.
Silencio. Además la respuesta es obvia, Matta jamás cambió un pañal ni dejó su creación por sus vástagos.
La artista se la ha jugado en serio por nuestros alumnos en paro. Su afiche es fabuloso y circula internacionalmente. Odette solía decirme que yo le echaba el ojo con malicia a Federica, pero Jodorowsky me la ganó.
Si la invitan a Illapel, viene y hace una plaza, se los aseguro.
Esperanza Silva adora los hombres maduros. Ella es muy exquisita. J` ai de la chance, diría mi ex esposa. Un viejo colega al que se le cae el K7(¿y bosnia?) dice que uno de los afortunados fue alguna vez mi buen amigo Luis Alarcón.
Jorge Babarovic me obsequia “Off the record” de Rodrigo Barría Reyes, periodista mercurial, en una biografía autorizada de la brillante Raquel Correa Prats.
Mi querida colega, que antes me hostigaba por no estar colegiado (1968), terminó siendo una gran aliada, me defendía ante los ataques de María Eugenia Oyarzún, entre otras cosas.
Recuerdo el verano de 1978, el primero de vacaciones con nuestro hijo Juan Cristóbal, a Con Cón. La casa de Raquel era de madera, cómoda, bonita, hecha por su marido Eduardo Amenábar.
Al llegar, nos pide que salgamos a pasear y le dejemos a Juancri. Nos da algo de ner vio pero lo hacemos. Raquel era muy acogedora, simpática y tierna
No menciona Raquel en sus declaraciones a Barría que cuando quedó cesante por culpa de doña Lucía Hiriart, la llamé para que se incorporara a Sopesur para sacarla de la cesantía que era injusta a morir. No se concretó porque le salió un trabajo mejor.
No fue muy feliz la vida de Raquel-debe de tener 72 años ahora. Como por culpa de un accidente no puede procrear, adopta un niño que pronto y hasta ahora manifiesta problemas.
Inolvidable cuando Pinochet trata de lucirse: “Nunca le he concedido una entrevista”, a lo cual Raquel responde: “Porque jamás le he pedido una”.
Cuando durante la UP le negaron extensión a nivel nacional al canal dirigido por el momio Raúl Hasbún entrevista a Hortensia Bussi de Allende. Al final, aun en el aire, le comenta si estuvo bien en programa. Tencha responde que sí, ante lo cual Raquel agrega: “¡No le hubiese gustado que lo vieran en todo el país?
Raquel tenía esa dote de manejar el pin pón, cosa que jamás pude. Siempre suelo decirme:¿Por qué no fui capaz de responderle al tiro tal o tal cosa? En cambio ando arrepintiéndome de lo que no indagué o llamando a la persona con lo cual pierde el efecto cognitivo.

Iba caminando por Huérfanos cuando recuerdo estar invitado a ver “Anónimo”. Me meto al Hoyts y asisto a la función prensa. La cámara persigue incansa cansa cansablemente al protagonista. Lo que pudo ser mejor, resulta regular. El tema de la pedofilia esta bien llevado incluso ese voyerismo camuflado.
Si me embriagas soy tuya. Jamás olvidaré la frase de Mariela E. ,a periodista peruana con la cual coincidimos hace más de 30 años en Alemania. Finalmente la embriagué, pero la morena sabía muy bien lo que estaba pasando.
“Cuando en 1878, Chile sostenía sus derechos sobre la Patagonia, que la Argentina también pretendía, el intendente de la provincia de Valparaíso, Eulogio Altamirano, visitó mi Escuela Superior. Al imponerse de que en mi sección se estudiaba la Constitución Política, preguntó a los alumnos en qué fundaba entonces Chile su pretensión a la Patagonia. Nadie supo responder. Cuando me la hizo a mí, diserté sobre el particular con cierta suficiencia. Al retirarse de la escuela, Altamirano encomió a la dirección y a mí. Pero llevó además su gentileza de remitirme como premio especial un ejemplar de la Constitución comentada con una hermosa dedicatoria que hasta ahora la conservaría como preciada joya si un incendio en casa no la hubiera reducido a cenizas”*.
Muy orgulloso de su antepasado, Arturo Benavides Santos, el único casi niño que combatió en el Lautaro en la Guerra del Pacífico a los 14 años como cabo y sargento precoz (lo hizo hasta el final del conflicto) el abogado Luis Villamán Benavides me obsequia el ejemplar de las memorias de su antepasado (“Seis años de vacaciones”*) y luego observa la torre Eiffel iluminada en esa noche de otoño europeo. Hablamos del invierno y comenta: “Aun no me explico cómo dejan perecer el refugio histórico en Farellones de la Universidad de Chile. Era un centro de acogida de cientos de niños que se llevaban a esquiar para que se hiciera de este deporte, algo tan popular y poco elitista como en Europa”. Antiguo presidente de la rama de esquí de la “U”, residente en Francia desde 1974, Villamán es una persona exquisita, atenta y hasta un tiempo atrás, bastante receptiva con los chilenos curiosos que preguntaban cualquier lesera al ver su barco arenero, peniche, que son residencias ancladas en el Sena y en canales adyacentes, atraídos por la bandera chilena.
Pero el capitán debió arriar el emblema patrio por el Mundial del 98 que atrajo a demasiados copuchentos y por cuanto la rotería de exportación conllevaba a que le gritaran unos soeces “mijita rica” a su estupenda esposa, la brillante periodista de Radio Francia Internacional Isabel Godineau cuando tomaba sol en cubierta.
Godineau es una amante de Chile. Lo ha recorrido de Arica a Puerto Williams y para ella la Patagonia es lo mejor que hay. Su pasión por Chile supera a la de su esposo más pragmático. El año pasado cuando viajó por a los confines de Tierra del Fuego quedó más que asombrada. De hecho la pareja viene a Chile dos veces al año pues adquirió un departamento en Santiago.
Como profesional, aprendí con ella la diferencia entre preparar programas radiales en el mundo desarrollado y el repelente pretencioso que se hace llamar “en vías de”. Una semana de producción por hora de señal. Archivos, voces, entrevistas de ayer y hoy configuran una emisión que contrasta con lo que hace uno, tirando al aire lo primero que encuentra a mano y si no lo hay, se recurre a la memoria y, en última instancia, al primer impreso que está al lado de la mesa de control.
Los conocí, al cumplirse el bicentenario de la revolución francesa cuando crucé en pontón botella de pisco en mano enviada por el actor Fernando Bordeu (QEPD). “Amigo de Fernando, amigo nuestro”, exclamó. y desde entonces han sido invitados especiales en casi todos mis libros. De hecho en “Ánimas del Estrecho”, están en el punto de partida sacados del Sena e impuestos frente a la Costanera, en una fantasía alucinante.
Yo se Luchito querido, que te dará la lata enorme cuando leas esto, pero ya queda poca gente como ustedes, acogedores, cariñosos y bien nutridos de buena conversación, algo tan ausente hoy en día.
El menor entusiasmo por nuestro país del abogado egresado de la Universidad de Chile, gran amigo de Claudio Huepe, se genera en razones validas. Compran un departamento con vista a la cordillera en Ñuñoa, creen en el plan regulador, y al cabo de un tiempo, en vez de los picos nevados, ven por la ventana ropa colgada de un balcón en un edificio de 20 pisos, construido casi entre gallos y medianoche.
Sesentón bien mantenido, mantiene solito su nave, la Sainte Rita, lo cual involucra hacer y deshacer nudos, estar al timón cuando cada cierto tiempo la lleva a “revisión técnica” (es requerimiento la licencia de capitán porque trasladar esa mole es tarea complicada, ignorar las precisiones de la navegación puede implicar un choque contra los arcos centenarios que sostienen los puentes del rio y no hay sanción que solvente el daño histórico), estar cerca o lejos del quai según las crecidas del Sena, en fin, un tema que lo mantiene entre el ser o no ser con la santita flotante.
En el living del barco hay un gran retrato de Ernest Hemingway; cuando pasan los bateaumouche (naves de turismo), el rostro del escritor se ilumina de luces multicolores. Es un fenómeno curioso, bello y a veces hasta extraño especialmente cuando el champán comienza a aplicar sus atributos de vino navegado.
Por diferentes circunstancias, desde invitado formal hasta colado por una disputa con la señora, he ocupado el camarote de proa y dormido al vaivén del suave oleaje.
Recostado en cubierta en una silla de playa con una botella de blanco en el balde con hielo, muchas veces he observado el cielo cruzado por las estelas blancas de los aviones, más abajo el tren que pasa por el quai del frente, un poco más arriba el Metro por encima del Sena de Passy hacia BirHakeim, por otro lado la avenida que lleva al Pont de l´ Alma donde tuvo lugar el accidente de lady Diana y mirando al río, los barcos. O sea confluyen todos, pero todos los medios de transporte en un solo nudo.
Para cerrar, evoco desde vuestra casa queridos Lucho e Isabelle esa noche de cambio de milenio, cuando a las doce en punto la torre lució su nueva iluminación, como un fogonazo, una estampida multicolor, acompañada de los fuegos de artificio que celebraban el advenimiento de una presunta nueva era, que por muy simpáticas las cifras, no era otra cosa que otra vuelta al mito del eterno retorno.
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.
Tiempo de generación: 0.01 segundos 3,041,563 Visitas únicas