Agosto 18 2018 22:11:00
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 3

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
6 de noviembre de 2011
columnaAnita en la calle, Luli a lo Sharon Stone pero en el suelo, obsesión con las imágenes nuevas de Isla de Pascua, amen. La Navidad comienza a asomar y hay que sacar cuentas de regalos, vamos subiendo la cuesta que arriba en la billetera nos sacarán la cresta.
Viene a Magallanes Eduard von Europa. Quiere hacer varias entrevistas, incluido el suscrito.
Cuando le manifiesto mis dudas sobre su nombre me aclara que el único cambio fue en Eduard, que antes se escribía Edouard. Plop.
Me meto a google, porque me parece sospechoso no solo su nombre, sino que aloje en el Hotel Cabo de Hornos. Un periodista chileno del Publimetro y de la revista El Delfín, (una publicación por muy internet con esa marca que recuerda a los delfines políticos de los estadistas, hace que más sospechoso todavía se me haga el joven), que vaya a un hotel cuatro estrellas aspirante a cinco o es financiado por un padre millonario o lo manda lo que queda de la KGB.
Pero no, es un canje. Vale.
Leo Publimetro y me cercioro y compruebo: la von Europa escribe muy bien, el hombre sabe.
Habrá que esperar y ver, total se queda más de dos semanas en la región.

A raíz de la exposición que se inaugura en estos días de Nemesio Antúnez en el “Dreams”, de Punta Arenas vale la pena resucitar a Enrique Zañartu, su hermano menor, quien quiso separar aguas desde muy temprana edad, ya radicado en Nueva York, y comenzó a firmar con su segundo apellido. El tercero del trío de artistas, el benjamín, Jaime, escultor, mantuvo su nombre
Enrique Antúnez Zañartu, nació en Auteil, Francia, el 6 de septiembre de 1921, y falleció en París el 13 de junio del año 2000.
Su vida posterior trascurrió en París y Florencia hasta 1944, cuando por motivos de la guerra se trasladó a Nueva York, Estados Unidos lugar donde se exiliaron importantes artistas europeos. Estudió grabado en el Taller 17 del británico William Hayter donde tuvo por compañeros a importantes artistas como Ives Tanguy, Marx Ernst y el chileno Carlos Faz.
Regresó a París en 1949 con el propósito de organizar el establecimiento del taller de William Hayter en la capital del arte europeo.
En la segunda mitad de la década del sesenta participó del proyecto poético de grupo de artistas y arquitectos de la Universidad Católica de Valparaíso, liderados por Alberto Cruz y Godofredo Iommi. Este se llamó Ritoque y estaba entre el balneario de Concón y Quinteros, en la Quinta Región. Constaba de una ciudad enclavada en medio de las dunas, y hasta el día de hoy se observan sus ruinas como de salitrera abandonada. Una utopía digna de la época de sueños de la década del nacimiento de los Beatles, beatnicks e hippies.
Nunca imaginaron que Ritoque, siete años más tarde iba a convertirse en un campo de concentración política.
Realizó una amplia labor académica en importantes instituciones norteamericanas y europeas
Al igual que su hermano Nemesio, dio especial importancia al grabado como forma de expresión artística, elevándola de su calidad de arte menor. Sus trabajos gráficos han ilustrado publicaciones de Pablo Neruda, Julio Cortázar y Octavio Paz.
En un quien es quien, efectivamente fue más conocido en el mundo que Nemesio.
Huraño, hosco, desconfiado, Enrique inspiraba sobre todo terror en quienes no lo conocían; quienes lograban ingresar a su departamento-taller en la rue de Tolbiac en París, cambiaban pronto de parecer.
Para llegar a su casa, había una opción, la rue Javelot, un callejón medio siniestro que el propio Zañartu desaconsejaba: “No entres por ahí, provoca depresión”.
La relación con Nemesio fue feble. Si bien el Antúnez de Chile brilló con propias luces, la competencia con su hermano en el extranjero fue dispareja. Le reprochaba Enrique, entre muy amigos, que cuando Nemesio fue director del Museo de Bellas Artes, nunca le organizó una gran muestra, aduciendo, que por ser su hermano, iba a ser mal visto.
Humilde en extremo con su obra, era incapaz de promoverse bien. Vivía por sobre todo de sus grabados, de las clases que impartía y con el sueldo de su esposa, de la Escuela de Artes y Oficios. Lograba sobrellevar una existencia sencilla donde la conversación frente a un quesito y un botellón de vino sencillo prevalecía por sobre las aparatosas “vernisage” de las galerías.
En Nueva York, en el “Taller 17” fue considerado uno de los mejores grabadores de la década del 40, pero quizás le faltó lo que ahora predomina en el arte, “marketing”.
Una de sus mejores amigas era la pintora Irene Domínguez, gran amor de Juan Downey-inseparable algún tiempo de Thomas Daskam, asiduo visitante a Río Verde-.En ella y algunos escasas personas, depositaba su confianza y una buena dosis de amargura.
En una oportunidad, para una exposición de pintores chilenos residentes en Francia, le pedí prestado un cuadro, bastante grane titulado: “La Crisálida”. Como no cupo al interior del vehículo, lo transportamos en el techo, agarrando los bordes con la mano.
De pronto se larga a llover con viento, como si estuviésemos en Magallanes. “La Crisálida” comenzó a mojarse y yo a traspirar de pánico pues se me estaban estropeando diez mil dólares sumado a la rabieta que podría esperarme ante la catástrofe de parte del temperamental Zañartu. Si acelerábamos, corríamos el riesgo de quebrar el bastidor y rajar la tela. Un lío.
Con Rafael Faúndez, portero de la Embajada, sufrimos de lo lindo antes de llegar a destino. La Crisálida finalmente arribó a buen puerto y fue apreciada, junto a otras obras de pintores nacionales, por el Presidente de la República de Chile de entonces (Frei hijo) para quien armamos esta muestra.
Organizar exposiciones y actividades era cosa frecuente. En una oportunidad, en 1999, como embajada, llevamos a treinta artistas chilenas a un intercambio denominado “El genio de la Bastilla”, en el que participó nuestra conocida directora del Consejo de la Cultura de Magallanes, Paola Vezzani. En la ida, ningún problema con las anfitrionas parisinas; en la recepción de las artistas francesas en Chile la cosa se puso color de hormiga. Una de las pintoras nacionales rehusó acoger a su par gala porque trajo consigo a su pareja, mujer.
El encargado del tema, Emilio Lamarca Orrego debió ingeniárselas para cobijar a la artista y su acompañante en casa de gente de mentalidad más amplia.
Pablo Schilling es como el Jorge Valdivia del modelaje, lo pillan a cada rato engañando a su pareja. Y al parecer todo se perdona.
Y ocurre que la señora, Fabiola Pérez Vega, que está detrás de la cámara todos los viernes a las 8 de la mañana en ITV Patagonia, fue asistente en la película Breaking the waves de Lars von Triers. El viernes pasado hablé de Manuel Claro el director de fotografía del danés, nacido en Chile en 1973 y partió al exilio al año siguiente a Copenhague.
Sencilla la mujer, me cuenta algo sobre el cineasta e igual de piola como Claro, nada de bulla pese a haber estado metido con los tops del cine.
Piñera asegura que la crisis no afectará a la clase media ni a los pobres. Gracias tatan, podremos dormir tranquilos.
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

10/05/2018 11:12
HOMENAJE A JUAN LUIS SOTOMAYOR (12/2009) https://youtu.be/.
..

18/05/2015 11:32
TITÍN MOLINA se la juega por el 9 http://www.youtub...e=
youtu.be

04/05/2015 15:24
TALLER TAUCÁN: SARAKE http://www.dailym.
..rake_music

sumac
03/04/2015 13:33
Critica nos ... escribo del documental . ES una forma de aportar al mejor VALOR de nuestra identidad .TAUCÁN .-
Tiempo de generación: 0.09 segundos 2,879,280 Visitas únicas